Economía y Empresa 


¡Hagan juego online, señores!

Los juegos de azar no se han quedado atrás en su adaptación al escenario digital y la industria del juego online sigue ganando adeptos en nuestro país. A primeros de junio de 2012 comenzaba la operativa de juego regulado en España con previsiones de mercado muy optimistas. Por entonces, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) otorgó licencias a más de 50 empresas, desde firmas internacionales con años de experiencia en el .com, a las habituales del sector que veían en el juego online un potencial desarrollo de su negocio tras años de caídas del juego presencial. Los casinos online han ido adquiriendo desde entonces gran popularidad y fiabilidad entre unos jugadores que se han multiplicado por ocho en los dos últimos años.

Según el informe del cuarto trimestre de 2013 realizado por la DGOJ sobre el Mercado del Juego Online en España, la cantidad jugada en el año 2013 alcanzó los 5.437.676.846 euros, el número total de jugadores registrados se situó en 1.596.048 y el mercado generó unos ingresos brutos de juego (GGR o Gross Gaming Revenue) de 228,9 millones de euros. Las apuestas deportivas representaron la partida más importarte con el 49% del mercado, seguidas del póquer con un 30%, el casino con un 15%, y concursos y bingo, con aproximadamente un 3% cada uno.

Juego

El juego online está regulado por la Ley 31/2011

El juego online está regulado por la Ley 13/2011 que persigue dotar a los operadores y participantes de la debida seguridad, luchar contra el fraude, prevenir conductas adictivas y favorecer la existencia de un mercado del juego regulado fuerte y competitivo. Hablamos de una industria que contribuye al sostenimiento del gasto público de una forma muy importante porque, además de la carga tributaria de cualquier sector económico, aporta cantidades adicionales derivadas de tributos específicos, siendo, por tanto, múltiples los tributos que gravan la actividad:

1. Impuesto sobre Actividades del Juego (IAJ): con carácter general el tipo aplicable es del 25% sobre los ingresos netos (cantidades jugadas menos premios repartidos).

2. Tasa por la gestión administrativa del juego: somete a tributación los ingresos brutos (cantidades jugadas) al tipo del 0,75 por mil.

3. El Impuesto sobre Sociedades: los operadores residentes en España tributan en el IS, de manera habitual, al tipo general del 30% sobre su beneficio tributable.

4. El IVA: el tipo aplicable es, con carácter general, del 21%. Al tratarse de una actividad exenta los operadores no tienen derecho a la deducción de las cuotas de IVA soportadas y deben asumir el coste.

5. EL IRPF: el impacto fiscal no afecta directamente al operador pero su relevancia es fundamental para el sector puesto que juega un papel importante a la hora de atraer jugadores. Se ha dado un importante paso al permitirse que los jugadores puedan compensar las pérdidas del juego hasta el nivel de sus ganancias.

La Agencia Tributaria es consciente de que muchas casas de juego online que operan en España no pagan impuestos y está realizando un exhaustivo análisis del sector para identificar posibles focos de fraude. Desde que la Ley del Juego exigió a todos los operadores con actividad en el país establecer una sede para su tributación, muchas empresas han fijado su residencia en algún paraíso fiscal para evitar dicha carga impositiva. El nuevo informe de McAfee Jacpot! Money Laundering Through Online Gambling, identifica la proliferación de casinos online -una industria que crecerá casi un 30% en los próximos 3 años- y cómo el cibercrimen organizado está aprovechando el sector para blanquear el dinero obtenido de actividades ilegales. La existencia de sitios web sin licencia -diez veces superiores a los regulados-, unido a la multitud de fórmulas que existen para cambiar dinero en los casinos online y al anonimato que garantizan algunas web de juego ilegales, dificulta el control de todas las transacciones por parte de las autoridades que son incapaces de hacer frente a unos operadores sin licencia que ofrecen más productos y mejores condiciones.

En este difícil entorno el éxito del negocio del juego online dependerá de múltiples factores como la captación y mantenimiento de los jugadores, la inversión en I+D+i, la internacionalización de los operadores locales, la lucha contra el mercado no regulado y la reducción de la carga impositiva para evitar la huída de operadores hacia otros países; todo ello sin olvidar las peculiaridades de una industria que tiene limitaciones publicitarias establecidas en el Código de Conducta sobre Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego, y debe garantizar la protección de los derechos a menores y la prevención de conductas adictivas.

Vía| Informe anual juego online en España

Más información| Informe sobre la fiscalidad del juego online, Informe observatorio de la protección al jugador online, El mercado del juego online en España

En QAH| El origen de las tragaperras El poker y las estrategias de negocios ¿Cuál es el régimen legal de las casas de apuestas online? (I): España

Imágen| juegos de azar

RELACIONADOS