Patrimonio 


Gillian Wearing: fotografía, látex e identidad

Conocida como “la mujer de las mil caras” Gillian Wearing (Birmingham, 1963) es una de las artistas contemporáneas cuya obra es fácilmente reconocible. Con solo recorrer brevemente parte de su trayectoria ya podréis identificar su obra y aprender, una vez más, cómo las apariencias engañan. Su trayectoria no solo implica un análisis de juegos de identidad, descubrimientos surrealistas y a veces escalofriantes, sino también un genial manejo de la fotografía retratista y el video arte para explorar la influencia de los mass media en nuestra sociedad.

"Help" serie Signs. Fotografía.

“Help” serie Signs. Fotografía.

El proyecto que la lanzó a la fama fue Signs that say what you want them to say and not Signs that say what someone else wants you to say (Carteles que dicen lo que quieres decir y no carteles que dicen lo que otra persona quiere que digas) llevado a cabo en 1992 y 1993. Gillian paraba a gente al azar por la calle, ofreciéndoles escribir en un papel la frase que quisieran y luego les fotografiaba. Algunos de los resultados dieron la vuelta al mundo, entre ellos, un policía que escribió “Ayuda” o un trabajador con traje cuyo cartel rezaba “Estoy desesperado”.

Al poco tiempo, en 1994, publicó un anuncio en una guía de ocio. El anuncio decía lo siguiente: Confess all on video. Don’t worry, you will be in disguise. Intrigued? Call Gillian (Confiésate ante el vídeo. No te preocupes, estarás disfrazado. ¿Intrigado? Llama a Gillian), la respuesta por parte del público fue abrumadora, pero las confesiones de los participantes (homicidios, abusos, oscuros

Confess All On Video. Don’t Worry You Will Be in Disguise. Intrigued? Call Gillian Version II. Video, monitor, color y sonido.

Confess All On Video. Don’t Worry You Will Be in Disguise. Intrigued? Call Gillian Version II. Video, monitor, color y sonido.

deseos, etc.)  lo fueron aún más. 

Fue la primera vez que utilizó la máscara como elemento interrogante sobre la identidad y le funcionó de tal modo, que se convirtió en una constante durante el resto de su carrera. La propia Wearing explica: “Lo que la gente proyecta como máscara humana es evidentemente distinto a lo que ocurre en su interior. Siempre existe una disparidad y eso es lo que me interesa.” El aspecto tan realista de las máscaras lo logra gracias a la silicona o al látex, lo que aporta a las obras un sentido un tanto tétrico e incómodo.

Con Album (2005), realizó una serie fotográfica muy particular. Todas las fotografías son ella misma, pero con una máscara que le haría parecerse a familiares suyos cercanos e incluso a ella misma con 17 años. El resultado es espectacular por la sutileza con la que esconde sus rasgos, haciendo que solo puedan ser percibidas como máscaras si nos fijamos en los extraños huecos que aparecen alrededor de los ojos. Una vez nos hayamos dado cuenta de ese detalle, ya no podremos ver estos retratos de la misma forma.

Muchos conceptos psicológicos han sido analizados en la obra de Gillian Wearing. Esta artista fue galardonada en 1997 con el Premio Turner y desde entonces ha continuado con proyectos con la misma línea conceptual: destapar la personalidad del ser humano y registrar su reacción ante la cámara. Un reality show de la verdadera condición humana. No os perdáis parte de su obra más reciente en el IVAM de Valencia hasta el 24 de enero de 2016.

Vía| Doze Magazine

Más información|  ElCultural  20minutos

Imagen| Oscarenfotos.com

RELACIONADOS