Actualidad Jurídica, Jurídico 


‘Happy Birthday’ libre de derechos de autor

La canción más famosa y cantada por todo el mundo para desear un feliz cumpleaños, “Happy Birthday To You”, ya no está sujeta a derechos de autor.

La sentencia del juez George H. King pone fin a décadas de disputas sobre el copyright de la famosa canción y al monopolio de la editora musical Warner/Chappell que durante años aseguró tener los derechos de la canción, embolsándose ingentes cantidades de dinero.

'Happy Birthday' libre de derechos de autor

‘Happy Birthday’ libre de derechos de autor

Pero, ¿cuándo fue creada la canción?

El tema fue creado originalmente por las hermanas Patty y Mildred Hill en 1893. Maestras de profesión, las hermanas Hill escribieron un libro de canciones que cantaban a sus alumnos publicado por la editorial Clayton F. Summy Co., de Chicago. Una de esas canciones con una pegadiza melodía que cantaban los niños del jardín de infancia para darse los buenos días en clase se llamaba “Good Morning to All” (“Buenos días a todos”).

Pues bien, con motivo del cumpleaños de una de sus alumnas, Patty y Mildred decidieron cambiar la letra de la canción por “Happy Birthday to You”, eso sí, conservando la melodía.

El editor Robert H. Coleman, publicó una versión del “Good Morning to All” con la letra del “Happy Birthday to You. Tan famoso se hizo el tema que empezó a aparecer en el cine y en la radio. Fue entonces cuando las hermanas decidieron reclamar legalmente los derechos de autor correspondientes a través de la empresa Summy Company. Consiguieron demostrar que la canción original les correspondía obteniendo en 1934 el copyright de la misma.

¿Qué fundamenta ahora el juez King?

El juez King señala que el documento en posesión de Warner/Chappell, cuyo primer propietario fue la empresa Summy Co., sólo garantiza los derechos sobre algunos acuerdos de la música, y no sobre el conjunto de la canción.

¿Qué ocurría si usaba la canción?

Hasta ahora, cualquiera que quisiera utilizar la canción con fines lucrativos, bien para una producción cinematográfica, televisiva o en cartas de felicitación, tenía que pagar a Warner por los derechos (el gigante llegaba a recaudar por año unos dos millones de dólares en royalties).

Ahora, la canción pasa a ser considerada de propiedad pública y libre de derechos, por lo que puede usarse para cualquier fin sin tener que pagar por ello.

Después de más de 80 años “Happy Birthday” es al fin libre.

Vía| Lorena Bravo

RELACIONADOS