Tecnología y Social Media 


Impresión 3D para Odontología: Dientes fuertes y resistentes a las bacterias.

¿Perdiste un diente? No te preocupes, tu odontólogo podría imprimirte un reemplazo. Un escenario como este ya es posible en el presente. Cuando una persona debe colocarse una prótesis dental o someterse a otro tratamiento de este tipo, debe prepararse para un incómodo procedimiento en el que se involucra yeso y otros materiales. Pero ahora, los odontólogos empezarán a incorporar a sus consultorios tecnología de escaneo e impresión 3D. Esto abrirá puertas al descubrimiento y desarrollo de nuevos materiales para elaborar dientes, permitiéndonos una mejor higiene dental.

Andreas Hermann, de la Universidad de Groningen en Holanda, ha desarrollado un plástico antimicrobiano junto a sus colegas, dando la posibilidad de imprimir dientes 3D que son resistentes a las bacterias que perjudican la salud bucal. Para el equipo del Dr. Hermann, es muy importante la resistencia del material debido a que actualmente muchos pacientes en todo el mundo invierten mucho dinero en prótesis dentales.

Los investigadores añadieron amonio cuaternario antimicrobiano dentro de los polímeros de la resina dental. Estas sales, cargadas positivamente, son las encargadas de alterar las membranas bacteriales que están cargadas negativamente, provocando que estallen y mueran. “Este material puede matar bacterias al hacer contacto con ellas, pero es inofensivo a las células humanas”, dice Hermann.

Esta mezcla es colocada en una impresora 3D, se endurece con luz ultravioleta y como resultado se obtiene una gama de prótesis dentales que servirán como reemplazo a dientes y aparatos de ortodoncia. Para poner a prueba sus propiedades antimicrobianas bañaron las muestras en una mezcla que contenía saliva y streptococcus mutans, la bacteria que causa la caries. El material mató las bacterias en un 99%, en comparación con otra muestra que no contenía la mezcla de sales mencionadas anteriormente.

Otras pruebas deben hacerse antes de que el material esté disponible para los pacientes, debido a que los investigadores desean extender la prueba de saliva y bacteria por unos días más. “Para uso clínico debemos extender la investigación, y descubrir la compatibilidad que tiene con la pasta dental” dijo Hermann.

También necesitan verificar que el plástico tenga la misma resistencia que un diente normal, pero cree que llegarán rápido a ese resultado. Es un producto médico con muchas aplicaciones para el futuro, tomará mucho menos tiempo desarrollarlo si lo comparamos con un medicamento.

Vía | “Advanced Functional Materials”

En QAH | Implantes por ordenador

Más información |  Andreas Herrmann (Universidad de Groningen), Cómofuncionaqué

Imagen |

RELACIONADOS