Historia 

Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117

Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117


Grandes filósofos de la historia: Parménides y Heráclito


Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117

Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117

Siguiendo con la serie sobre los principales filósofos de la historia, hoy os traigo mi pequeña reflexión acerca de estos dos importantísimos filósofos de la Antigua Grecia: Parménides de Elea y Heráclito de Éfeso. A pesar de no ser dos de los nombres más conocidos de la filosofía occidental, la misma se fundamenta en sus dos visiones contrapuestas de la realidad.

En primer lugar, considero de suma importancia conocer, aunque sea de forma escueta su biografía y su contexto histórico, ya que de otra manera nos será imposible comprender su filosofía.

Heráclito

Heráclito

Comenzando por Heráclito, era natural de Éfeso, ciudad de la Jonia, en la costa occidental del Asia Menor (actual Turquía). Como los demás filósofos anteriores a Platón, no quedan más que fragmentos de sus obras, y en gran parte, se conocen sus aportes gracias a testimonios posteriores. Nació en el año 535 a. C. y murió en el 484 a. C., es decir, se encuentra en el final de la época arcaica griega y el inicio del esplendor de la era clásica, cuando Atenas y Esparta se erigen como principales ciudades estado de todo el mundo griego, aparece la democracia en la ciudad de Atenas y surge la figura del enormemente conocido Platón. Es conocido como”El oscuro”, por el misticismo de su filosofía, así como, por su estrecha relación con el famoso oráculo de Delfos.

Por otro lado tenemos a Parménides, del cual pocos datos se tienen sobre su vida. Es conocido que nació entre el 530 y el 515 a. C., en la ciudad de Elea, en la Magna Grecia (actual sur de Italia).

Pero lo que a nosotros más nos interesa es su pensamiento, y responder a la pregunta de ¿por qué representan la raíz del pensamiento occidental?

Para comprender su filosofía, es necesario ubicarlos como presocráticos, es decir, ambos desarrollaron su pensamiento con anterioridad a la aparición de Sócrates. Como es conocido, la filosofía presocrática tenía como objeto de reflexión la propia naturaleza physis, su origen o arché, por lo tanto, Parménides como Heráclito continúan por esa senda abierta por otros antes que ellos, como fueron Tales de Mileto o Anaximandro. Pero si bien estos primeros filósofos presocráticos se limitan en ver en el agua o en el aire el inicio de la naturaleza, tanto Parménides como Heráclito elevan su filosofía hacia reflexiones mucho más profundas.

En el caso de Heráclito, la siguiente cita refleja claramente su modo de entender la realidad:

“Ningún hombre puede bañarse dos veces en el mismo río”.

Mediante estas palabras, el bueno de Heráclito pretende reflejar que la realidad se encuentra en perpetuo movimiento, es decir, no hay nada absoluto ni permanente. Esto, por supuesto, trae muchísimas cosas detrás, las cuales intentaremos analizar posteriormente.

Parménides

Parménides

Por el contrario, Parménides concibe el “Ser” como algo inmutable y eterno. Es decir, algo que no cambia nunca, que representa la esencia del todo. Como podemos observar, estas dos posturas son totalmente contrapuestas, ya que si Heráclito afirma que la realidad está en constante cambio, que nada se mantiene, Parménides se postula por una realidad basada en el Ser, que nunca cambia y hace que siempre te bañes en el mismo río, ya que aunque alguna piedra se haya movido, en esencia, es el mismo río.

A primera vista, puede parecer que ninguna de estas dos visiones de la realidad tiene demasiada relevancia, pero lo cierto es que sí que la han tenido, y mucho. El propio Platón declara que parte de su pensamiento bebe de Parménides, concretamente en su obra llamada, Pármenides, valga la redundancia. Pero si analizamos de forma más detenida la filosofía de Platón, nos damos cuenta de que aúna el pensamiento de ambos filósofos presocráticos. Si recordamos la Teoría de las Ideas de Platón, nos damos cuenta de que habla de una realidad dualista, es decir, una realidad dividida en dos partes: el mundo sensible o físico, en constante movimiento y donde no existe nada absoluto, evidentemente, esta parte de la realidad la podríamos relacionar claramente con el pensamiento de Heráclito. Y por otro lado, tenemos el Mundo de las Ideas, el cual es para Platón la verdadera realidad, donde se encuentra la esencia inmutable de cada cosa, donde se encuentra la verdad absoluta. Esta realidad está estrechamente relacionada con el “Ser” de Parménides.

Como estamos viendo, Platón premia la concepción de la realidad metafísica iniciada por Parménides, pero a su vez, es consciente de que no se puede hablar de que nada cambia, ya que el mundo está en constante movimiento, como bien afirmaba Heráclito.

Si con Platón ya se puede observar la gran importancia de estos dos filósofos presocráticos, me gustaría hacer una pequeña reflexión personal sobre la filosofía posterior llegando hasta nuestros días. Uno de los principales dilemas de los filósofos radica en la existencia, o no, de verdades inmutables. Platón, y sus innumerables seguidores, entre los que puede destacar el propio Cristianismo, se decantan por Parménides, afirmando la existencia de valores y verdades absolutas, como pueden ser el amor, el bien, así como el mal o la mentira. Por otro lado, sobre todo a raíz del siglo XIX, con Friedrich Nietzsche, esta visión de la realidad, de la propia vida, es puesta en tela de juicio, y para ello se recurre a la filosofía comenzada por Heráclito más de dos milenios antes. Nietzsche habla de la relatividad de las cosas,de que no existen ni verdades ni valores absolutos, ya que todo es cambiante. Esto ha tenido grades repercusiones, ya que la actualmente en boga, Filosofía Postmoderna tiene su base precisamente en esto de lo que estamos hablando, en la relatividad del todo, ya que no existe un todo unido, sino un cada cual.

Como hemos ido viendo, los pensamientos comenzados por estos dos filósofos griegos han tenido un enorme desarrollo en la filosofía occidental. A su vez, he de decir que este es un simple esbozo, ya que ríos de tinta han corrido acerca de esto. Pero considero que es suficiente para otorgarles un poco de reconocimiento merecido tanto a Parménides como a Heráclito, a los que mucho se les debe y poco se les agradece.

Vía| CARPIO, A. P. (2004). Principios de filosofía. Ed. Glauco, Buenos Aires.

Imagen|Heráclito, Parménides

En QAH|Grandes Filósofos de la Historia

RELACIONADOS