Trending 


¿Incluir juguetes eróticos en mi vida sexual?

Los  juguetes sexuales son artículos o dispositivos relacionados con diferentes prácticas sexuales y diseñados para ayudar, promover y mejorar nuestra vida sexual, tanto en pareja como en solitario.

Todos conocemos algunos de estos juguetes (vibradores, bolas chinas, anillos genitales…) y parece que su uso se va desdramatizando y popularizando.  Muestra de ello es que para adquirirlos ya no hace falta ir a uno de esos “sex shops” lúgubres y oscuros que tanto morbo y respeto nos daban en el pasado, ahora se denominan “tiendas de artículos eróticos”, se decoran de forma moderna y luminosa y, en ellas, podemos desde degustar desde un té afrodisiaco hasta llevarnos una muñeca hinchable con la forma de nuestra estrella más deseada o adquirir el último modelo de vibrador digital.

costume-15682_1920Atrás quedan esos tiempos en los que una serie de creencias erróneas, miedos y sobretodo la vergüenza y el “qué dirán”, reprimían nuestro instinto y nos impedían ver el sexo de una forma lúdica, como una diversión erótica en la que potenciando nuestra imaginación podemos dar rienda suelta a nuestro apetito y alcanzar nuevas cotas de placer sexual.

 

Y es precisamente la búsqueda de ese “placer total” el que nos anima a comprar y utilizar todo tipo de juguetes sexuales. Complementos, más o menos curiosos, cuyo propósito es brindarnos un sexo lo más placentero posible.

Sus usuarios se hartan de alabar sus virtudes en público.  Tanto en pareja como en soledad, los juguetes sexuales parece que siempre suman, que siempre aportan y mejoran. Y más si tenemos en cuenta que son productos que pueden hacer lo que ningún cuerpo humano puede, como rápidos movimientos, consistencia y duración sin cansancio

Y por si fuera poco todo lo anterior, ahora también se ha demostrado que los juguetes sexuales ayudan a mejorar nuestra salud íntima.  Estudios realizados confirman que el uso de juguetes sexuales es beneficioso en múltiples áreas, incluyendo los beneficios que tienen para las personas con alguna discapacidad, ayudándoles a lograr una mejor vida sexual.

Aunque muchos sexólogos y expertos alertan de los peligros que un uso obsesivo de estos aparatos pueden producir, son otros aspectos relacionados con su uso los que pueden presentar problemas.  El aislamiento emocional, la suplantación de la pareja, los celos que pueden provocar o incluso la monotonía son consecuencias sobre las que avisan los expertos y que nos hacen ser prudentes antes de optar por ellos.

Superados ya los mitos de que los juguetes sexuales son cosas de depravados, pervertidos o adictos al sexo o de que pueden producir enfermedades, lo cierto es que una gran mayoría piensan que son solo herramientas para adultos hechas con el propósito de ayudar a mejorar la calidad del sexo.  No son imprescindibles para tener buen sexo, pero ayudan a mejorarlo.  Tampoco son la solución a nuestros problemas sexuales, ni un sustituto para la pareja, pero pueden ser un apoyo saludable que nos ayude a explorar, descubrir, conocer, estimular y mejorar nuestra respuesta sexual.

¿Tú qué opinas?

Por Juan Canut

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/15036/utilizar-juguetes-sexuales"]
RELACIONADOS