Economía y Empresa 


¿Influyen tus vacaciones en cómo te ven los demás?

Cuando llega el verano a todo el mundo le gusta descansar y tomarse unas merecidas vacaciones. Normalmente hacemos cosas que nos gustan, pero en las tendencias que vemos los últimos años, observamos el impacto social que tienen las vacaciones.

Hace 20 años quien se iba de vacaciones era un privilegiado. Pocos ganaban dinero como para gastar una parte en viajes de placer. Poco a poco se ha generalizado, hasta el punto que la persona que no se lo puede permitir se siente mal. El entorno la hace sentirse inferior al resto. Pero es que solo hay que ver los números: en 2015, los españoles gastaron de media unos 1000€ en vacaciones y en 2016 el doble. La pregunta es: ¿Hasta qué punto influyen tus vacaciones en cómo te ven los demás?

Las odiosas comparaciones

Los humanos tendemos a compararnos, no queremos ser diferentes. Eso nos afecta en todos los aspectos de la vida: desde que empezamos el colegio hasta que nos jubilamos… parece que hacemos competición a ver quien tiene la paga más suculenta. Es un vicio que nos acompaña durante toda nuestra vida. Evidentemente, eso tiene un efecto en la forma que vemos a las personas que nos rodean.

Solemos juzgar a la gente por las cosas que tiene (o no tiene), y la vacaciones van en este lote. La respuesta a la pregunta que se plantea es un rotundo sí. Tu vecino, tu compañero de trabajo, incluso tu mejor amigo se van a formar una opinión de tí según las vacaciones que hagas. Te guste o no, es así.

Pero, ¿Qué dicen de ti exactamente? A decir verdad, eso dependerá de la persona que ‘emite’ el juicio. Una persona con valores sencillos puede ver un derroche donde otros ven un ‘quiero y no puedo’. Francamente, lo mejor es tratar de olvidar estas cosas, y planificar unas vacaciones que realmente puedas permitirte. De otro modo, pagarás un hotel carísimo y no podrás dormir pensando en lo que te ha costado. Pero eso no significa que no puedas programar un viaje.

vacaciones

En 2015, los españoles gastaron de media unos 1000€ en vacaciones y en 2016, el doble

Vacaciones asequibles prácticamente a cualquier bolsillo

Irse de vacaciones no tiene por qué ser una ruina. Solo hay que planearlo bien, con tiempo, y adecuarse a un presupuesto realista. Si ganas 6000€ al mes, seguro que te gusta hacer un viaje al Caribe. ¿Y qué pasa si tienes un sueldo normalillo? Hay soluciones. Puedes hacer viajes realmente interesantes sin tener que cortarte las venas. Aquí algunas sugerencias:

Planifica tus vacaciones con tiempo

Los packs vacacionales que puedes contratar entre marzo y mayo se venden alrededor de un 20% más barato. Lo mismo pasa cuando compras los billetes de avión. Si tienes vacaciones en agosto y compras los billetes en el mes de julio, te gastarás seguro más del doble que si hubieras comprado en marzo. Con los hoteles es diferente, porque suelen tener tarifas según la temporada, pero si reservas con tiempo puedes ahorrar sorpresas: los hoteles más baratos están llenos y tienes que gastarte más dinero en el alojamiento. Una buena previsión a tiempo te ahorra mucho dinero.

Elige un destino razonable para tus ingresos

Si no puedes irte muy lejos, no tienes por qué renunciar a unas vacaciones para descansar después de todo el año trabajando. Elige un destino más cercano. ¿Qué tal los destinos nacionales? A veces nos retraemos porque parece que no nos movemos de casa, pero aquí en España hay ciudades de lo más interesantes. Seguro que te gastarás mucho menos en un viaje por la Península, que cuando entran billetes de avión y hoteles en el extranjero.

Cíñete al presupuesto

Tener un presupuesto es imprescindible. Las vacaciones no se pueden dejar a la casualidad. Durante todo el año, haz una previsión de cuánto quieres gastar, y a partir de febrero-marzo, ve cómo está tu cuenta a parte para vacaciones. Entonces, cíñete al presupuesto. La planificación no sirve de nada si te la saltas a la torera. Y si no te llega para el viaje de tus sueños, no te agobies: trata de hacer actividades diferentes y disfrutar al máximo del tiempo libre. Si por hacer un viaje gastas más de lo que realmente puedes solo por aparentar, sufrirás las consecuencias todo el año. Y cuando pasen unos meses y te recuperes, vuelta a empezar.

Seguro que con estas sugerencias podrás disfrutar más de tus vacaciones, digan lo que digan los demás. A fin de cuentas, lo importante es sentirse bien y disfrutar de lo que haces cada día sin tener que pedir un crédito para ello.

Vía|Elaboración propia, Alicante Actualidad

Más información| El Economista

Imagen|Pixabay

En QAH|¿Puedo alquilar mi casa durante las vacaciones?5 tips para el uso eficiente de la tecnología en vacaciones

RELACIONADOS