Coaching Profesional 


Iberoamérica ¿realidad o recuerdo?

 

 

Iberia…una  idea romántica que hacía tiempo rondaba mi cabeza, e Iberoamérica, una que aunque en el nombre marca una diferencia recuerda unos lazos que hemos de reforzar.

Recientemente he tenido el placer de asistir a los congresos de Vanguardia ibérica e Iberoamericana el pasado fin de semana en Madrid, siendo testigo y participe de todos aquellos que trabajan por estas ideas de una forma directa o indirecta. Grupos de debate y ponencias que al margen de la ideología de uno he de decir que incitan a la reflexión y solo por ello ya vale la pena.

Y es que… ¿cómo encontramos ahora España? Ligada a Iberoamérica por lazos culturales, pero siendo sinceros, nos hemos volcado mucho en ser europeos. Hemos olvidado esa esencia latina que algunos reivindican y que sin llegar a nacionalismos, culturalmente es de las más ricas.

Como dijera Ramón María del Valle-Inclán, “En México está la esencia más pura de España.” Y puedo decir que es verdad, en México y en muchas otras esta identidad que he podido observar con más detenimiento estos días  en naciones de Latinoamérica y en cambio aquí la hemos ido dejando de lado.

Podía observar discursos mas vivaces que nos dejaban impresionados a los españoles que más acostumbrados a discursos pobres en sentimiento, un movimiento de brazos ya nos parecía cosa de otro mundo.

Y yo me pregunto ¿por qué no hemos explotado más estos lazos?

Podríamos ser la puerta entre Europa y Latinoamérica, posicionar negocios entorno a estas relaciones entre continentes, fomentarlo desde el gobierno y en general dar facilidades para no perder esta identidad especializándonos en ello. También conocer más de Portugal, que dejando de lado aquellos que viven en la frontera, conocer algo más aparte de las toallas ya es excepción, esto es triste, compartimos historia así como frontera y apenas sabemos algo.

En cambio actualmente tanto por el congreso como por la organización que iba a representar sé que muchos no pueden ni siquiera llegar aquí y en la práctica, aunque no en la teoría, tienen iguales dificultades para llegar respecto a otras naciones fuera de la unión.

 

Aún tenemos oportunidades de poder convivir con estas múltiples realidades, pero el mundo se mueve deprisa y puede dejar toda esta identidad detrás. Según yo veo esta en nuestras manos, aunque por suerte muchos se mueven en promover esta cultura común como pude observar.

 

Esperemos no olvidar esto por la idea europea ya que es nuestra responsabilidad reforzar estos lazos, olvidamos muy fácilmente que nuestras lenguas son de las más habladas y deberíamos reivindicarlo más dentro de la unión.

 

Imagen| campus party iberoamerica

RELACIONADOS