Cultura y Sociedad 


Geopolítica: Gasoducto, ¿causa de la guerra en Siria?

 

Trayecto del Gasoducto de Qatar-Turquía.

Robert F. Kennedy Jr. -sobrino de John F. Kennedy-, analiza las causas del estado de situación actual en Siria en un artículo que tituló Why the Arabs don’t want us in Syria en Político.eu.

Kennedy sostiene que la Primavera Árabe en 2011 no sería la gesta de la guerra civil en Siria, sino el ofrecimiento de Qatar de construir un gasoducto hacia Europa en el año 2000. La obra costaría 10 mil millones de dólares y tendría una longitud de 1,500 kilómetros (atravesando Arabia Saudita, Jordania, Siria y Turquía). Cabe recordar que Qatar comparte con Irán el mayor reservorio de gas natural del mundo. El embargo realizado a Irán le impide venderlo. Mientras tanto, Qatar a través de ese gasoducto podría vender el gas natural a Europa alcanzando un posicionamiento estratégico mediante el dominio del gas mundial y convirtiéndose en un potente actor en Medio Oriente. A su vez, Qatar es un aliado de Estados Unidos en la región, ya que permitió la instalación en su territorio de dos bases militares estadounidenses.

En el artículo, Kennedy señala que en 2009 el presidente sirio, Bashar al-Assad, anunció que no permitiría la construcción de ese gasoducto, el cual afectaría a su aliado ruso. Debe destacarse que Rusia vería en jaque su economía ya que es el principal abastecedor de gas natural de la Unión Europea, al exportar el 70 por ciento de su gas al viejo continente. Paralelamente comenzó a gestarse el proyecto del gasoducto islámico entre Irán y Líbano, que convertiría a Irán en el proveedor más importante de Europa, hecho que también fue mirado con recelo desde Israel.

Kennedy señala que cables secretos de los Servicios de Inteligencia revelarían maniobras para hacer crecer la oposición en Siria y derrocar el gobierno autoritario de Bashar al-Assad. Esto se vio potenciado por los Medios de Comunicación a nivel local y global.

El sobrino de John Kennedy analiza, a su vez, el gobierno de al-Assad recordando una entrevista del periodista Seymour Hersh, en la cual señala que Bashar al-Assad nunca pensó en llegar a ser presidente, tuvo su formación en ciencias médicas y llegó a realizar un gobierno secular moderado en comparación con otros gobiernos de la región. Bob Parry, otro periodista, recuerda que las manifestaciones que se produjeron en la Primavera Árabe en Siria, fueron pacíficas y ordenadas. Nada hacía prever la situación a la que llegaría el país.

 

Sin duda, la hipótesis económica de Kennedy no puede descartarse, pero tampoco afirmarse. El fomento a la rivalidad existente entre sunitas y chiitas; grupos fundamentalistas y terroristas y la historia reciente, son eslabones de una cadena que siempre fue frágil en su existencia. Si esta es una de las tantas causas de este nudo gordiano, el tiempo lo dirá.

Mártires en el S.XXI

Cristianos crucificados, enterrados vivos y lapidados no es un testimonio del pasado, sino la actualidad que viven numerosas personas en Alepo, Siria. Si no se convierten al Islam son sometidos a los más variados tormentos por parte de ISIS.

Cristianos Perseguidos.

La religión, como fuente espiritual y de valores, da una fortaleza a la persona que la profesa que representa una protección ante las mafias. Por ello, los grupos extremistas y las mafias lo primero que hacen es perseguir a las religiones, en este caso en particular, al cristianismo.

En ese contexto, numerosos movimientos religiosos están empleando las redes sociales para pedir ayuda y contar la dolorosa experiencia que están viviendo por estas horas. Cientos de familias desmembradas, personas que han quedado solas, niños y jóvenes a la deriva es el cruento relato que podemos recopilar a través de numerosos tuits, fan pages, o sitios web.

El Terrorismo y el Crimen Organizado Transnacional, lejos de ver mermado su poder, siguen creciendo y afianzándose en todo aquel Estado fallido o país en guerra que encuentren para desplegar sus redes. Por eso, es no menos que preocupante ver las burocracias a su más alto nivel seguir debatiendo si reciben o no a refugiados, si los llaman así o los denominan migrantes o el debate in eternum. Mientras tanto miles de niños y mujeres son sometidos a las mafias y el tráfico de personas. Mientras tanto miles de personas esperan poder regresar algún día a su tierra. Mientras tanto el tiempo sigue su curso y las decisiones políticas que deben tomarse nunca se toman.

Como muchos recordarán, Samuel Huntington, en su célebre libro “El Choque de las Civilizaciones”, adelantó la perspectiva de la realidad mundial post guerra fría, que de cierta forma esta ocurriendo. La cultura se ha visto transformada por el fenómeno de la globalización y el conflicto entre lo heterogéneo y lo homogéneo se ha acelerado de una manera vertiginosa.

Que la diversidad religiosa que existía en Siria pueda recuperarse hoy en día es el desafío que se enfrenta. Hacerlo llevando los mismos modelos de gobierno y organización social que funcionan en el mundo occidental, sin duda sería un error grosero.
Más información| Politico.eusoscristianosensiria
Imagen| soldelsurtenerife; aciprensa

En QAH| QueLaPalabraRefugiadoNoNosCanse

 

RELACIONADOS