Cultura y Sociedad, Historia 


Heliogábalo: La controversia hecha emperador

 

Vario Avito Bassiano, así se llamaba el Emperador que trajo la controversia a Roma debido a su forma de gobernar, a sus prácticas amorosas y a su orientación sexual.

heliogabalo

Heliogábalo

Nació en el año 203 d. C. y con tan sólo 14 años llegó al trono de Roma después de que su abuela trazara un plan para que, tras la muerte del emperador Caracalla, su nieto pudiera ser aclamado por el pueblo romano. A partir de ese momento se autonombraría Heliogábalo tal y como el dios al que rendía culto, Elagábalo. Posteriormente, fue proclamado Augusto por los soldados y al morir Macrino obtuvo el poder absoluto en el Imperio.

Mientras, Heliogábalo empezó a formar una Corte formada por prostitutas, eunucos y comediantes. Sin embargo, a pesar de esa acumulación de poder, el joven Emperador no tenía pretensiones de gobernar y dejó el gobierno en manos de su madre y de su abuela quienes fueron ayudadas por el prefecto Valerio Eutiquiano.

El primer escándalo de este Emperador vino de la mano de su religión, puesto que elevó a su dios, Elagábalo, por encima de otras deidades como Júpiter o el dios Sol al que todo el Imperio rendía culto desde la época de Septimio Severo.

A partir de ese momento los escándalos no pararían de sucederse. Se casó hasta en cinco ocasiones, una de ellas quebrantando una de las principales leyes de la tradición romana, casándose con la virgen vestal Aquilia Severa. Además, para celebrar dichas ceremonias, realizaba ritos en los que mutilaba los miembros a chicos y sacrificaba a animales para ofrecérselos a su dios.

El joven también es conocido por tener una orientación sexual ambigua, ya que además de casarse con mujeres mantuvo relaciones con varios hombres, como Heriocles, con el que mantuvo su relación más estable.

Era habitual que se depilara, apareciera maquillado, con vestidos y peluca. Incluso, se cuenta que por las noches frecuentaba tabernas y prostíbulos en los que mantenía sexo. Igualmente, se cuenta que tenía una habitación en la parte posterior de su palacio en la que realizaba dichas prácticas.

Herodiano asegura que el Emperador había ofrecido una gran cantidad de dinero al médico que pudiera operar sus genitales y convertirlo en mujer, por lo que se le considera el primer transexual de la Historia.

Todas estas prácticas empezaron a enfurecer al pueblo romano y a la guardia pretoriana y supusieron el declive de su gobierno. Por ello, Heliogábalo, aconsejado por su abuela, adoptó a su primo Alejandro nombrándolo César y su heredero. Algo que desató aún más la ira de la guardia y para cuando el joven quiso anular esa decisión fue tarde, ya que los pretorianos se amotinaron matando a su madre y al propio Emperador.

 

Vía| Historia General 

Más información|Heliogábalo o el anarquista coronado, Antonin Artaud 

Imagen| Heliogábalo 

 

RELACIONADOS