Jurídico 


Incidencia política de las ONGD

megaphone-147176_1280Las recurrentes y diversas campañas de denuncia social promovidas por actores políticos emergentes, entre otras actividades de incidencia política, ponen aún más de manifiesto la aparición de un escenario político en el que cada vez cobran un mayor peso entidades y movimientos que hasta ahora habían visto mucho más limitada su capacidad de influencia en la opinión pública en comparación con los actores políticos tradicionales, como son los partidos políticos y los grandes grupos de comunicación. El propósito de estas líneas es indagar sobre las actividades de incidencia política acometidas por un subtipo de esos actores, las Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo (ONGD), las cuales no escapan a los retos propuestos por el nuevo escenario político en actual evolución.

El ámbito de acción de estas organizaciones se caracteriza por su amplitud y especialización. La casuística es diversa, pudiéndonos encontrar con entidades que promueven el desarrollo social a través de la participación en proyectos de diferentes sectores (sanidad, educación…), como los que prioritariamente concentran su actividad en áreas determinadas, como son las ONGD que agrupan a un mismo tipo de profesionales.

Sin embargo, todas comparten la circunstancia de que su actividad y objetivos se ven condicionadas por la política, debido a la indiscutible influencia que las decisiones y medidas gubernamentales tienen sobre el desarrollo, tanto a nivel interno (gobernanza) y externo (cooperación internacional); y en este sentido, resulta coherente la aspiración de todas ellas a ser oídas en la arena política, lo cual exige un permanente esfuerzo de formación y actualización de conocimiento técnico para promover que sus miembros puedan desenvolverse con eficacia frente a otros actores (como el Gobierno y otras ONGD) en los debates que atañen a los diversos sectores del desarrollo.

El repertorio de medidas que las ONGD toman para estos fines es diverso en tipología y alcance, pudiendo recurrirse desde a las mencionadas campañas de  denuncia y sensibilización, como a la participación en espacios institucionales, como puede ser la participación de las organizaciones en el Consejo de Cooperación, previsto en la capítulo III de la Ley 23/1998, de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Aunque la diversidad de acciones de denuncia social es tan amplia como la creatividad de los activistas lo permita, a efectos ilustrativos tomaré como ejemplo la iniciativa llevada a cabo por un grupo de ONGD, que en su labor de monitoreo de las actividades de cooperación oficial española, para la que es competente la AECID, presentó el informe Feronia Inc. La diosa desnuda (2015), que denuncia la participación de la agencia gubernamental en un fondo de inversión que a su vez participa en el capital de una compañía a la que el informe acusa de acaparamiento de tierras, al tiempo que cuestiona los estándares laborales y medioambientales aplicados en el desarrollo de su actividad productiva en comunidades rurales en la República Democrática del Congo.

Por otra parte, para ilustrar la incidencia política en espacios institucionales, podemos tomar como ejemplo la exposición ‘Puertas’, organizada por la ‘Plataforma 2015 y más’, que con el apoyo de la AECID, ocupó durante varios meses y hasta hace pocas semanas, un espacio en el Palacio de Cibeles con el propósito de concienciar sobre las “claves del mundo en que vivimos y las causas de la pobreza y la desigualdad”.

De esta manera, corroboramos que las ONGD, consideradas en su diversidad, son actores que tienen mucho que decir en política, y que en coherencia propia con su actividad y por su propia supervivencia como actores relevantes de la sociedad civil son alentadas a emprender iniciativas de calado político, con el doble objetivo de tanto influir en otros actores para crear sinergias en cumplimiento de finalidades comunes, como de no perder la sintonía con la ciudadanía que forman las bases que les dan sustento.

Vía| MARTÍNEZ OSÉS, Pablo José. Incidencia política, una estrategia de transformación. Materiales del curso de Técnico en Estrategias de Desarrollo Local (2015). Solidaridad Internacional-Andalucía, Sevilla.

Imagen| pixabay.com

RELACIONADOS