Trending 


¿Gastar el poco dinero que tengo en juegos de azar?

Dicen que es posible deducir el grado de pobreza en el que vive una región o país solo por el número de agencias de lotería que uno se encuentra a su paso. No sé si esto es una exageración, pero está claro que los más apasionados y fieles jugadores han sido siempre los menos pudientes.

No hace falta ser economista o experto en la rama de probabilidad para saber que las opciones de ganar un premio colosal son mínimas y que en la lotería todo gira entorno a una ilusión prácticamente inalcanzable. Pero, al pueblo no le interesan las frías estadísticas, es supersticioso y prefiere guiarse por impulsos y corazonadas que dan pie a conversar y le entretienen el doble. Además, la lotería tiene la ventaja de ser la apuesta más sencilla del mundo y no existen ni conocedores, ni gente mejor informada ni expertos jugadores.

bag-147782_640

 

La fuerza hipnótica de los juegos de azar es algo que conocen de antiguo las autoridades y los gobernantes que los gestionan. Como señalan los sociólogos, estos siempre han sido unos mecanismos de distracción muy efectivos para desviar la atención de los problemas de la gente que, de otro modo, rápidamente podrían derivar en protestas o movimientos sociales. Detrás de cada el sorteo de la lotería gestionado por el sector público, hay una máquina poderosa de hacer dinero y obtener financiación.

 

Por tanto, a los detractores de la lotería no solo les preocupa las artimañas del poder o el abandono del esfuerzo y la planificación a favor de las salidas fáciles a los obstáculos de la vida, sino que se instale la incapacidad de encarar lo cotidiano salvo a través de una ilusión que puede volverse adictiva.

Todos hemos oído -con cierta satisfacción, para qué negarlo- de historias de ganadores multimillonarios que perdieron el rumbo en su vida o terminaron en la bancarrota. Al mismo tiempo, hay un estudio de la Universidad de Warwick que asegura que ganar algo en la lotería, cualquier tipo de premio menor sin necesidad de ser una fortuna, siempre consigue mejoras y beneficios medibles en la salud mental de las personas.

En la película Nebraska (2013) de Alexander Payne aparecen genialmente descritos los efectos transformadores inmediatos que provoca recibir un cuantioso premio económico en nuestras relaciones familiares y de amistad. Toda una advertencia.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas?

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/32946/comprar-loteria-si-tengo-dificultades-economicas"]

 

 

RELACIONADOS