Jurídico, Widget 


¿Hay lagunas en el Ordenamiento Jurídico?

Materia largamente debatida por la doctrina es la que se refiere a la existencia o no de lagunas en el Ordenamiento Jurídico. Previamente a dilucidar una respuesta sobre su existencia, delimitaremos el marco conceptual definiendo laguna como aquella situación en virtud de la cual una ley no regula adecuadamente su objeto o cuando nos encontramos ante la ausencia de ley aplicable a un supuesto de hecho concreto. El autor DÍEZ PICAZO considera que la lista de causas por las que una determinada situación no encuentra regulación legal es interminable e inevitable que la ley presente estas deficiencias en todo tiempo y lugar.

Y es aquí donde una vez delimitado el concepto de laguna donde debemos de diferenciar dos tipos de la misma: las lagunas de la ley y las lagunas del ordenamiento jurídico.

  • Nos encontramos ante una laguna de la ley cuando un hecho carece de una norma que lo regule. Es decir, cuando frente a un supuesto de hecho determinado, carecemos de una norma de derecho positivo que lo normativice. Pocas dudas se plantean acerca de la existencia de las lagunas de la ley.
  • Por otra parte, nos enfrentamos a una laguna del Ordenamiento JLagunas_de_ruidera_Albaceteurídico en el caso de que dicho Ordenamiento sea incapaz de regularlo todo. Es decir, hablamos de lagunas en la totalidad de un sistema jurídico. En este punto nos centraremos.

Veamos como el Derecho español responde a nuestra pregunta, ¿podemos entender que en nuestro Ordenamiento Jurídico haya auténticos vacíos normativos? El reconocimiento de un sistema de fuentes con Principios Generales del Derecho excluye tal posibilidad. Acudamos, por tanto al mismo (art. 1 C.C.), que habla de la ley, la costumbre y los principios generales del Derecho. Estos últimos sirven por un lado como principios informadores al ordenamiento jurídico y criterios interpretativos, y por otro como fuente del Derecho. Estos principios son fuente del Derecho de manera subsidiaria a la ley y la costumbre, lo que quiere decir que entran en juego cuando se requiera una regulación que no está establecida en ninguna norma jurídica positiva o consuetudinaria.

Si acudimos al art. 1.7 CC veremos que los jueces y tribunales tienen el deber inexcusable de resolver en todo caso los asuntos de que conozcan ateniéndose al sistema de fuentes establecido. Cuando no exista ley aplicable ni norma consuetudinaria, debemos acudir a los principios generales del Derecho, que como fuente autónoma del Ordenamiento lo completan. Es en estos principios donde esta la clave a nuestra pregunta. Aquí entra en juego el principio de plenitud hermética del Derecho.

Ante la laguna de la ley particular, siguiendo el sistema de fuentes establecido acudiremos a un conjunto de principios. Los principios completan el Ordenamiento y nos dan un marco completo al cual acudir si nos encontramos ante carencias en nuestro derecho positivo. Con estos principios nuestro Derecho niega la posibilidad de lagunas en el Ordenamiento, en defecto de ley y costumbre aplicable siempre contaremos con un principio general del Derecho que ampare al juez a la hora de fallar.

No nos limitamos al Derecho español (aunque nos haya servido de ejemplo) cuando decimos que los órganos jurisdiccionales no pueden rendirse cuando se encuentran un conflicto en el que no hay una norma positiva formulada que prevea el supuesto de hecho del caso planteado, sino que deben buscar una norma aplicable al caso, empleando por ejemplo los sistemas de fuentes o la técnica de la analogía.

El principio de plenitud hermética del Derecho expresa que el derecho positivo debe dar solución a todo conflicto que se plantee. Para RECASENS SICHES es un postulado que es necesario en todo ordenamiento jurídico y no cabe objeción alguna contra él. Este principio no niega en ningún caso que no existan las lagunas o las discordancias, sino que es evidente que en todos los ordenamientos jurídicos hay contradicciones y vacíos. Este principio nos dice que aplicando una serie de técnicas podremos alcanzar siempre una solución a la controversia jurídica que se nos presenta.

Por tanto, si bien es cierto la Ley en sentido abstracto puede tener lagunas (o no regular un supuesto de hecho o no normativizar bien su objeto) no el Ordenamiento Jurídico. Los principios generales del Derecho actúan como una fuente del Derecho completa que entra en juego de forma subsidiaria a las demás fuentes, en España, en defecto de ley o costumbre.

Vía | Sistema de Derecho Civil (Volumen I). DÍEZ PICAZO.

Nueva Filosofía de la Interpretación del Derecho. LUIS RECASENS SICHES.

Derecho Civil de España (Volumen I). FEDERICO DE CASTRO.

Metodología de la Ciencia del Derecho. KARL LARENZ.

Código Civil.

Imagen| Lagunas de Ruidera (Wikimedia)

RELACIONADOS