Historia 


Grandes filósofos de la Historia: Karl Marx

En la entrada de hoy, y siguiendo con la serie sobre los filósofos más importantes de la historia, vamos a hablar de Karl Marx. En primer lugar, he de decir que nos encontramos ante uno los hombres cuyas ideas más influencia han tenido en los siglos posteriores.

Karl Marx nació en Prusia (actual Alemania), en 1818 en el seno de una familia de clase media-alta del momento. La situación económica bastante favorable de su familia le permitió llevar a cabo sus estudios de Economía Política y Filosofía (hay que recordar que en el siglo XIX no era nada común conseguir estudios universitarios, excepto para la clase alta). No considero que sea necesario incluir muchos datos biográficos, por lo que simplemente diremos que murió en 1883, dejando el legado de una ideología que aún hoy sigue teniendo millones de seguidores/militantes. Solamente por eso considero que es un pensador, el cual es neesario estudiar, pero sobre todo, entender.

Karl MarxComo por todos es sabido, la ideología desarrollada por Marx, el marxismo, posteriormente ha evolucionado en lo que conocemos como Comunismo o Socialismo (No voy a entrar a diferenciar ambas ideologías, ya que no creo que nos encontremos en un ambiente de politólogos y para el común de los mortales se trata de ideologías muy similares). Para comprender el pensamiento desarrollado por Karl Marx es necesario entender el momento en el que se dio. El siglo XIX es un momento convulso en la historia europea, un momento de importantes cambios tanto sociales, como políticos y económicos. Es el momento de la Revolución Industrial, de la masificación de las grandes ciudades europeas, las cuales se llenan de emigrantes que buscan un trabajo en la creciente industria para poder sacar adelante su familia. Este proceso de industrialización trajo consigo la implantación de unas condiciones laborales muy duras para los trabajadores, los cuales eran explotados por la burguesía. Existen multitud de trabajos que tratan el tema de las condiciones laborales de los trabajadores en la industria europea de la segunda mitad del siglo XIX, y todos coinciden en que las condiciones eran infrahumanas, con jornadas laborales de 14 horas y 6 días a la semana, por sueldos míseros que no daban más que para sobrevivir malamente. Esta es la situación que está viendo Karl Marx y es el motivo que impulsa su filosofía.

Una vez realizada esta breve introducción sobre algunos aspectos biográficos de Karl Marx, a continuación voy a pasar a explicar su pensamiento, así como su influencia en los siglos posteriores a su muerte. Durante su juventud y mientras se formaba en filosofía, Marx recibió la influencia del filósofo alemán predominante en Alemania en aquel tiempo, Hegel. De este autor tomó el método del pensamiento dialéctico, al que, según sus propias palabras, pondría sobre sus pies; significando el paso del idealismo dialéctico del espíritu como totalidad a una “dialéctica del devenir constante” donde la síntesis, a diferencia de Hegel, no había sido realizada. Además, sigue utilizando el método dialéctico para analizar las contradicciones en la historia de la humanidad y, específicamente, aquella entre el capital y el trabajo.

Siguiendo a uno de los mayores estudiosos sobre Karl Marx en el siglo XX, Louis Althusser, vamos a distinguir dos etapas en el pensamiento marxista (Marx joven y Marx maduro).

Karl MarxLa primera etapa, la que denominaremos como Marx joven, es el período anterior a 1845. Durante esta primera etapa, la filosofía de Marx se centra en la alienación que sufre la sociedad del momento. Entendemos alienación como explotación inconsciente que sufre la humanidad por parte diferentes aspectos de la sociedad. Dios, la Filosofía y el Estado constituyen alienaciones en el pensamiento, alienaciones dependientes de la alienación económica, considerada para Marx única enajenación real. En líneas generales, Marx defiende la idea de que la alienación empobrece al hombre sociohistórico negándole la posibilidad de modificar aspectos de los ámbitos en los que se ve involucrado, provocándole una conciencia falsa de su realidad. Sin embargo, éste es un hecho que puede suprimirse. Esto se puede suprimir mediante la conciencia de clase explotada, de clase obrera, la cual debe revolucionarse frente a la clase opresora. En este aspecto, existe una relación dialéctica injusta entre la burguesía y la clase obrera, la cual debe ser cambiada mediante la revolución de la propia clase obrera. Políticamente, el pensador alemán aboga por una sociedad comunista. Entre el hombre alienado (aquel que no coincide consigo mismo) y el hombre comunista (aquel que finalmente es igual a hombre) se coloca el proceso transformador. Sólo en la sociedad comunista habrá desaparecido toda alienación.

 

Cuando nos referimos al Marx maduro, hablamos de la ruptura epistemológica que se produce en su pensamiento. A partir de la cual Marx rompe con su etapa anterior, ideológica y filosófica, e inaugura un período científico en el cual desarrolla estudios económicos e históricos usando el método del materialismo histórico. Durante esta época, Marx escribió sus dos principales obras junto con Friedrich Engels: El manifiesto Comunista (1848) y El Capital (1861). Durante esta fase, Marx desarrolla el conocido como materialismo histórico. Si bien no podemos entrar en detalles, definiremos el mismo del siguiente modo: El materialismo histórico investiga la sociedad humana, tratando de hacerlo sin presupuestos ideológicos, partiendo de los individuos empíricos y las relaciones que establecen entre ellos. A diferencia de los enfoques que muestran al capitalismo como un sistema estático o como el producto de una evolución “natural” del ser humano, la investigación histórico-materialista revela su carácter histórico y por lo tanto transitorio en el desarrollo de la humanidad.

Como conclusión del pensamiento marxista debemos de tener las siguientes ideas claras: se trata de un sistema que pretende superar el estadio político-económico de explotación social que representa el capitalismo, en el cual existen explotadores y explotados. El sistema marxista aboga por la igualdad del humano como humano, como un simple sujeto histórico, y para llegar a ello es necesario acabar con el sistema actual mediante la revolución del proletariado, la revolución del mundo obrero.

En lo que a la repercusión histórica que ha tenido el sistema marxista, hay que decir que pocos pensamientos filosóficos han tenido tanta influencia a lo largo de la historia. Como todos sabemos, varios países han intentado poner en práctica esta ideología (URSS, Cuba, Corea del Norte, etc.), aunque no podemos dejar de lado que nunca se ha implantado de forma correcta. Esto nos plantea la siguiente duda: ¿Es el marxismo un sistema aplicable pero que nunca se ha hecho de forma correcta, o nos encontramos ante un sistema utópico? Esta es una cuestión para la que cada uno tenemos nuestra respuesta, pero la mía me la guardo para otra ocasión.

Vía| ALTHUSSER, Louis: For Marx, Paris, 1969.

Imagen|Karl Marx

En QAH| Grandes filósofos de la Historia: Platón

RELACIONADOS