Especial Isabel, Historia 


Hernando de Talavera y su papel en la Corte

 

Hernando de Talavera según la serie de Televisión Española "Isabel"

Hernando de Talavera según la serie de Televisión Española “Isabel”

Hernando de Talavera, (Talavera de la Reina, 1428- Granada, 1507) fue importante consejero de Isabel la Católica, hasta el punto de que llegó a convertirse en una de las personas más influyentes de la época. Nacido en una familia de cristianos conversos, estudió artes y teología en la Universidad de Salamanca, donde ejerció como profesor de filosofía moral. Fue nombrado confesor de la reina (se cuenta que la primera vez que acudió a la Corte para confesar a Isabel, fray Hernando se negó a arrodillarse ante la reina, pues en el momento de la confesión es el sacerdote quien representa a la divinidad, como refleja la serie). Según varias biografías de Isabel de Castilla, la reina eligió a Fray Hernando por su condición de persona piadosa e instruida. En 1476 pasa a formar parte del Consejo Real.

Fray Hernando tenía una gran influencia espiritual sobre la reina, pero no sólo era escuchado en cuestiones religiosas. Así, tomó parte en destacados asuntos de Estado como las negociaciones de paz con Portugal, la guerra de sucesión entre Isabel de Castilla y Juana la Beltraneja o la toma de Granada en 1492. Tras culminar la Reconquista, es Fray Hernando el elegido para ponerse al frente de la diócesis granadina, donde impulsará la libertad religiosa de los moriscos. Frente a las posturas más intransigentes de otros representantes de la Iglesia de la época como el cardenal Cisneros, empleó el árabe para extender la doctrina cristina. Así, encargó traducir la Biblia al árabe, empeño que el propio cardenal Cisneros  anuló.

Fray Hernando representa la cara amable de la Iglesia de aquel tiempo, en contraposición a la severidad y el empleo de la tortura de la Inquisición a cargo de Torquemada. Él se opuso claramente al Santo Oficio e incluso llegó a limitar la actuación de la Inquisición en la diócesis de Granada, impidiendo su asentamiento en ese territorio. Ya antes, había mostrado sus discrepancias con el Santo Oficio cuando fue obispo de Ávila (desde 1486). Entre 1483 y 1486, fue administrador de la diócesis de Salamanca.

El personaje de fray Hernando de Talavera en una escena de la serie "Isabel" junto a la reina

El personaje de fray Hernando de Talavera en una escena de la serie “Isabel” junto a la reina

Otro aspecto del reinado de los Reyes Católicos en el que Fray Hernando jugó un papel importante fue en el proyecto de Cristóbal Colón en su viaje a las Indias. Aunque el confesor de la reina era contrario a este proyecto, ejerció de mediador entre los Reyes Católicos y el navegante genovés. Además, a él se le encargó la labor de crear una comisión que evaluara la viabilidad del proyecto, comisión conocida como la Junta de Salamanca.

Por último, Fray Hernando emprendió importantes reformas en el clero y en los monasterios, impulsando la convivencia entre cristianos viejos y nuevos, la participación de los fieles en el oficio religioso o la formación de los sacerdotes . Sin duda Fray Hernando ha pasado a la Historia como alguien tolerante, abierto al diálogo e ilustrado. De hecho, fue criticado en varias ocasiones por sus posturas conciliadoras y sus métodos suaves para propiciar la conversión de los no cristianos. Un año después de morir su valedora la reina Isabel, el inquisidor de Córdoba, Diego Rodríguez Lucero, mandó apresar en 1505 a amigos y familiares de Fray Hernando y preparó un proceso contra él. El Papa Julio II de Médici intercedió en favor de Fray Hernando y el intransigente cardenal Cisneros puso en libertad a sus familiares en 1507. Ese mismo año murió Fray Hernando de Talavera, un personaje austero que nunca avaló las prácticas violentas en nombre de la fe.

Su influencia sobre la reina y el grado de confianza que adquirió se muestra en una carta de 1493 en la que Fray Hernando se atrevió a criticar a Isabel por los bailes y las corridas de toros que con gran boato celebró la reina para la delegación francesa encargada de firmar el Tratado de Granada. Fue un hombre austero que en esa carta afeó los excesos lúdicos en los que participó la reina. También fue alguien instruido, autor de una extensa obra en la que aborda temas morales y religiosos. Una de sus obras se llamó Tratado sobre la demasía en vestir, calzar, comer y beber, lo que pone de manifiesto su carácter recio. Fray Hernando, hombre de letras, fue el propietario de la primera imprenta de Valladolid en 1480. Aunque tras su muerte se empezó un proceso de beatificación por su vida honesta y coherente con su fe, finalmente no prosperó, probablemente por las críticas a su procedencia de una familia conversa.

 

Vía|MCNBiografías

Más información| Arteehistoria.jcyl.es

Imagen| RTVE.es

Vídeo| ¿Quién era Fray Hernando de Talavera?

En QAH| Los pactos de Guisando, Colón antes del Descubrimiento, La froja de los Reyes Católicos: Madrigal de las Altas Torres y Sos del Rey Católico, El poder de los nobles en la Castila del siglo XV, Dos reinas, un trono, El Portugal coetáneo de los Reyes Católicos, El conflicto catalano-aragonés: 10 años de guerra

 

RELACIONADOS