Historia 


Grandes filósofos de la Historia: Friedrich Nietzsche

Lo que a continuación se presenta es una serie en la que abordaré la figura de los principales filósofos que la historia nos ha brindado. Como es lógico, no pueden estar todos, pero lo que sí que os aseguro es que todos aquellos que aparezcan han marcado un antes y un después en la historia del pensamiento humano.

Foto de Friedrich Nietzsche

Foto de Friedrich Nietzsche

En este pequeño artículo voy a hacer un breve recorrido por la figura de Friedrich Nietzsche, haciendo especial hincapié en su pensamiento y su repercusión histórica. En primer lugar, creo necesario ubicar en el tiempo y en el espacio a nuestro personaje, para de esa forma poder comprender mucho mejor su pensamiento. Friedrich Nietzsche nació el 15 de octubre de 1844 en Rocken, un pequeño pueblo de Sajonia-Anhalt, cerca de Leipzig (Alemania). Sobre su infancia, hay que comentar que vivió en una familia bastante acomodada. En lo que a sus estudios se refiere, cabe decir que comenzó a estudiar Teología y Cultura Clásica en la Universidad de Bonn. Pronto descubrió que esto no le llenaba del todo y poco después comenzó a entablar relación con dos personajes que marcaron su evolución futura: Arthur Schopenhauer y Richard Wagner. El contacto con este tipo de personajes fue direccionando al joven Nietzsche y le abrió las puertas de la Filosofía, área por la que ha sido recordado en la posteridad.

En lo que al momento histórico se refiere, debemos entender que desarrolló su pensamiento durante la segunda mitad del siglo XIX. Para entender el contexto, debemos ubicar a nuestro filósofo en el momento del Imperialismo, cuando las principales naciones europeas, impulsadas por un nacionalismo expansionista, se dedicaron a extender sus territorios conquistando, sobre todo, grandes áreas de África y el Sudeste Asiático. Dado que no es el tema que nos ocupa, no voy a pasar a comentar las aberraciones realizadas por estos países conquistadores pero es un tema muy interesante para tratar en otro momento. Esta era la situación desde el punto de vista político, pero como intelectual, Nietzsche se vio muy influenciado por las corrientes literarias y artísticas del momento. De entre las mismas, quiero destacar el Realismo, del que nace la filosofía del pensador alemán pero que es llevada mucho más allá, como iremos viendo a continuación.

Una vez comentados el tiempo y el espacio en los que vivió Friedrich Nietzsche, vamos a entrar con su pensamiento. Para comprender a Nietzsche, hay que partir de la base de que fue mucho más un literato que un filósofo teórico, ya que mediante las novelas que escribió se extrae su pensamiento filosófico. Novelas como Así habló Zaratustra (1883) o La Gaya Ciencia (1882) son claros ejemplos de a lo que me estoy refiriendo.

Para hablar del pensamiento de Nietzsche debemos de entender que toda su filosofía se basa en romper con lo anterior, romper con lo establecido, por lo que podemos hablar de una filosofía rupturista. Para nuestro filósofo, el principal error o engaño en el que ha caído el ser humano es la religión, la cual ha cohibido la sociedad desde el momento en el que apareció. Concretamente, Nietzsche aboga contra la religión Cristiana, ya que es la que conoce y es la que existe en su cultura. Mediante la religión, la vida del hombre ha sido completamente dirigida, apagando una de las partes básicas de todo ser humano (la animalidad, la parte anima de cada persona) y potenciando exclusivamente la parte racional. Con todo esto quiero decir que mediante la invención del pecado, la religión ha direccionado el comportamiento de la sociedad, la cual hace tiempo que no es libre. Visto todo esto, Nietzsche afirma que el primer paso es asumir la muerte de Dios: Dios ha muerto, le pese a quien le pese.

Una vez llegado a este primer paso, el de la muerte de Dios, el segundo paso sería expresado con el término: Nihilismo. Se podría exponer este concepto de mil y una formas pero considero que lo importante es transmitir el conocimiento, por lo que intentaré expresarlo de forma sencilla y clara. Para Nietzsche, el nihilismo es una especie de depresión creada por la muerte de Dios. En este momento, el hecho de que Dios no exista quita el sentido a la vida, la cual estaba totalmente orientada y direccionada por el Cristianismo. Con la existencia de Dios, todos los pasos en la vida están dirigidos: naces, te bautizas, haces la comunión, luego te casas, tienes hijos y si has seguido las directrices cristianas y no has pecado irás al Paraíso, si has caído en el pecado, tendrás una eternidad tormentosa. Con la muerte de Dios no existen este tipo de directrices que seguir, no existe un sentido que darle a la vida, por lo que existe el riesgo de caer en el nihilismo, en la depresión existencial.

El Superhombre

El Superhombre

Tras el nihilismo, unos pocos, definidos por Nietzsche como los Superhombres, serán capaces de sobreponerse a la muerte de Dios y de otorgarle un sentido a la vida. Estas son personas superiores, que han nacido para gobernar sobre los demás. Mucho más se puede hablar sobre esto pero no nos podemos extender demasiado. Con esto, hay que tener en mente cosas como la “Ley del más fuerte”, el cual gobernará sobre los más débiles y los dominará. Cabe decir que al referirse a esto, Nietzsche nos puso los ejemplos de Napoleón o Julio Cesar.

Por último, no podemos dejar de lado la importancia histórica que ha tenido el pensamiento de Nietzsche, ya que como por muchos es sabido, parte de la ideología del Nazismo bebe de Nietzsche. Con esto no hay que entender que Nietzsche hubiera apoyado este sistema impuesto por Adolf Hitler, puede ser una interpretación errónea del pensamiento de Nietzsche, pero esto es algo que no podemos responder con una respuesta fija, ya que nunca se lo podremos preguntar al propio filósofo. Aún y todo, la influencia de este pensamiento sobre la filosofía posterior es innegable, por lo que la importancia de Friedrich Nietzsche es crucial.

Vía| Allison, David B. (2001). Reading the New Nietzsche

Imagen|Nietzsche, Superhombre

En QAH|Breve historia de la educación en España, Grandes filósofos de la historia: Platón, Platón y su teoría de las ideas

 

RELACIONADOS