Economía y Empresa, Finanzas 


Hedge Funds: funcionamiento y estrategias

Cuando nos fijamos en personas como Chema (Nombre por el que siempre hemos llamado al creador de esta página, José María González-Garilleti) nos damos cuenta que hay personas que ven oportunidades en momentos dónde el resto solo ven amenazas y dificultades. Por eso me gustaría agradecerle el haber creado esta página para impulsar el conocimiento al alcance de todos, recitándole dos versos de Atonio Machado “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” para que sea constante y siga en esta senda de proyectos brillantes.

Al igual que Chema, en el mundo de la inversión también existen fondos que se gestionan de manera diferente al resto. Este tipo de fondos se denominan “Hedge Funds” y muchos de ellos han conseguido unas rentabilidades positivas en este año 2.011, que se ha visto marcado por la crisis de deuda soberana y el miedo a una nueva recesión, cuyo rendimiento ha sido nefasto para los índices de renta variable y renta fija de países periféricos. Algunos de los Hedge Funds que han obtenido los mejores resultados son Bridgewater, Brevan Howard, Winton Capital y Blue Crest.

A partir de esta introducción voy a explicar el concepto de “Hedge Fund”. Su traducción literal al español es “fondo de cobertura” y esta denominación se debe a que los primeros se crearon para cubrirse ante posible riesgos de bajadas de precios en sus inversiones.

Hoy en día,  se les entiende más como unos fondos de inversión alternativa, fondo de inversión libre o fondo de alto riesgo.

Los fondos de inversión tradicionales están limitados a invertir en ciertos tipos de activos, mantener invertido un  porcentaje mínimo de los recursos, no tomar posicionas cortas, no apalancarse, etc. Sin embargo, los Hedge Funds tienen permitido realizar cualquier tipo de estrategia sin tener ninguna regulación. Por este motivo estos fondos suelen domiciliarse en países dónde existe una menor regulación financiera, como es el caso de los paraísos fiscales.

Las estrategias más comunes utilizadas por los Hedge Funds son:

1) Apalancamiento: Esta estrategia consiste básicamente en que si el fondo cuenta con unos recursos de 100, puede estar invertido en mercado por un valor nominal muy superior. Para llevarlo a cabo, se utiliza instrumentos derivados u obtención de créditos. Con esta práctica se busca conseguir una rentabilidad mayor  a la media, ya que los beneficios también se multiplican, aunque si el gestor se equivoca de inversión las perdidas serán también mayores a la media.

Ejemplo de funcionamiento: Usando esas 100 u.m. como garantías, se puede contratar un derivado por valor nominal de 1.000 u.m., creando un apalancamiento 10 veces superior al del valor del fondo. Si la inversión cae un 5%, el fondo perdería un 5% sobre el nominal, es decir, perdería 50 u.m. que en realidad es un 50% sobre los recursos del fondo.

Esta práctica ha sido muy utilizada en el periodo del boom inmobiliario, ya que se compraba un piso sin poseer el total del valor de este. Existían dos maneras, la primera era cuando se daba la señal del piso cuando todavía estaba en planos y antes de firmar las escrituras éste se revendía a un precio mayor, obteniendo un beneficio con la operación. Y la otra manera era adquirir el piso con una hipoteca del 90% del total del valor esperando a que el precio subiera para venderlo más tarde, y obtener un beneficio mayor al que obtendrías si se comprase con el 100% de recursos propios.

2) Posiciones cortas: Aparentemente solo se puede vender un activo si lo posees en cartera con anterioridad, pero en realidad también se puede vender sin poseerlo. Esto es posible por la existencia de los instrumentos derivados y préstamos de acciones. En el caso de los instrumentos derivados podemos utilizar los futuros vendiendo el activo con una fecha de entrega en el futuro, por ejemplo a 3 meses, así que puedes comprar las acciones justo antes de entregarlas al vencimiento. De esta manera no se necesita tenerlas en cartera todo el periodo. Esta estrategia se utiliza cuando el gestor del fondo piensa que el valor de un activo va a bajar, ya que se compromete a vender un activo a un precio y si el valor de éste baja, lo podrá comprar en el futuro a un precio menor en el mercado y entregarlo al precio fijado, obteniendo un beneficio con ello.

Esta operaciones se llevan utilizando durante muchas décadas en los mercados de commodities. En el caso del trigo si los precios suben lo suficiente para cubrir los costes y generar un beneficio pero en ese momento no está el trigo para cosecharlo, se puede firmar un contrato de venta a futuro y de esta manera de reduce el riesgo de que el precio baje antes de sacar la cosecha.

Uno de los Hedge Funds que sacó beneficios apostando con la bajada del valor de bancos ingleses fue Paulson & Co.

3) Posiciones en spread: Esta estrategia se basa en utilizar datos y comportamientos históricos buscando activos que guardan cierta relación entre sí. Y cuando por circunstancias puntuales la relación que guardan estos activos varía, estos gestores apuestan a que en un futuro todo volverá a la normalidad. Si al final eso ocurre, el fondo obtiene un beneficio y si no, éste obtendrá perdidas.

Un ejemplo de esta estrategia podría ser, apostar a que el spread entre el bono español y alemán (prima de riesgo española) volverá a niveles normales una vez que pase la crisis de deuda periférica. Ya que si los medidas tomadas por el gobierno español convence a los mercados o Alemania se contagia también de la crisis, la prima de riesgo volverá a la normalidad y se obtendrá un beneficio. Pero si la crisis se agrava y Alemania se mantiene intacta, la prima aumentaría más aún y se tendrían perdidas. La llevaríamos a cabo vendiendo futuros del bono alemán y comprando el bono español.

Unos de los Hedge Funds más famosos que utilizó estas tres estrategias fue el Long Term Capital Management (LTCM), gestionado por algunos premios nobeles y al que algunos culpan del detonante de la actual crisis, ya que su quiebra en 1998 supuso unas perdidas de 4,6 billones con ‘B’ de dólares estadounidenses.

4) Trading de alta frecuencia: Esta estrategia busca las irregularidades del mercado. Para llevar a cabo esta estrategia, se necesita unas herramientas informáticas y tecnológicas potentísimas, y personas con una elevada cualificación matemática para poder programar complicados algoritmos y sepan utilizar esas complicadas herramientas tecnológicas. Su función es conseguir información del mercado a una velocidad superior al resto de los demás operadores.

Ejemplo de actuación: Si en el mercado hay más ordenes de ventas que de compra, un operador normal se daría cuenta una vez que el precio ha bajado. Sin embargo, estos operadores testean continuamente el mercado para captar esos volúmenes de ordenes antes de que el precio se mueva, pudiendo adelantarse a los movimientos de mercado. Pueden llegar a comprar y vender el mismo activo unas cuantas veces cada milisegundo más o menos. Muchas personas culpan a este tipo de prácticas de la elevada volatilidad de mercado, ya que son máquinas las que ejecutan las  ordenes y no tienen en cuenta los análisis fundamentales y tradicionales de inversión.

El fondo más famoso que se dedica a esta estrategia es el Renaissance Technologies gestionado por el multimillonario Jim Simons.

Existen muchas más estrategias que utilizan los Hedge Funds pero estas 4 son las más relevantes.

Por lo general, los Hedge Funds cobran comisiones superiores a los fondos tradicionales y suelen exigir un capital mínimo que muchas veces supera holgadamente el millón de euros. También hay que tener en cuenta que estos fondos asumen un riesgo mayor y la rentabilidad no están garantizadas.

Por supuesto que hacer las cosas diferentes a los demás supone un mayor riesgo, pero si se hace una buena gestión, puede suponer una rentabilidad superior y una constante búsqueda de oportunidades.

¡Con este articulo os deseo a todos un Feliz 2012 lleno de Oportunidades y Prosperidad!

RELACIONADOS