Blog 


Gonzalo Gómez, editor de EyE: “Es tal el potencial de la idea y las ganas que le echamos que podemos llegar hasta donde queramos”

Gonzalo Gómez es editor de la sección de Economía y Empresa de QAH. Actualmente, es estudiante de último curso de Derecho y ADE en la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Gonzalo se define como amante de la cultura y de adquirir nuevos conocimientos, apasionado de la tertulia e iniciado del social entrepeneurship.

Pregunta: ¿Cómo te enteraste de QAH?
Respuesta: Si te digo la verdad, QAH ha nacido después de yo tomar ese primer contacto, fue allá por el 2008 cuando comencé a cruzar correos con Chema [José María González- Garilleti, fundador de QAH] en los que nos enseñábamos algo mutuamente.  Ahí fue cuando me subí al carro de algo que ya se venía fraguando y desde entonces he intentado volcarme para hacer de esto algo grande.

P: ¿Qué te pareció el proyecto cuando te lo contaron?
R: Pues el hecho de pasar mucho tiempo con Chema me ha permitido irme enterando del estado de la cosas constantemente y tomando muchas veces decisiones cuando había que hacerlo. El vivir el proyecto siempre desde dentro me hecho apasionarme mucho de él, con ese plus que produce ver los resultados cuando estos vienen.

P:¿Tuviste alguna duda de formar parte de él?
R: En absoluto. Ahí sí que tengo que decirte que desde el primer momento me he sentido seguro de formar parte de él, de dedicarle tiempo para que no se quedara en algo entre amigos y, por supuesto, tratando de seguir aprendiendo y compartiendo lo aprendido, que es la esencia con la que nació.
P: ¿Qué es lo que más te llamó la atención cuando entraste?
R: Lo que más me ha atraído a sido el doble componente que tiene. Por un lado, es innovador el hecho de tratar de explicar los conceptos técnicos de la realidad y hacerlos asequibles para más gente; y por el otro, me apasiona la idea de comunicar, de gestionar un equipo, de ofrecer ayuda y dejarme ayudar…

P: ¿Cuál ha sido tu rol en todo este tiempo de QAH?
R: Hombre, la verdad es que solo ha sido en los últimos meses cuando ha estado concretado en la forma de editor de Economía y Empresa, la cual considero el buque insignia de QAH pero no por ello la más importante. Cuando QAH empezó a andar estaba algo más difuminado ese rol y se concretaba en aportar ideas al proyecto, reclutar personas válidas para ese lanzamiento, no parar de generar contenidos, etc.

P: ¿Por qué dices que Economía y Empresa es el buque insignia de QAH?
R: Pues porque realmente me lo parece. La cuna del proyecto nace con las explicaciones por correos de hechos y conceptos económicos y estas explicaciones eran del mundo de la economía y la empresa en un porcentaje muy alto. Fue la sección que siempre se tuvo claro que existiría, nunca se puso en duda. Además de todo lo anterior, también hay que decir que nos reporta un know how que muchas veces se relaciona tanto con lo que tenemos entre las manos que no es nada descartable  que podamos usarlo nosotros en nuestro proyecto. Nos sirve a todos como formación complementaria y nos hace más capaces de convertirnos en futuros empresarios. 

P: ¿Qué es lo más complicado de tu labor como editor?
R: Para ser sincero, complicado no hay nada. Lo que sí que es cierto es que exige una dedicación diaria, llevar al día los compromisos que implica estar al frente de una sección, y eso a veces cuesta porque te gustaría dedicar ese tiempo a otras cosas en las que ves el provecho en seguida. Los frutos de QAH, sin embargo, no siempre los vemos en el momento.

P: ¿Cuál es tu trabajo del día a día como editor?
R: El trabajo de día a día como editor se resume en algo muy sencillo pero que a la vez exige un compromiso cada vez mayor y que te vincula como persona de referencia al proyecto: que todo vaya viento en popa. Si quieres, por desgranarlo un poco, te diré que tienes que estar al tanto de que ninguno de los redactores tenga dudas de cómo publicar, recordarles cuando sea necesario qué somos y qué no somos y qué buscamos y qué no buscamos, hay que tener siempre una bolsa de publicaciones pendientes y estar en constante comunicación con el equipo de editores y editor jefe para la toma de decisiones y echar una mano cuando se necesite. Digamos que ése es el paquete de tareas más cotidiano. 

¿Y qué es lo que más te gusta?
Me encantan dos cosas principalmente. Una, lo que aprendo releyendo todos los artículos, que tienen que pasar por revisión antes de ser publicados.  Eso amplía mucho mis conocimientos y mi capacidad de contrastar información. Lo segundo, todo lo relacionado con la gestión del equipo, desde motivar al redactor que no tiene claro si continuar, apoyarte en aquellos que son la clave para mostrar cohesión en el grupo, consultar con los que ves más aventajados y hacerles sentir a todos que son el pilar de QAH, que a veces lo olvidan.

P: ¿Qué destacarías de tu sección?
R: Pues me encanta ver cómo vamos “bebiendo” de la actualidad. Es la sección en la que más se nota que es así. Procuro transmitir a los redactores que tiene mayor valor añadido escribir sobre algo que es de máxima actualidad en los medios que hablar de algo que no se está comentando. Es un equipo con un capital intelectual brutal, entre todos siempre hay cosas que no dejan de impresionarme y hacerme sentir que estamos haciendo lo correcto.

P: ¿Cómo definirías la situación de QAH hoy?
R: Ahora concretamente nos encontramos en una fase muy bonita porque andamos definiendo qué queremos ser y qué queremos hacer de QAH. De lo que salga ahora pues depende el gran parte el éxito o el estancamiento de los próximos meses, se está viendo nacer un verdadero equipo directivo, y la situación resumida en una palabra sería “ganas”.

P: ¿Por dónde crees que pasa el futuro de este proyecto?
R: Pues esa pregunta me la he hecho muchas veces y la hemos comentado entre los miembros del equipo directivo. Sinceramente, creo en lo que te voy a decir firmemente. Es de tal potencial la idea de lo que supone QAH y de tal calidad el equipo y las ganas que le echamos,  que este proyecto – si es que no es ya una realidad – puede llegar hasta donde nosotros queramos.
RELACIONADOS