Cultura y Sociedad, Historia 


Historias del dinero: Esparta y el dinero simbólico o fiduciario

¿Cómo dejó la Esparta del Rey Leónidas de los 300, de ser la típica Ciudad-Estado griega para convertirse en un cuartel militar permanente? Los historiadores antiguos atribuyen la transformación a un código legal creado por un mítico legislador, llamado Licurgo. Cuenta Plutarco que en época de Licurgo “el encono era endémico de unos contra otros”. Regresando Licurgo de viaje desde Creta y otros lugares:

Siendo terrible la desigualdad y diferencia, por la cual muchos pobres necesitados sobrecargaban la ciudad, y la riqueza se acumulaba en unos pocos, se propuso desterrarla insolencia, la envidia, la corrupción, el regalo, y principalmente los dos mayores y más antiguos males de todos estos: la riqueza y la pobreza. [1]

 

Licurgo estableció reformas en el gobierno, en la propiedad de la tierra, en la educación, incluso en las costumbres sexuales (autorizaba el adulterio, ya que consideraba a los hijos sobre todo espartanos, más que hijos de sus padres). Pero de especial importancia parece ser su reforma monetaria:

Anulando toda la moneda antigua de oro y plata, ordenó que no se usase otra que de hierro […] apagando, según se dice, en vinagre el hierro acerado hecho ascua, lo dejó endeble y de mal trabajar. [1]

La importancia de la cuestión monetaria aflora cuando nos narran la decadencia de la sociedad espartana, tres siglos y medio después.

imagesReinando, pues, Agis, se entrometió el dinero en Esparta, y con el dinero la invadió también la codicia y el ansia de la riqueza por medio de Lisandro, que, con ser inaccesible al dinero, llenó, sin embargo, a su patria de amor a la riqueza y de lujo, introduciendo en ella el oro y la plata y trastornando las leyes de Licurgo; reinando las cuales hasta allí no parecía que Esparta era un pueblo regido con un gobierno, sino una persona que vida ejercitada y filosófica; o, por mejor decir, así como los poetas fingen que Heracles, no teniendo más consigo que una piel y un palo, recorría la tierra castigando a los tiranos injustos y crueles, de la misma manera esta ciudad, con sola una escítala y una mala ropilla, dominando a la Grecia muy según su grado y voluntad, deshizo autoridades injustas y tiránicas que se habían introducido en los gobiernos, decidió sobre guerras y sosegó tumultos, muchas veces sin ni siquiera mover un escudo, sino con solo enviar un mensajero, al que todos acudían para hacer lo que se les mandaba y ordenaba, como abejas cuando la reina se presenta: ¡tanto era lo que prevalecía en buenas leyes y justicia! [1]

Los registros arqueológicos corroboran que el oro y la plata, así como ciertos productos de lujo importados, como los objetos de marfil tallado, desaparecen de Esparta a finales del siglo VII a.C. También sabemos que el fin de esta cultura espartana se produce tras las guerras contra los persas y los atenienses, en las cuales Esparta consigue cuantiosos botines

Pero una vez que comenzó a realizar expediciones navales fuera del Peloponeso, era evidente que ni la moneda de hierro, ni el intercambio de sus cultivos por materias primas de las que carecían sería suficiente para satisfacer sus necesidades. [2]

Se usaba el hierro como dinero, pero hay dudas sobre si era en barras o en discos, y no está claro que al sumergirlos en vinagre se volvieran frágiles ¿Importa esto? El dinero que nos describe Plutarco es totalmente simbólico, mientras que las barras de hierro podrían ser metales al peso muy sobrevaluados.

Gran número de ciudades usaron sistemas similares, la más conocida fue Bizancio, que antes de ser Constantinopla, y luego Estambul, usaba discos de hierro de hoja fina impresa por un lado, llamados Sidareos para los intercambios domésticos, y monedas de plata para el comercio exterior.

Se eliminase o no su “valor intrínseco” al hierro, sumergiéndolo en vinagre mientras estaba caliente, esta historia nos demuestra que los griegos conocían la idea del dinero completamente simbólico. No es casual que esta idea surja en una comunidad cerrada, en la que existe confianza entre sus miembros, la confianza que les permitía ser una unidad militar tan efectiva.

[1] Vidas paralelas. <<Plutarco>>

[2] Historias. Libro VI <>

En QAH| Historias del dinero: Origen de los sistemas monetarios, Historia del dinero: La Edad del Bronce, el error de usura y la restauración del orden natural mediante el jubileo, Historia del dinero: La Edad del Hierro y el origen de la acuñación de monedas

Está la belleza y están los humillados. Sean

cuales sean las dificultades que la empresa pueda presentar, jamás debería

desear ser infiel ni a los segundos ni a la primera.

Sea verdad o no, se nos dice continuamente que

las posibilidades son ilimitadas y que cuanto tenemos que hacer es elegir las

que nos vayan mejor; y lo que es más importante, se nos castiga por no

conseguir encontrarlas, como si lo que se nos había dicho sobre su

accesibilidad fuera cierto.

El capitalismo moderno volvió borrosas muchas

distinciones, incluyendo la que existía entre la miseria legítima y la

ilegítima, y las remitió al mercado de valores del poder para que encontrasen

su propia cotización.
-->
RELACIONADOS