Tecnología y Social Media 


Grafeno: La revolución que viene

grafeno-pantalla-flexible

Si buscamos en la Real Academia de la Lengua la palabra grafeno no la encontraremos. Pero os aseguramos que no tardará en aparecer. Se trata de un material que va a revolucionar la tecnología y la vida cotidiana en muy pocos años. Al menos así lo indica buena parte de la comunidad científica. De hecho, en los laboratorios de medio mundo se está trabajando en estos momentos para buscar nuevas aplicaciones de este elemento.

Pero, ¿qué es eso del grafeno? Se trata de un material cuya estructura fue conocida hace décadas, pero que no fue aislado hasta 2003. Las investigaciones acerca del grafeno por parte de los científicos rusos Konstantin Novoselov y Andre Geim les valieron el Premio Nobel de Física 2010. Novosolev se refiere a él en estos términos:

Tiene el potencial de revolucionar muchos aspectos de nuestra vida al mismo tiempo. Algunas aplicaciones podrían aparecer en los próximos años, mientras que otras necesitan aún de muchos años de duro trabajo. Las diferentes aplicaciones requieres diferentes calidades de grafeno y las que usan la calidad más baja serán las primeras en aparecer, seguramente en los próximos años, mientras que las que necesiten las calidades mayores pueden tardar aún décadas”.

Dos de los campos que esperan con los brazos abiertos la llegada del grafeno son la informática y la electrónica. grafrenoII¿Por qué? Desde hace décadas la base de los chips es el silicio, un material muy abundante y barato y que cumple las necesidades de conductividad y durabilidad. Pero el grafeno también es muy abundante y supera al silicio en conductividad, resistencia y, sobre todo, flexibilidad. Aunque eso sí, por el momento, es mucho caro de obtener.

No todos los expertos están de acuerdo en que el grafeno sustituirá a corto plazo al silicio, dada la enorme implantación de este último, pero sí habrá complementariedad. No obstante ya se pone una fecha para la aparición a gran escala del papel electrónico flexible basado en grafeno: 2015. Seguro que lo habéis visto muchas veces en películas de ciencia ficción. Dispositivos electrónicos que se pueden doblar como si se tratase de un papel. Quizás no tardemos mucho en tener uno de ellos formando parte de nuestras herramientas de trabajo habituales.

Pero esta revolución no se queda aquí. Aparatos de diagnóstico médico mucho más fiables, músculos artificiales, sistemas de detección de bocetos antiguos en obras de arte… Dicen que Novak Djokovic porta una raqueta de grafeno. Varios campos científicos y sectores comerciales permanecen muy atentos a las investigaciones con este material. Nadie quiere quedarse atrás.

¿Y cómo empezó todo? Como suele suceder, el aislamiento del grafeno fue casi accidental. Geim y Novosolev se hallaban una tarde de 2003 en su laboratorio de la Universidad de Manchester tratando de descubrir las propiedades eléctricas del grafito. Para conseguir láminas muy finas de este material utilizaron un sistema no muy ortodoxo: pegaron celo al grafito para extraer una lámina muy fina. Repitieron el proceso varias veces hasta que pensaron que ya no quedaba nada en la tira de celo. Pero en el microscopio quedaban restos: era el grafeno. Un material tan fino que se considera bidimensional pero que, a su vez, es más resistente que el acero. ¿Ciencia ficción? No, realidad.

Vía | Cacharros.es   Diario de Sevilla    Magazine Digital

Imagen | Cacharros.es

Más información | QAH

 

RELACIONADOS