Cultura y Sociedad, Historia 


Hace 1300 años Sevilla fue conquistada por los musulmanes

Durante este verano, se cumple el 1300 aniversario de la ocupación islámica de Sevilla. En el 712, comenzaba una etapa de la historia sevillana y peninsular importantísima para comprender el desarrollo de la urbe moderna que hoy en día disfrutamos. Varios de los monumentos más importantes de la ciudad hispalense datan de esta época, como la Giralda o la Torre del Oro.

La llegada de los musulmanes a la península se debe principalmente a don Julián, gobernador visigodo de Ceuta, que pide su ayuda para instaurar en el trono a los hijos de Witiza, antiguo rey godo, derrocando a Don Rodrigo, duque de Cantabria, monarca en aquellos años. El contingente musulmán, todavía muy pequeño, derrota aplastantemente al ejército godo en la famosa batalla del rio Guadalete en el 711. Se abre la puerta para la invasión musulmana de la península. Estos rápidamente olvidan sus compromisos con los partidarios de Witiza, haciéndose dueños absolutos del reino. En pocos meses marchan sobre el rico valle del Guadalquivir, ocupando Sevilla ciudad clave de esta zona.

Los historiadores todavía discuten sobre la fecha exacta de la conquista de la ciudad, debido a la escasez de información en la documentación de la Edad Media musulmana.

Un grupo de investigadores fijan la fecha de la conquista en el verano de 711 a manos de Tariq, lugarteniente de Musa que era el jefe árabe de la invasión peninsular. Según este grupo de historiadores, Tariq se dirigió a la ciudad del Guadalquivir después de ocupar Carmona, desviándose del camino que conducía al norte de Hispania. La ciudad de Sevilla aceptaría pagar los tributos impuestos por los musulmanes y estos además pidieron que se derribara una parte del palacio visigodo. Esta hipótesis actualmente es la que menos fuerza tiene, por lo inverosímil del camino que debió tomar Tariq, además las fuentes islámicas que describen este hecho son de baja calidad.

Otra teoría de la conquista de Sevilla, defendida por la amplia mayoría de los historiadores, asegura que la ocupación islámica se produjo en el verano de 712, a cargo de Musa, después de un asedio de varios meses. La caída de la ciudad se produjo por el abandono de parte de la guarnición visigoda, que huyo a Beja y Niebla. Con la conquista definitiva de Sevilla, se dejó a los judíos a cargo de la alcazaba hispalense, apuntando la más que posible colaboración hebrea en la conquista de Hispania.

Justo un año después, en el verano de 713, tendría lugar la primera revuelta sevillana contra el poder musulmán. La población que se había quedado en la ciudad, posiblemente ayudados por los fugitivos de Beja y Niebla, atacaron a la guarnición islámica. Musa, que acababa de conquistar la ciudad de Mérida, envía a su hijo Abd al- Aziz con un ejército a sofocar la rebelión, cosa que consigue sin mucho esfuerzo.

Sevilla, debido a su importancia económica y administrativa se convirtió en la primera capital del nuevo emirato de Al Ándalus en los primeros años, durante el mandato del emir Abd al-Aziz,  hasta el asesinato de este. A continuación se traslada la capital a Córdoba en el 716.

Como conclusión decir que los islámicos dieron enormes facilidades para evitar toda resistencia armada, esto explicaría la rápida conquista de la península. Solían respetar las propiedades de la élite goda, su vida y su confesión religiosa si se rendían y aceptaban la autoridad musulmana. Además también reducían la cantidad de impuestos si la población se convertía al islam, cosa que hicieron la mayor parte de los habitantes.

 

Vía| Degelo

Más Información| Bosch Vilá Jacinto, Historia de Sevilla, La Sevilla Islámica 712-1248, servicio de publicaciones de la universidad de Sevilla, Sevilla, 1984

Imagen|Filológico blogAl Andalus Timeline

 

RELACIONADOS