Historia 


Historia de la Guardia Civil

Uniforme de la Guardia Civil en sus orígenes

Uniforme de la Guardia Civil en sus orígenes

Mi artículo del mes más corto del año nos acerca a la historia del cuerpo militar de la Guardia Civil. Todos más o menos, conocemos las labores de este cuerpo en la actualidad pero debemos remontarnos a sus inicios para comprender en qué contexto histórico surgió, cuáles y donde fueron sus principales trabajos y quién fue su creador.

Etimológicamente, el término ‘guardia’ viene del gótico wardja, y luego del Antiguo Alemán warten que significa vigilar o guardar. La palabra ‘civil’ procede del latín civilis o ciudadano. Los antecedentes de la Guardia Civil pueden rastrearse en la Santa Hermandad de Toledo del siglo XIII con la que se pretende limpiar de malhechores los Montes de Toledo y, en las de Talavera y Villa Real. En Cataluña fueron el somatén y los miqueletes. En Aragón, los guardas del reino. En Valencia, los miñones y los escopeteros en Andalucía.

Duque de Ahumada a caballo

Duque de Ahumada a caballo

Francisco Javier Girón, más conocido como Duque de Ahumada, creó la Guardia Civil en 1844 siendo él mismo su primer director general. En este año, además comenzaba la década moderada con el general Narváez a los mandos del gobierno. Él mismo designó al Duque para la organización del primer cuerpo de seguridad pública que se implantará en España a nivel nacional.

Francisco Javier Girón procedía de una familia de corte militar, defensora de la patria. Su padre  luchó en el campo de batalla en el  levantamiento español  que tuvo lugar contra tropas francesas. Allí, alcanzó honores y fama. Su abuelo paterno, Jerónimo Girón y Montezuma, se ocuparía de su crianza hasta los 12 años, edad a la que  Francisco Javier  se incorporó a la milicia. Tanto su padre como él fueron exiliados durante el Trienio Liberal debido al apoyo que mostraban a la monarquía absolutista. En los años de la Restauración con Fernando VII en el trono,  regresarían a España después del triunfo de los Cien mil hijos de San Luis. A su regreso, en 1829,  fue designado teniente coronel  y le destinaron a Sevilla. Dos años más tarde, alcanzó el grado de coronel, siendo su padre designado capitán general al mismo tiempo.

Su mayor éxito tuvo lugar durante la primera guerra carlista, a las órdenes del general Narváez. Luchó contra los partidarios de Carlos María Isidro, hermano del rey Fernando VII que pretendía conseguir el trono de España enfrentándose a las tropas que prestaban el apoyo a Isabel II, hija de Fernando VII. Tras finalizar la guerra, se le reconocieron sus méritos durante la campaña por su fiel apoyo a la reina. En 1842, tras fallecer su padre se le concederá el título de Duque de Ahumada, siendo conocido como el II Duque (a su padre le concedió el título de I Duque de Ahumada la Reina regente María Cristina) junto a este título, también se suma el de marqués que ya tenía en herencia de su abuelo.

El 28 de marzo de 1844 se produce el momento histórico de la creación oficial de la Guardia Civil cuando, por Real Decreto, se crea:

“un cuerpo especial de fuerza armada de Infantería y Caballería”, bajo la dependencia del Ministerio de la Gobernación y con “la denominación de Guardias Civiles”.

A los efectos de organizar esta nueva fuerza se comisiona al mariscal de campo D. Francisco Javier Girón y Ezpeleta, II Duque de Ahumada.

El reto que se le plantea al Duque de Ahumada es poner en marcha una institución caracterizada por su eficiencia. Siguiendo el Real Decreto, el cuerpo tiene como propósito principal “proteger eficazmente las personas y las propiedades”. Para ello, la Guardia Civil deberá ser una organización basada en la calidad por lo que recomienda cubrir la plantilla paulatina y selectivamente para garantizar la excelencia del personal. El Duque de Ahumada expresó textualmente:

“servirán más y ofrecerán más garantías de orden cinco mil hombres buenos que quince mil, no malos, sino medianos que fueran.”

Guardia Civil

Guardia Civil

Inicialmente se compondrá de 14 jefes, 232 oficiales y 5769 guardias repartidos en 14 Tercios, recuperando de este modo un término de gran tradición y prestigio en la historia militar española ya que hace referencia a unidades selectas del Ejército en la época de los Austrias. En cada uno de estos tercios se encuadraría un número variable de Compañías de Infantería y un Escuadrón (o Sección independiente) de Caballería.

El 1 de septiembre de 184 se designó al  Duque de Ahumada como Inspector General de la Guardia Civil. En la presentación oficial del Cuerpo tuvo lugar una parada militar ante las autoridades dónde más de mil guardias desfilaron organizados en sus compañías y escuadrones mostrando una nueva uniformidad en la que era nota distintiva un original sombrero de tres picos de origen francés: el tricornio. Con el tiempo se convertiría en uno de los símbolos representativos de la Guardia Civil.

El Reglamento Militar de la Guardia Civil aprobado el 15 de octubre fue elaborado por el Ministerio de la Guerra bajo la protección del Duque de Ahumada y es por tanto más conforme con su doctrina y carácter. Determina la organización con arreglo a criterios castrenses, los ascensos, dependencia, obligaciones, disciplina y estatuto del personal del Cuerpo.

Desfile de la Guardia Civil

Desfile de la Guardia Civil

Para distinguir a la Guardia Civil de los cuerpos policiales anteriores, surge el 20 de diciembre de 1845 de la mano del Duque de Ahumada, un documento que constituye el auténtico código moral de la Institución: la “Cartilla del Guardia Civil” que constituye el actual Reglamento para el Servicio de la Guardia Civil con alguna que otra modificación.

A lo largo de su articulado, la “Cartilla” establece la doctrina del Cuerpo. Esta cartilla contiene el artículo más famoso y distintivo donde puede leerse:

“el honor es la principal divisa del guardia civil; debe, por consiguiente, conservarlo sin mancha. Una vez perdido, no se recobra jamás”.

El 10 de octubre, cumpleaños de la reina Isabel II y con ocasión de la constitución de las Cortes Generales, la recién creada Guardia Civil realiza su primer servicio consistente en cubrir la carrera de la comitiva de la reina desde Palacio hasta las Cortes.

Guardia Civil

Guardia Civil

Como curiosidad y en relación al artículo, la expresión ¡A buenas horas mangas verdes! hacía referencia a los cuadrilleros de la Santa Hermandad (cuerpo medieval que es el antecedente directo de la Guardia Civil) quienes vestían de verde (color heredado) y se encargaban de detener y encarcelar a los malhechores. Habitualmente, los miembros de esta Santa Hermandad llegaban tarde, cuando los ladrones ya se habían dado la fuga. De ahí la expresión tan comúnmente utilizada.

Romance a la Guardia Civil Española  

Los caballos negros son.

Las herraduras son negras.

Sobre las capas relucen

manchas de tinta y de cera.

Tienen, por eso no lloran,

de plomo las calaveras.

Con el alma de charol

vienen por la carretera.

                         Federico García Lorca

Via|WWW.GUARDIACIVIL.ES

LÓPEZ CORRAL, Miguel, (2009),  La Guardia Civil, Editorial La Esfera de los Libros. Madrid.

Imagen| Uniforme, Duque de Ahumada, Guardia Civil

En QAH|El ejército más temido de la Antigüedad, los asirios, Hacia la modernidad, el ejército de los Reyes Católicos

RELACIONADOS