Historia 


Historia del Cómic (II)

Antes hablé de la época que fue conocida como la Edad de Oro de los cómics, pero que fue desapareciendo paulatinamente a medida que la televisión iba creciendo en popularidad. Como también se dijo hace mucho, la Edad de Plata de los cómics comenzó con la aparición de Barry Allen como Flash en el Showcase 4 en 1956, marcando un segundo periodo de gracia que se vio revolucionado totalmente por la aparición en 1961 del Fantastic Four 1, en cuyas páginas Stan Lee y Kirby nos mostraban unos superhéroes diferentes, de tal forma que lejos de ser omnipotentes, como los que se veían hasta la época, éstos tenían problemas humanos que marcaban bastante tiempo dentro de sus aventuras imposibles (que para algo eran cómics de superhéroes). En ese año nacía el universo Marvel que nos  ha dado tantas alegrías (y tristezas) y que está más de moda que nunca debido al éxito que están teniendo sus adaptaciones cinematográficas.

Asterix y Obelix, máximos exponentes del cómic franco-belga

Asterix y Obelix, máximos exponentes del cómic franco-belga

Poco antes de la irrupción de los 4F en el panorama comiquero, en 1959, nace el galo más famoso de la historia, de la mano de René Goscinny y Albert Uderzo, no es otro que Astérix. No hablaré mucho de este personaje porque se merecería un monográfico a su altura, que aunque sea bajito es muy grande.

Volviendo al cómic patrio, la revista infantil española de la década de los 50 es Pumby, cuyo protagonista homónimo es un gato creado por José Sanchis Grau. Además de las aventuras de Pumby podíamos encontrar las aventuras de otros personajes mezcladas con páginas de pasatiempos.

Por esta época el guionista Victor Mora y el dibujante Miguel Ambrosio crean a uno de los personajes más famosos de nuestra cultura porpular, el Capitán Trueno, siendo la historieta con más éxito del cómic español y cuyas aventuras transcurrían en la España medieval huyendo de versiones manidas y simplistas de la lucha contra el moro que se veían en otros cómics como el Guerrero del Antifaz (creado por Gago).

capitan-trueno-2

Capitán trueno, el mayor héroe del cómic patrio

A finales de los años 50 tiene lugar el boom del cómic femenino, con la aparición de revistas que trataban temas más sentimentales y que a veces buscaban el éxito de películas y musicales de la época: Rosas Blancas. Sissi y Claro de Luna.

Hasta esta época, los cómics eran cosa de hombres, apareciendo la mujer casi siempre como meros objetos de deseo, dibujadas con una alta carga erótica, siendo las novias eternas, las damas en apuros, rara vez las protagonistas de sus propias aventuras.

A finales de los 70 ocurre la entrada del fenómeno underground, siendo el principal exponente y abanderado Robert Crumb, pasando a convertirse el cómic en un producto más adulto, alejándose del público infantil que era el objetivo hasta ahora, haciendo que diversos autores antisistemas tuvieran la oportunidad de dar rienda suelta a su imaginación en sus historias. Autores como Richard Corben, Moebius escriben y dibujan para revistas tales como Creepy (de la editorial Warren, heredera de aquellos cómics de terror de la EC) y Metal Hurlant que se convirtieron en clásicos nada más nacer.

jbiQC8feHU4N7R

Mafalda, cuestionandose el mundo desde sus viñetas

En esta época aparece, en Argentina,  una niña de clase moderna y progresista que tiene respuestas para todo y que nos hace pensar demasiado con las cosas que dice, desde su inocencia Quino, su autor, critica la forma que tenemos de ver las cosas con un humor ácido e inteligente. Estoy hablando por supuesto de la genial Mafalda.

En España, este boom del cómic adulto también ocurre, pero mucho más tarde y está altamente marcado por la dictadura que existía en esa época, cayendo en conductas machistas y estereotipando la figura de la  mujer. Sin embargo, el público iba demandando otros temas y poco a poco se va saliendo de esas conductas machistas mencionadas, apareciendo incluso autoras que comienzan su andadura en la historieta, mostrando mediante el humor la sexualidad femenina libre de complejos y alejada de los estereotipos. Una de las autoras más importantes dentro de este grupo, es Purita Campos, de la que destacamos Esther y su mundo.

Sin salir de España, en 1973 nos encontramos con la revista satírica el Papús, que hacía gala de un humor novedoso y duro, con una estética gráfica muy informal, dibujo basto y texto abigarrado, que incluso fue calificada de “feísta” pero con un lenguaje descarado, directo y valiente. El  20 de septiembre de 1977 el grupo armado de ideología fascista Triple A (Alianza Apostólica Anticomunista) fue responsable de un atentado con paquete explosivo contra la sede de la revista. En el atentado falleció el conserje Joan Peñalver y se produjeron diecisiete heridos. En opinión de Manuel García Quintana, a raíz de este atentado, la agresividad de El Papus muere paulatinamente, dándose por finalizada la gran época de la revista, cuando “era un ariete vivo que arremetía contra el fascismo de forma constante, llegando a su fin en 1986.

Hay que hacer mención especial, en este apartado, a la revista La Codorniz revista que se autoproclamaba «La revista más audaz para el lector más inteligente», y posteriormente también «Decana de la prensa humorística» y que se editó desde 1941 a 1978, sufriendo varias veces la mano dura de la censura y que es la madre de la arriba mencionada el Papús.

A la hora de hablar de revistas satíricas, la más longeva es la conocidísima el Jueves, que comenzó su andadura en 1977, y por donde han pasado historias tales como Makinavaja e Historias de la Puta Mili (ambas de Ivá), Clara de Noche, Martinez el facha y diversos autores como Manel Fontdevilla, Guillermo, Forges y un sinfín de nombres.

Llegamos así a la década de los 90,  una época oscura en el mundo de los super héroes en la que prima el dibujo sobre el guión. La llamada generación de los dibujantes estrella tales como McFarlane, Jim Lee, Rob Liefeld y Eric Larsen, cuyos números uno de sus series venden cifras millonarias, comenzando un mercado de especulación en el cómic que hizo que incluso la propia Marvel entrara en bancarrota. Los dibujantes estrella crean incluso su propia editorial: Image, que poco a poco se convirtió en una de las grandes editoriales de cómic independiente.

339njp2

Dragon Ball, marcó a toda una generación y suspuso el BOOM del manga en España

Es también en los 90 en la que tiene lugar la expansión definitiva del manga por todo el mundo. Por supuesto ha habido mangakas famosos antes de esta época, tales como Ozamu Tetsuka, autor de Hitler y Chopo y la Princesa y a quien se considera padre del manga. Pero a partir de esta decada el manga se ha extendido y se ha convertido en un elemento más de nuestra cultura.

Vía| www.todohistorietas.com.ar

Imagenes| Asterix y Obelix, capitán Trueno, Mafalda, Dragon Ball

Más en QAH| 2ª Guerra Mundial en Comic, El arte reivindicativo del S.XX: Joseph Beuys y el coyote,

RELACIONADOS