Trending 


¿Hay seres como nosotros en otros planetas?

 

La Unión Astronómica International rastrea el espacio en busca de vida inteligente. Mientras tanto, el vehículo-robot Curiosity de la NASA cumple un año paseándose por Marte en busca de formas primitivas de vida (presente o pasada). Todo parece indicar que está solo (salvo vehículos exploradores marcianos de la NASA más viejos) en un planeta desértico con un tamaño la mitad de grande que la Tierra.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/106257/existe-vida-inteligente-universo"]

Algunos científicos especulan con que puede haber millones de civilizaciones inteligentes en las infinitas galaxias del universo, pero los más pesimistas dicen que estamos igual de solos que el Curiosity. La aparición de la vida de manera espontánea requiere de tantos requisitos y condiciones para suceder que es un milagro lo que pasó en la Tierra. Casi todos los planetas que forman el Sistema Solar son lugares inhóspitos, demasiado calientes o demasiados fríos, como para imaginar formas de vida como las que conocemos los terrícolas.

earth-11014_150Según el científico Stephen Hawking (Life in the Universe, conferencia de 1996), cabe esperar que se descubran muchas formas de vida en la galaxia, pero es poco probable que entre ellas se encuentre vida inteligente. En este punto existiría el problema añadido de establecer lo que se considera “inteligencia”: ¿Solo pueden ser inteligentes aquellos hipotéticos seres que sean similares a los humanos? Pudiera darse el caso de que dentro de la inmensidad del cosmos hubiera formas de inteligencia de algún tipo que ya hubieran mandado señales, pero que hayamos sido incapaces de descifrarlas y, por tanto, hayan pasado desapercibidas.

 

Al igual que los náufragos desaliñados de las viñetas lanzan sus mensajes al mar dentro de una botella para que alguien -en algún lado- los recoja, existen radiotelescopios de gran potencia y sensibilidad que emiten señales que se pierden en el espacio exterior. Aunque alguna de ellas obtuviera algo parecido a una respuesta, la comunicación interestelar no es precisamente como un correo electrónico y necesitaría miles o millones de años en retornar hasta el lugar de partida.

 

Desde hace algo menos de cuatro décadas vaga por el espacio el Voyager 1 que a día de hoy alcanzó los confines del Sistema Solar. A bordo transporta un disco de oro con imágenes y sonidos de la Tierra, música y saludos en varios idiomas. ¿Logrará alguien escuchar a Bach o Chuck Berry desde otra galaxia y estará dispuesto a dar su opinión? Si fuera así, espero que le guste la música y su reacción sea amistosa.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas?

 

Por Miguel Olalquiaga

RELACIONADOS