Historia 


Historia del Cómic (I)

Desde su origen el hombre ha usado las imágenes dibujadas para narrar sucesos. Nuestros antepasados cavernícolas pintaban en las paredes de sus cuevas narrando las cacerías y otros acontecimientos de su vida cotidiana.  Egipcios, griegos, asirios, todas las culturas han ido usando este método para contar historias.

The Yellow Kid

The Yellow Kid

Sin embargo, el cómic moderno como tal, se podría decir que nació en 1896, con la aparición de viñetas individuales o en tiras en diversos periódicos, teniendo gran aceptación haciendo que tanto periodistas como editores se percataran del poder comunicativo de dichas viñetas.

Fue William Randolph Hearst, político y magnate americano del siglo XIX, dueño de más de 28 periódicos, el impulsor de la historieta moderna, gracias a su visión comercial que le llevó incluso a arrebatarle a su rival Joseph Pullitzer algunos de sus autores estrella y dando a conocer a otros. Incluso se le atribuyen decisiones creativas como el paso de la macroviñeta a secuencias de éstas y también fue el impulsor de las primeras recopilaciones de las tiras de prensa.

En 1895 se crea el primer personaje y  referente real del cómic: The Yellow Kid, personaje principal de la tira de prensa Hogan’s Alley, obra de Richard F. Outcault, publicada entre 1895-98, teniendo tanto éxito que apareció simultáneamente en el New York World de Joseph Pulitzer y el New York Journal de William Hearts. Esta serie además fue la primera en incluir bocadillos de diálogo de los personajes, aunque el chico normalmente se comunicaba a través de frases que aparecían en su camiseta.

En 1905 aparece publicada en el New York Herald, Little Nemo in Sumberland de Winsor McCay, que es considerado el primer clásico de la historia del cómic, y en el que cada página se correspondía a un sueño del protagonista.

 Otro personaje a tener en cuenta en los inicios del cómic es Krazy Kat de George Herriman, que apareció entre 1913 y 1914 en uno de los periódicos de Hearst (quien mantuvo la tira de prensa durante 20 años a pesar de no gozar de mucha aceptación del público) y que mezcla a partes iguales surrealismo, inocencia y romanticismo narrando las aventuras de la gata Krazy y el ratón Ignatz. Esta tira tiene el honor de haber influenciado a multitud de dibujantes modernos y de ser la primera tomada en serio por los intelectuales, estando muy adelantada a su época.

Krazy Kat

Krazy Kat

En España también podemos encontrar cómics datados de esta fecha, como por ejemplo la revista Dominguín, aparecida de forma regular en 1915. Sin embargo no es hasta 1917 que no aparece la revista TBO que incluso acuño el término tebeo paras referirnos a los cómics. En 1921 comienza su andadura Pulgarcito, siendo junto con TBO las únicas que sobrevivieron a la Guerra Civil.

En 1926 aparece la famosísima Betty Boop, obra de Bud Counihan en el dibujo animado Dizzy Dishes. Su salto al cómic se produce poco después, sin embargo, debido a las presiones de la época, eliminan casi por completo los matices sexuales que rodeaban al personaje.

 1929 es el año en el que Tarzán da el salto a los cómics, de la mano de Harold Foster, y marca el estereotipo de héroe mortal con poderes extraordinarios (que no sobrenaturales).

La era de los superhéroes

La era de los superhéroes

1929 también fue el año de la gran depresión, lo que marca un punto de inflexión tanto en la temática como en el estilismo de los cómics, apareciendo los héroes que todo lo podían como Bucks Rogers, Dick Tracy, el Llanero Solitario, Flash Gordon y sobre todo en 1938 Superman, que marcaría el inicio de la era de los superhombres, carro al cual se unieron Batman, el capitán América y en 1941, en la editorial All Star Comics, Wonder Woman, de la mano de William Moulton Marston, siendo revolucionario en el sentido de que se trataba de una heroína que luchaba  por el amor, la justicia, la paz y la igualdad sexual, convirtiéndola en un icono feminista.

En esta época, en Europa nace uno de los personajes más famosos, hablamos de Tintín, creación del belga Hergé, que aparece en la revista homónima en 1931 y cuyas aventuras han vendido desde entonces más de 200 millones de ejemplares y han sido traducidas a más de 60 idiomas.

Zipi y Zape

Zipi y Zape

Nace también una de las publicaciones francesas más importantes, el semanario Spirou, que dio confianza a muchos autores para desarrollar su estilo dentro de sus páginas. En ella destacaron personajes como el propio Spirou (creado por Rob Vel) o el pistolero más rápido que su sombra, Lucky Luke, creado por Goscinny y Morris.

En España aparece el Guerrero del Antifaz, creación de Manuel Gago  García, luchador incansable de los moros en la España medieval.

En el ámbito más humorístico, dentro de la Escuela Bruguera, nacen unos gemelos traviesos, creaciones de Manuel Escobar: Zipi y Zape, que con sus travesuras e intentos de conseguir la bicicleta llenaron de risas las tardes de muchos niños de la época.

Vía| www.todohistorietas.com.ar

Imagenes| the yellow kid, krazy kat, portada clásica Cap. Marvel, Zipi y Zape

Más en QAH| 2ª Guerra Mundial en Comic, La consideración del comic

RELACIONADOS