Economía y Empresa 


Google, Facebook y el adiós a las noticias falsas

Muy lejos quedaron las enciclopedias Larousse, aquellos contundentes tomos en los que el lector saciaba su conocimiento con unos cuantos párrafos (en el mejor de los casos, varias páginas incluso) sobre el tema buscado.

Por desgracia para los melancólicos, Internet ha roto todas las barreras: de espacio –no ocupa lugar en la estantería-, de tiempo-miles de resultados en apenas segundos- y de diversidad de fuentes, esto último, con sus pros y sus contras. Porque, ¿quién va a dudar de la veracidad de la enciclopedia Larousse?… (no es por hacer publicidad, pero era todo un referente en su época). En cambio, ¿quién puede garantizar que todo el contenido online es cierto?

La diversidad de fuentes dificulta el contenido 100% verídico

Nada más lejos de la realidad: las noticias falsas corren por la red como la pólvora. Sus titulares atractivos inducen al lector a hacer click sobre ellas con una avidez tal como con la que leen y, en la mayoría de los casos, comparten la noticia en las redes sociales.

Esta virilidad consigue a su vez un mejor posicionamiento de la noticia, dado que una de las variables con más peso en los motores de búsqueda de Google es la popularidad del sitio web: cuantas más visitas reciba la página en cuestión, mejor posicionada quedará en el gran universo “googliano”.

Ante ello, Google y Facebook han decidido unir sus fuerzas en la lucha contra las webs de “fake news”, definidas por el New York Times como “invenciones de cuento chino, diseñadas para atraer shares sociales y tráfico web al halagar los prejuicios de su público objetivo”.

La paradoja del posicionamiento de las noticias falsas

Pero, ¿por qué ahora y no hace X años? Aquí es donde entra en juego, una vez más, la política, y el papel crucial que las redes sociales juegan en ese aspecto. Facebook, la red social por excelencia, ha sido acusada de no poner medidas suficientes a la proliferación de contenido falso sobre las pasadas elecciones estadounidenses, hecho que pudo llegar a influir en el resultado final; según la web BuzzFeed News, las dos noticias falsas más difundidas tres meses antes de las elecciones fueron el respaldo del Papa Francisco a Donald Trump y la venta de armas por parte de Hillary Clinton al ISIS.

Ante la preocupación de que estos hechos se vuelvan a repetir en las elecciones francesas previstas para abril, los dos gigantes han declarado que combatirán el engaño a través de la campaña CrossCheck, basada en una comprobación intensiva de contenido, para la que cuenta con la alianza de numerosas agencias de datos.

 

Medidas contra las noticias falsas:

Iniciativas contra las fake news

He aquí algunas de las iniciativas eficaces frente al contenido online engañoso:

  • Fact Check: se trata de una etiqueta gris que aparece en las noticias de la sección Google News y que supone un sello de veracidad para el lector. Este función, ya instalada en EEU y Reino Unido, aún no está disponible en España.
  • Apoyo a organizaciones de verificación de noticias: la alianza económica de Google con agencias verificadoras de datos permite el desarrollo de herramientas automatizadas capaces de detectar el contenido inventado.
  • Cese de ingresos de las webs de fake news: la forma en que las páginas webs a examen hacen dinero es a través de la publicidad, por lo que una medida de asfixia económica para éstas es prohibirles el uso de las redes publicitarias. Google ya anunciado que su servicio online de publicidad Google AdSense, no operará en sitios que “tergiversen, confundan u oculten información”.
  • Lista de no deseados: el gigante de los buscadores online añadirá a la lista ya existente de páginas de contenido ilegal, aquellas que presenten información engañosa, así como a los sistemas hoax (es decir, mensajes con falsas alarmas de virus o de denuncias que se distribuyen en cadena y cuyo objetivo es solicitar a los usuarios que los distribuyan a sus contactos).

Con todas estas actuaciones, se espera una mejora considerable del algoritmo de Google para conseguir un filtro de noticias de mayor calidad, con fuentes veraces y contrastadas.

Todo sea por el cese inmediato de esos mensajes en cadena, de credibilidad proporcional a la amenaza que plantean en caso de que no se comparta, y que tan molestos resultan tanto en el email como en aplicaciones de mensajería instantánea. Gracias Google y Facebook, ¡ya era hora!

 

Vía|Última hora

Más información| 20minutos  Magenta

Imagen|  Viralidad de Fake News InvasiónTruth

En QAH| Las marcas negras en el sector alimentario¿Dónde están los límites de la libertad de expresión?

 

RELACIONADOS