Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Hundertwasser: el artista de las cinco pieles

Teoría de las cinco pieles

Teoría de las cinco pieles

Friedrich Stowasser, más conocido como Friedensreich Hundertwasser, es uno de los máximos exponentes de la vanguardia artística en Austria. Nacido en Viena en 1928, ha conseguido convertirse en una figura clave del arte europeo del siglo XX, cultivando múltiples facetas e incluso creando toda una filosofía de pensamiento sobre la vida humana y la obra artística.

Hundertwasser es conocido como el pintor de las cinco pieles, debido a que cultivó una teoría a partir de la cual dividía la vida humana en cinco estratos que iban desde la epidermis hasta el contexto social en que uno crecía. Su obra, además, fue siempre un reflejo de este modo tan peculiar de entender la naturaleza humana.

La primera de las pieles del ser humano es la epidermis, que es la más cercana al “yo” interno, y que además encarna la desnudez del hombre. El artista protagonizó en diversas ocasiones performances en las que aparecía desnudo, puesto que entendía que la aceptación del cuerpo era el primer paso para alcanzar la felicidad y la belleza real. La segunda piel se corresponde con la ropa. Hundertwasser pensaba que la ropa de la era moderna era un elemento despersonificador, y que daba como resultado una sociedad uniforme y simétrica. Por ello comenzó a fabricarse su propia ropa con pequeños retales, dando siempre rienda suelta a su imaginación.

Hundertwasserhaus en Viena

Hundertwasserhaus en Viena

La tercera de las pieles es el hogar. El artista reivindicaba la libertad y la liberación imaginativa, y por ello se opuso rotundamente a que pudiese considerarse arte o vanguardia la arquitectura racionalista. Para él, las casas no se construían a partir de muros, sino de ventanas, y afirmaba que cada individuo tendría que poder tener la capacidad de asomarse a su ventana y cambiar la apariencia de su hogar. Con ese pensamiento, dedicó gran parte de su vida a diseñar diferentes casas y apartamentos en los que los pisos no eran planos, los colores se multiplicaban, el césped surgía del tejado, y las columnas no seguían un esquema regular. El modernismo y la arquitectura de Gaudí fueron en todo momento sus referentes a la hora de construir sus Hundertwasserhaus.

En este contexto de liberación total se debe entender también su pintura. En sus lienzos, estas mismas capas se pueden vislumbrar, a modo de espirales que surgen como una explosión de llamativos colores. En este caso, la influencia de la secesión vienesa es clara, siendo Gustav Klimt y Egon Schiele sus dos grandes referentes.

"¿Quién se ha comido todas mis ventanas?", 1966

“¿Quién se ha comido todas mis ventanas?”, 1966

La cuarta capa del hombre se da en el entorno social. Para él, la sociedad ejerce una influencia igual de grande que la familia en la construcción de la identidad personal. Durante su vida, tras vivir el drama de la II Guerra Mundial, mantuvo una actitud crítica hacia las decisiones de los gobiernos europeos, abogó por la paz de Palestina, y diseñó múltiples modelos de banderas con las que buscar la paz. La última de las pieles de Hundertwasser es el entorno mundial. El artista, hasta los últimos años de su vida, daba unas dos vueltas al mundo en su barco, para mantenerse al ritmo pendular del planeta. Realizó múltiples campañas en pro de la ecología, contra el racismo y a favor de la paz, dejando siempre a un lado las orientaciones políticas o las tendencias ideológicas.

Su obra es uno de los ejemplos visuales más llamativos de los movimientos pacificadores de las últimas décadas. El color y la liberación de la línea recta fueron dos de los pilares sobre los que construyó su producción artística y toda una filosofía de vida. Tras su muerte en el año 2000, su figura ha sido consagrada como uno de los artistas más relevantes del siglo XX.

 

Vía| Hundertwasser

Más información| RESTANY, P. Hundertwasser: el poder del arte. El pintor-rey con sus cinco pieles, Madrid: Taschen, 2003.

Imágenes| Cinco pieles, Hundertwasserhaus, Cuadro.

RELACIONADOS