Trending 


¿Hago un esquema que muestre el grado de comunicación que tengo con mis jefes y compañeros de trabajo?

Las grandes empresas punteras de hoy tienen las orejas tiesas. Su estado de alerta se debe a la preocupación de que sus viejos métodos no sean suficientes para hacer frente a una realidad demasiado compleja y puedan ser arrasadas por la ola de los nuevos tiempos. A al mismo tiempo, empresarios como Rafael Mira creen que las grandes organizaciones toleran muy bien hasta cierto grado de desorden interno.

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/106209/leticia-soberon-dibujar-mis-relaciones-laborales-como-red-comprenderlas-mejor-si"]

 

A medida que la complejidad crece se hace más y más necesaria una cierta tolerancia al caos en el que siempre es posible hallar un movimiento incesante y caprichoso, gran vitalidad y la esperanza de llegar a contemplar un chispazo en la oscuridad o la de ver nacer fructíferas asociaciones. Un exceso de rigidez dentro de una realidad nueva, desbocada e incontrolable podría llevar rápidamente a ‘calambres’ y ‘contracturas’ fatales.

 

Muchos puestos de trabajo eran hasta hace poco compartimentos estancos en el que había alguien que se ocupaba de su tarea asignada sin hacer ruido, sin salir más allá de su pequeño equipo o departamento, por largos años, sin sobresaltos y muchas veces sin apenas cambios hasta el mismísimo día de su jubilación. Ahora se exige en las empresas el mismo nivel de productividad, pero con una reducción drástica de recursos. Se trabaja más horas, se requieren constantemente más conocimientos y habilidades, se prueban nuevos sistemas salvadores. Se pide implicación, multitarea y trabajo en equipo.

Captura de pantalla 2014-10-06 a la(s) 13.18.30

 

El experto en transformación de organizaciones, Yves Morieaux, dice que el peso que ha recaído de golpe sobre las espaldas del empleado es excesivo y este muestra síntomas de mucho estrés, agotamiento o es víctima de accidentes laborales. Por eso, las piezas que integran las grandes organizaciones están llamadas a salir de su aislamiento e interactuar. Los que en este proceso tengan más facilidad para cooperar serán premiados.

 

 

Es decir, nuestra posición frente a los otros es cada día más importante en el trabajo. Apertura y transparencia son nuevas consignas en el ejercicio diario de nuestras funciones. No se trata de evitar enfrentamientos o agilizar procesos, sino de alcanzar a un estado hasta ahora inconcebible y peligroso dentro de un ambiente laboral: el de poder mostrar debilidades. ¿Por qué? Para poder pedir ayuda y a su vez ayudar: no hay un minuto que perder ni existe ya la opción de salir al exterior e importar costosas soluciones.

 

A día de hoy ha dejado de ser vital lo que haga o deje de hacer la competencia, lo que importa de verdad es el modo en el que la organización se apaña con lo puesto ante la creciente complejidad.

 

¿Sabes cuáles son tus redes laborales más importantes?

 

¿Y tú? ¿Qué opinas?

 

Por Miguel Olalquiaga

RELACIONADOS