Especial Guernica, Patrimonio 


El Guernica y el fallido pabellón español de 1939 en Nueva York

En el contexto de Guerra Civil Española se había llevado a cabo el pabellón español en la Feria Internacional de París de 1937, en el cual se exhibió por primera vez el Guernica de Picasso, siendo el motivo de su creación (Fig. 1). Investigaciones posteriores han sacado a la luz que se proyectó realizar otro pabellón similar en la Feria Internacional de Nueva York de 1939, para recabar apoyo para el bando republicano, siendo un proyecto aprobado por el gobierno vigente, pero que no pudo ejecutarse tras el fin de la Guerra Civil con la victoria de Franco y el inicio de una dictadura. El hallazgo de este proyecto fallido se debe a la historiadora del arte Idoia Murga Castro, que encontró documentación inédita sobre este pabellón y ha escrito varios artículos de este tema. Además del descubrimiento de los murales de Luis Quintanilla, artista exiliado en EEUU, en unos cines porno de Nueva York que estaban destinados a ser mostrados en el pabellón español del 39.

Fig. 1. El Guernica en el Pabellón Español de París. 1937.

La labor del gobierno republicano en la búsqueda de apoyo exterior para combatir al enemigo continuó durante los tres años de la contienda, dado el pacto de no intervención del resto de países. El acierto del pabellón de 1937 en París hizo que para la siguiente feria internacional no dudarán en organizar otro proyecto similar, en el pabellón español de Nueva York. El lema de esta feria era “El mundo del mañana”(Fig. 2), y fue gestada durante el mandado del presidente Roosevelt, y se invitó a España a participar desde 1936. El comisario general sería Grover A. Whalen que colaboraría directamente con Fernando de los Ríos, que era el embajador español en Washington. No obstante, y debido al contexto español la respuesta a la participación en la feria no fue contestada hasta 1938. Tras todos los tramites se nombró a Roberto Fernández Balbuena como comisario principal del pabellón español, y como comisario adjunto Jesús Martí Martín, además de arquitecto del pabellón de España. Otro de los agentes importantes en la gestación de este proyecto fue Luis Quintanilla, uno de los artistas españoles más conocidos en Nueva York, ayudando en la organización así como participando en calidad de artista.

Fig. 2. Cartel de la Feria Internacional de Nueva York, 1939.

En la actualidad, se desconoce como habría sido el pabellón español para la feria internacional de Nueva York en 1939, excepto por detalles que se han extraído de las cartas y documentos de la época. Con respecto al contenido del pabellón, la línea ideológica fue la iniciada en la exposición de París en 1937, haciendo propaganda del bando republicano y de la situación española en la GCE. Algunos de los artistas a los que se pidió colaboración para este pabellón sería Juan Rebull y Joaquín Suyner, a los que Luis Quintanilla proporcionaría todos los medios para llevar a cabo las obras, además de trasladarlas a EEUU. La obra de Sunyer se desconoce excepto de que sería un gran óleo. Por su parte, a Juan Rebull le encargaría un escultura para el frontispicio del pabellón español. La obra que también estaría presente en Nueva York sería la fuente de Mercurio de Calder, debido a su éxito en la muestra de París. También se cree que iban a estar presentes los 13 puntos de Negrín de Josep Renau. Luis Quintanilla realizaría sus murales Ama la paz y odia la guerra, 1939 (que más tarde acabaría en un cine porno de Nueva York) (Fig. 3). El trabajo de Quintanilla constaría de 5 paneles llamados: Hambre, vuelo, destrucción, dolor y soldados, todo bajo el tema global de la situación de la GCE. Posteriormente, éstas han sido recuperadas y trasladadas a la Universidad de Cantabria, lugar de nacimiento del artista.

Fig. 3. Uno de los murales de Luis Quintanilla para el pabellón español de Nueva York. En la actualidad se encuentran en la universidad de Cantabria.

No se sabe qué más obras y artistas se propusieron para el pabellón español de la feria Internacional de Nueva York en 1939, aunque es posible que muchas de las que estuvieron en 1937 se quisieran mostrar en esta ocasión. Por tanto, es posible que el Guernica estuviera también entre las obras que se iban a mostrar en Nueva York. El Guernica que tras su exposición en 1937 inició una recorrido por el mundo, en búsqueda de apoyos para el gobierno republicano llegando a Nueva York el 1 de mayo de 1939, acompañado por el propio Juan Negrín, en la fecha en la que se inauguraría el pabellón español. Por lo que, todo apunta a que el cuadro podría haber estado presente en el pabellón español, aunque a día de hoy solo se puede especular sobre este tema. El 4 de mayo de 1939, el Guernica se colgó en la Valentine Gallery en Nueva York donde estuvo expuesto durante un tiempo.

No obstante, toda la estructura montada por la II República fue truncada con el fin de la Guerra Civil Española el 1 de abril de 1939. La inauguración de este pabellón estaba prevista para mayo de 1939, por lo que no pudo ser llevado a cabo pese a todo el trabajo y esfuerzos en la organización. Con la victoria del bando nacional se daba el fin del proyecto republicano y se declinaba la participación en la Feria Internacional de Nueva York en 1939, debido al poco tiempo que tenían para preparar otra propuesta que difiriera de la republicana. El reconocimiento de EEUU de Franco como gobierno legítimo el 2 de abril de 1939 puso fin al proyecto. Aunque no hay que olvidar que la II República continuó en el exilio desde lugares como México, con una red de instituciones que mantendrían la representación, pero sin legitimidad.

Vía| MURGA CASTRO, Idoia, “El pabellón español de 1939: un proyecto frustrado para la exposición internacional de Nueva York” en Archivo Español de Arte, LXXXIII, 331, julio-septiembre 2010, pp. 213-234. MURGA CASTRO, Idoia, “La Exposición Internacional de Nueva York: arte, arquitectura y política en el fracaso del ‘Mundo del Mañana’”, Arte y ciudad – Revista de Investigación, Junio 2013, 3 (I) Extraordinario, pp. 349-366.

Imagen| Guernica Pabellón , Cartel Nueva York, Mural Luis Quintanilla

En QAH| Especial Guernica

RELACIONADOS