Cultura y Sociedad 


Gracias Mandela

 

Políticos. Corrupción. Dinero. Asaltos. Globalización. Individualismo. Paro.

¿Libertad?  En el mundo en el que vivimos donde nos hacen creer que los ideales, mas que ideales los podemos llamar irreales, merece la pena  mirar hacia atrás por un segundo y ver precisamente como estos ideales han cambiado el panorama mundial. Merece la pena ver como cada acción cuenta, como la perseverancia trae el triunfo, como la desigualdad se puede ganar con principios, esperanza, integridad y bondad.

Nelson Mandela

Un niño que a los 9 anos perdió a su padre y se crió con una familia que no era la suya, la pérdida de dos de sus hijos, tres matrimonios que no llegó a poder disfrutar por estar lejos de los suyos. Se puede afirmar que la vida de Nelson Mandela, o Madiba para los suyos, no fue fácil ni como líder nacional, ni a nivel personal.

Su inteligencia y sus estudios en derecho le llevaron a abrir un bufete de asesoramiento a personas con pocos recursos en Johannesburgo, la ciudad mas grande de Sudáfrica. Por aquel entonces, la discriminación y racismo iban en aumento culminándose en 1948 con el nacimiento de Partido Nacional Sudafricano y el apartheid, que consistía en la total separación entre blancos y negros. Espacios públicos como bancos o playas eran privilegio de la minoría blanca y por supuesto cualquier tipo de relación entre ambos estaba prohibida.

El número 466/64 significa que fue el preso 466 en 1964

Cada vez había mas agitación y descontento publico. Mandela sin embargo, inspirado en Ghandi, intentó retardar el movimiento armado lo máximo posible, creía en la no violencia, en las huelgas, en las marchas colectivas y en la desobediencia civil como arma de lucha. Pero a veces es el gobierno el que determina qué es legal y qué no. Pasó un total de 27 años de su vida entre rejas, incluyendo una larga estancia en una prisión aislada en Robben Island, donde tardo años en poder ver a su propia esposa. Sin embargo, su fortaleza mental le llevó no solo a poder soportar las peor de las condiciones a las que estaba sometido, sino también a poder finalizar la licenciatura de derecho por la universidad de Londres, a la vez que el mundo entero reclamaba a un gobierno sordo la libertad del líder mundial.

En febrero de 1985 el Presidente Botha ofreció la liberación condicional de Mandela a cambio de renunciar a la lucha armada. Movimiento estúpido al pensar que quebrantaría sus principios, por un acto en su propio beneficio.

Nelson redactó una respuesta que fue leída públicamente por su hija y que se convirtió en uno de sus discursos mas emblemáticos “¿Qué libertad se me ofrece, mientras sigue prohibida la organización de la gente? Sólo los hombres libres pueden negociar. Un preso no puede entrar en los contratos”.

Recibiendo el nobel de la Paz

Los meses posteriores trajeron una serie de encuentros entre ambas partes para asentar futuros acuerdos que, sin embargo, no se tradujeron en cambios visibles. La puesta en libertad de Mandela no se produjo hasta que en 1990 Klerk entró en el poder tras un derrame cerebral del presidente Botha.

Juntos cooperaron hasta lograr la democracia en el país y ambos recibieron el nobel de la paz tres años más tarde. Las primeras elecciones llegaron en 1994, dando a Mandela, a su gente y al mundo entero el puesto que siempre había merecido, convirtiéndose en el primer presidente negro de Sudáfrica.

Madiba no solo despertó la simpatía y empatía del planeta entero, sino que logro conseguir la libertad e igualdad de su gente en un país que, sin su paso junto con el de otros activistas, estaba destinado a la represión,desigualdad y desesperanza.

Aunque su papel en la presidencia no se extendió por mas de cinco anos, estos últimos años los dedicó a conseguir los medios necesarios para dar educación a todos los niños, a los cuales adoraba y ellos a él, y a luchar contra la erradicación de enfermedades como el sida, que irónicamente se llevo a uno de sus hijos.

Hoy por hoy, gracias a personas como Nelson Mandela no tenemos que luchar en contra de un apartheid, pero aún quedan muchos motivos por los que no dejar nuestros ideales guardados en el cajón y salir a la calle a defender nuestros derechos.

Se pierde un gran hombre, pero siempre perdurara su inspiración.

GRACIAS Mandela.

Más información| Nelson Mandela, The authorizhed comic book. Norton Editorial

Imagen|Foto Mandela jovenFoto numero,Foto Nobel

 

RELACIONADOS