Blog, Entrevistas 


Héctor M. Morell: “En EEUU, los errores son bienvenidos; el fracaso es el mejor ‘know how’ para el emprendedor”

 

Héctor Martínez Morell es un emprendedor sevillano de 29 años embajador Yuzz (Fundación Banesto). Comenzó su carrera profesional trabajando por cuenta ajena en una importante multinacional, alcanzando a sus 24 años un puesto de mando intermedio. Pronto descubriría que no se sentía realizado con aquel trabajo y en 2007 se le planteó la duda: abandonar un buen puesto de trabajo con una relevante proyección de futuro; o romper con todo, empezar desde cero y comenzar a recorrer el arduo sendero del emprendimiento. Finalmente se decantó por la segunda opción. Desde entonces, no ha parado de crecer y hoy es CEO de Inviérteme y CBDO de WoOSNet, labor que compagina con su rol de embajador Yuzz.

Pregunta: ¿Cómo fueron tus inicios?
Respuesta: Soy hijo único y mis padres se dedican al sector público por lo que en casa siempre han querido que opositara, cosa a la que siempre me negué. Fue la figura de mi abuelo, que fue un reconocido empresario y diplomático, la que me marcó desde muy pronto. En 2007 abandoné mi puesto de ejecutivo en una gran multinacional para emprender mi primer proyecto junto a él. Llevamos a cabo un proyecto de I+D+I bajo el nombre de “máquina Morell DSR”, una máquina de pequeñas dimensiones capaz de extraer el corcho del alcornoque sin dañar la capa madre.

Tras el fallecimiento de mi abuelo comencé la etapa de mayor creatividad de mi vida, promoviendo nuevas ideas y desarrollando nuevos proyectos.

P: ¿Con qué dificultades te encontraste?
R: Muchas han sido las dificultades que me he encontrado a lo largo de mi bagaje empresarial, pero destacaría dos. La primera: la denegación de todo tipo de créditos o ayudas durante estos últimos cuatro años. Y la segunda: los problemas generados con algunos de los socios de los proyectos que he emprendido. Lo he llegado a pasar realmente mal y he estado a punto de tirar la toalla en muchas ocasiones, pero tengo que admitir que soy una persona dura y que siempre me he levantado tras cada tropiezo.

P: ¿En algún momento alguien te dijo que tu idea no servía o no era viable?
R: En España, los errores son temas tabú. Aquellos que se lanzan a la aventura de emprender y tropiezan son “criticados”. Sin embargo en EEUU son bienvenidos ya que consideran que el fracaso es el mejor Know How para el emprendedor. Mucha gente me ha dicho a lo largo de mi corta trayectoria profesional que mis proyectos o ideas no eran viables, que me dejara de tanto emprender y que me dedicara a echar curriculums en empresas para que me contrataran. Por eso siempre he intentado alejarme de la gente que ha tratado de empequeñecer mis ambiciones. Tengo un sueño y no desistiré hasta alcanzarlo.

P: Cuéntanos, ¿cómo fue tu participación en Yuzz?
R: En enero 2011 entré a formar parte del programa de Embajadores de la Fundación Banesto. Desde entonces centré todo mi empeño en ayudar a los 20 jóvenes del centro Yuzz de Sevilla y en organizar más de una veintena de sesiones formativas con la colaboración de expertos locales y fundadores de startups de éxito.

Gracias a todo el esfuerzo realizado durante el primer semestre del año pasado se me reconoció como Mejor Embajador Yuzz Nacional 2011 en la ceremonia de entrega de premios y la Fundación Banesto me obsequió con un viaje formativo de una semana de duración a Silicon Valley (EEUU). Allí tuve la oportunidad de descubrir el ecosistema emprendedor del valle, recibir formación en las universidades de Stanford y Berkeley, visitar las empresas Google, Ideo o Intel entre otras, o de conocer a gente extraordinaria con la que a día de hoy guardo una excelente amistad o formamos parte de un mismo proyecto.

P: ¿A qué te dedicas ahora?

R: Actualmente estoy centrado de lleno en dos proyectos tecnológicos: www.InvierteME.com, una nueva e innovadora red social para emprendedores e inversores y el Sistema Operativo WoOS, un Sistema Operativo libre y gratuito capaz de correr aplicaciones y drivers compatibles con Windows.

P: Eres embajador Yuzz. ¿Qué significa eso exactamente?
R: Los Embajadores Yuzz forman parte de una red territorial de voluntarios, situados idealmente allí donde no haya un centro YUZZ de la Fundación Banesto. Entre sus objetivos fundamentales se encuentran el impulsar el encuentro de emprendedores para fomentar el aprendizaje entre ellos además de facilitar el conocimiento a los mismos a través de actividades en las que se puedan compartir experiencias y realizar sesiones de networking conjuntamente. Su finalidad espor tanto la de fomentar la cultura emprendedora en su localidad.

P: ¿Cuáles dirías que son las principales características de un emprendedor?
R: El espíritu emprendedor engloba un conjunto de cualidades y habilidades que no todo el mundo posee. Según mi criterio estas son la confianza en uno mismo, capacidad de trabajo, sacrificio y entrega, perseverancia, tolerancia al fracaso, capacidad de asumir riesgos y responsabilidades, facilidad para tomar decisiones, habilidades sociales, gran estímulo y motivación, capacidad creativa e innovadora y visión de futuro.

P: Parece que los jóvenes estamos avocados a “emprender o morir”, ¿no te parece?

R: Actualmente estamos viviendo una etapa difícil en la que uno de cada dos jóvenes se encuentra en el paro. Se nos ha tildado como “la generación perdida sin perspectivas de futuro”.  Cada vez son más las personas que viviendo el problema del desempleo optan por emprender. Esto nos hace cuestionarnos si son emprendedores convencidos o realmente lo hacen por necesidad. Emprender sólo es una opción para aquellos que tengan una idea rompedora, se rodeen de un buen equipo y tengan claro dónde está su oportunidad y cómo hacerla rápidamente escalable.

Se dice que “Muchos son los llamados pero pocos lo elegidos”, ya que lograr que tu idea se materialice en un proyecto y que sobreviva en el tiempo es muy difícil. Todos los jóvenes comienzan sus aventuras con muchas ganas e ilusión, pero por desgracia existen otros factores que pueden hacer que sus proyectos se queden por el camino.

P: ¿Es España un lugar fácil para emprender?
R: España no es un país que se caracterice por emprender. Es más, nuestro país siempre ha dado la espalda a los emprendedores a diferencia de lo que hacen otros países como EEUU, México, Brasil o Argentina.

El problema radica en el sistema educativo español, que no promueve el desarrollo de las habilidades o actitudes de los alumnos a diferencia de lo que ocurre en América desde edades muy tempranas. En universidades como las de Stanford o Harvard los alumnos egresados prefieren crearse su propio puesto de trabajo, sin embargo a nosotros se nos enseña a ser empleados.

Son muchas las iniciativas privadas para ayudar a los emprendedores como el concurso Yuzz de la Fundación Banesto, Wayra de Telefónica, Seed Rocket, DAD, etc… o las iniciativas públicas llevadas a cabo por las diferentes administraciones autonómicas como Andalucía Emprende, Madrid Emprende, Barcelona Activa,…. Pese a todo ello, la actividad emprendedora no se encuentra aún lo suficientemente respaldada en nuestro país y no lo hará hasta que se produzca un cambio de mentalidad y se realice una restructuración de todo nuestro sistema educativo.

P: ¿Qué consejos darías a una start-up como la nuestra?
R: Qué sigáis como hasta ahora, poniendo la misma pasión, ilusión y entrega en vuestro trabajo diario. Estáis haciendo una labor excepcional y los 1.500 suscriptores que tenéis os avalan.

P: ¿Qué opinas de QAH?
R: Que es una magnífica iniciativa promovida por un gran equipo de profesionales. Desde que soy suscriptor de QAH no hay día que no amplíe mis conocimientos gracias al amplio abanico de categorías informativas que tenéis.


P: Por cierto, en honor a una de tus últimas conferencias, y con esto terminamos, ¿cómo se hace un buen guión de ventas?

R: La verdad es que nunca he realizado uno, pero basándome en mi experiencia puedo decir que en un proceso de venta el 80% es pura psicología y empatía con el cliente y el 20% restante es técnica adquirida.

Normalmente los emprendedores suelen ser personas que tienen muy desarrolladas sus habilidades sociales y se consideran comerciales natos, ya que su objetivo es dar a conocer sus proyectos y siempre hablan con pasión de lo que hacen, por lo que no tienen la necesidad de seguir un guión de ventas. A un emprendedor se le enseña las técnicas indispensables para realizar presentaciones eficaces a la hora de presentar su proyecto en eventos o ante inversores.

RELACIONADOS