Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Habilidades sociales para sobrevivir

La moda de las denominadas habilidades sociales es vista como una oportunidad para destacar la importancia de ganarse a la gente y lograr que los demás nos den lo que queremos. Sin embargo, el precio que hay que pagar puede ser elevado, porque las habilidades sociales no tratan únicamente de técnicas sino de comportamientos y renuncias a los principios de uno mismo.

En un mundo altamente competitivo, hablando a nivel profesional, las personas necesitan adaptarse a los entornos para lidiar con los diferentes ambientes y tipos de personas. Las habilidades sociales nos permiten desenvolvernos de forma competente en situaciones más o menos complejas y salir airosos de ellas.

Cuando aprendemos a ser socialmente correctos, nuestras relaciones suelen funcionar con menos conflictos. Desde pequeños somos educados para ello en mayor o menor medida. Muchas personas olvidan quiénes son ellas mismas por el camino de este aprendizaje de las normas sociales. Es el mayor sacrificio que se hace por encajar y rehuir el conflicto social. A cambio se obtiene lo que todo el mundo quiere: estar integrado, encajar en el grupo, obtener oportunidades, ganarse los favores de alguien, ser aceptado, etc.

Las habilidades sociales son necesarias para sobrevivir en sociedad, y pulirlas nos provee de competencia suficiente para adaptarnos y tener éxito en la vida relacional y social. Pero una vez más hay que no dejarse deslumbrar por los destellos de fantasía de esa supuesta creencia de que las habilidades sociales son mágicas. En absoluto lo son, únicamente nos confieren poder para desenvolvernos y conseguir lo que queremos de los demás. Parece que es mucho, pero si nuestros principios y valores son importantes para nosotros, el sacrificio que supone ser siempre hábil socialmente es tan grande que posiblemente no compense.

Habilidades sociales

Probablemente la clave sea el equilibrio entre saber cuándo aplicar las habilidades sociales y cuándo aplicar nuestro sentido común para la defensa de nuestros principios y valores. Es por este motivo que todos tenemos que encontrar cuáles son nuestros límites y tener el coraje de cuidar nuestras prioridades en la vida. Tarea poco sencilla, sin duda, pero inevitable si deseamos no perder el sentido de nuestra vida. La otra opción no es nada ventajosa, aunque ampliamente seguida por muchos: dejarse arrastrar por la corriente sin tan siquiera oponer la más mínima resistencia con tal de evitar el conflicto.

¿Utilizas las habilidades sociales para sobrevivir? ¿Qué habilidades sociales son las que más utilizas para lidiar con las situaciones de la vida profesional?

 

Más información|Laboris.net, Ayuda-T Pymes

Imagen cortesía de jesadaphorn|Freedigitalphotos.net

RELACIONADOS