Cultura y Sociedad, Historia 


Historia de la Cruz Roja

El Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja recibirán el próximo día 26 de octubre  en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. El galardón reconoce la labor humanitaria que lleva a cabo esta asociación en 187 países de todo en el mundo con diversos proyectos en los que colaboran más de cien millones de voluntarios.

Es un buen momento para conocer la historia de este movimiento internacional. Fue creado en el año 1863, pero para saber cuáles son sus orígenes hay que desplazarse atrás cuatro años más en el tiempo. Henry Dunant, un hombre de negocios suizo, estaba por motivos de trabajo muy cerca del Solferino, al norte de Italia el 24 de junio de 1859. Ese día el ejército austriaco se enfrentó con el francés y el piamontés. El resultado de la batalla, que dejó a miles de soldados heridos y sin asistencia junto a los cadáveres de los fallecido, conmocionó a Dunant que llamó a los ciudadanos de aquella zona para auxiliar a los heridos de ambos bandos.

Marcado por esa experiencia, el empresario suizo escribe el libro “Recuerdo de Solferino”, publicado en 1862, donde pide que en tiempos de paz se creen sociedades de socorro con personal listo para actuar en tiempos de guerra y que esos voluntarios fueran protegidos en virtud a un acuerdo internacional. Un año después nació el Comité Internacional de Socorro a los Militares Heridos, formado por otros ciudadanos también suizos miembros de la Sociedad Ginebrina de Utilidad Pública. Este comité pasó a llamase más tarde Comité Internacional de la Cruz Roja.

En el año 1864 se celebró una Conferencia Internacional en Ginebra impulsada por el gobierno suizo y con presencia de representantes de 16 países y cuatro instituciones filantrópicas. El evento impulsó la creación de la Cruz Roja como institución. Doce Estados firmaron el primer Convenio de Ginebra donde se establecía la función de proteger a los militares heridos en campaña y la cruz roja sobre fondo blanco como símbolo protector. La firma de este documento fue un hito porque se trata del primer tratado de Derecho Internacional Humanitario.

En el año 1921 se incluyen cuatro principios rectores de este movimiento internacional: caridad, universalidad, independencia e imparcialidad. En 1929 se adopta oficialmente el símbolo de la Media Luna Roja en los países islámico, aunque se empleó por primera vez en el conflicto entre el Imperio otomano y Rusia del año 1877. Tras la Segunda Guerra Mundial, en 1949, se incluyen disposiciones relativas a la protección de civiles en conflictos armados. Por último, en la XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja, en 1965, se aprobaron los siete principios básicos de actuación del movimiento que siguen vigentes en la actualidad: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.

 

Vía| Cruz Roja

Más información|Vidasolidaria.com

Imagen| Arquehistoria

 

RELACIONADOS