Economía y Empresa, Jurídico 


¿Ha sido el gasto público drásticamente recortado durante la crisis?

Gasto publico

Gasto publico

Durante los últimos dos años las noticias referidas a los recortes del gasto público han estado a la orden del día, continuamente hemos escuchado y leído noticias referentes al último tijeretazo que se ha acordado sobre la economía, poniendo en riesgo la capacidad con que cuenta la economía española para recuperarse de la situación actual.

En este sentido, se ha afirmado que esto produce un círculo vicioso entre decrecimiento e insolvencia del país. Es decir: si se imponen recortes sobre la economía debido a la situación de la prima de riesgo y los altos intereses que paga España  (que van comprometiendo paulatinamente la solvencia de las finanzas públicas), esto va a provocar un decrecimiento del PIB, que se manifestará mediante más desempleo, más compañías que van a la quiebra, menos recaudación tributaria y por tanto nuevos recortes en un círculo interminable. Más allá de la realidad o no de estas afirmaciones (cuestión que requiere un análisis aparte) conviene estudiar si realmente se ha producido un decrecimiento sustantivo del gasto público.

La cuestión está, socialmente, bastante aceptada y comúnmente se asume que en los últimos dos años se ha producido un sustancial recorte del gasto público. La cuestión, sin embargo, dista mucho de ser clara en este sentido. Basta fijarnos en algunos datos estadísticos sobre la cuestión del gasto público español desde 2007 a 2012. Durante este periodo, el gasto realizado por las Administraciones Públicas fue de 79.000 millones mayor en 2012 que en 2007. La cuestión no deja de sorprender si se tiene en cuenta que 2007 fue, en términos de situación de expansión económica, el año del pico de la burbuja. Motivo por el que no deja de sorprender que, después de 5 años de crisis, el dato del gasto público total sea sustantivamente superior que en el momento culmen de la burbuja financiera. Dado que 79.000 millones suponen, aproximadamente, el 8% del PIB, esto es, superior al objetivo de déficit de 2013. La conclusión es que el incremento del gasto público en este periodo iguala el agujero de déficit que ha tenido España en varios de sus peores años.

Además en el año 2013, el gasto público previsto en los PGE fue un 5,6% superior al de 2012. Es cierto que esa subida se debe, en parte, a los intereses de deuda, que suben en 10.000 millones, sin embargo, si descontamos la partida de intereses de deuda, el gasto público de 2013 es 1.000 millones inferior al de 2012, lo que en términos porcentuales supone un 0,1% del PIB, o un 1% del déficit de 2012.

Parece, a la vista de los datos, que no puede hablarse de un recorte sustancial del gasto público, sino, en todo caso, de un estancamiento del gasto público si consideramos el periodo 2012-2013, o incluso de un considerable incremento si analizamos el periodo 2007-2013.

Vía| El Economista 

Más Información| Libremercado

Imagen| Gasto Público

En QAH| ¿Son los rescates bancarios medidas socialistas o liberales? ¿Por qué estamos tardando tanto en salir de la crisis? ¿Son perjudiciales los paraísos fiscales? ¿Son las SICAV una inversión sólo para ricos? Un nuevo regulador para vigilar y controlar a todos ¿Cuál es el principio básico de una economía sana, competitiva y sostenible?

RELACIONADOS