Cultura y Sociedad, Literatura 


Ganar la batalla al olvido: las sinsombrero

<<”Yo voy a ser capitán de barco cuando sea mayor”. Y él dice:

“Las chicas no son nada”. Yo le tuve un odio a aquel hombre horrible,

Qué es eso de que las niñas no son nada, yo desde pequeña quería ser algo,

¿Verdad?>>

Palabras de Concha Méndez reflejadas en Las sinsombrero de Tània Balló

(2016, página 83).

Sin sombreroUna vez me dijeron que nunca se debe de ir de maleta por la vida. Que es mejor estar alerta y aprender de todo, hasta del detalle más insignificante, en cada instante y en todo momento. Desde aquella conversación, he seguido esa máxima así que un día de enero del año pasado, viendo las noticias, mi mente lo tuvo claro y registró una historia y unas imágenes que no conocía. El narrador de aquella noticia era Carlos del Amor (periodista y escritor que ilumina la sección de Cultura del telediario de TVE con su trabajo) y hablaba, en esa ocasión, de una mujer que dio su vida, llena de Arte con mayúsculas, por amor. Ella era Marga Gil Roësset y la noticia giraba en torno a la publicación del diario que ella entregó a Juan Ramón Jiménez; escritor de quien estuvo enamorada más allá de su última respiración interrumpida voluntariamente. Nunca me olvidé de su rostro ni de las cosas que él relataba desde la pantalla.

Pasó el tiempo y una amiga rescató, sin darse cuenta, aquellos recuerdos. Su cara tiene un cierto aire a la de Marga y no pude evitar mandarle una fotografía de la artista por los medios habituales para que ella me diera su veredicto al respecto y la respuesta fue que sí, que se parecían, para a continuación hacerme la siguiente pregunta: ¿Quién es?

Y desde ese instante, no pude dejar por más tiempo mi curiosidad y me puse a buscar en la red todo lo que hubiera relacionado con ella y llegué a un documental de TVE dentro del programa Imprescindibles. Di al play sin pensármelo dos veces, tenía bastante fe en el formato porque ya había visto varios ejemplos muy buenos de lo que ese programa propone (sobre Jaime Gil de Biedma, Miguel Hernández, etc.), y descubrí a unas mujeres que, por fin, han podido salir del cuarto del olvido y mostrar al mundo lo que fueron, sin ningún tipo de complejo, gracias a un proyecto maravilloso y a las personas que han trabajado en él. A todas ellas doy las GRACIAS desde este pequeño rincón.

Lo cierto es que esa maldita enfermedad que es el olvido ha hecho muchos estragos en el mundo del Arte, lo he visto muchas veces al estudiar a artistas que fueron muy exitosos en el pasado y de los que casi nadie se acuerda ahora, y es muy difícil luchar contra ella. Difícil pero no imposible como prueba todo lo que se ha creado alrededor de las sinsombrero; palabra con la que se recoge a una de las mejores generaciones femeninas de la Cultura y el Arte que ha visto nacer nuestro país.

De ellas se puede aprender todo porque lo abarcaron todo aunque sus contemporáneos no lo llegaran a reconocer en muchos casos: la poesía y la impresión de Concha Méndez, la pintura de Maruja Mallo, la escultura y la ilustración de Marga Gil Roësset, la narrativa de Rosa Chacel… Pero, además, la valentía de enfrentarse ante lo establecido y luchar por sus sueños, por sus obras, por lo que era justo. Todo ello se recoge con maestría en varios elementos de este proyecto pero quiero destacar el libro de Tània Balló que en estos momentos tengo en mis manos porque cada palabra que lees en el te hace admirar más a todas estas mujeres que hicieron, de una manera u otra, que el mundo en el que vivimos ahora sea como es.

Mujeres como Ángeles Santos, Margarita Manso, María Zambrano, María Teresa León, Ernestina de Champourcín, Josefina de la Torre y otras anteriores como María de la O Lejárraga (de quien supe en la facultad gracias a una profesora que ama el teatro y nos transmitió su saber en relación a ella, la escena y otros aspectos de su vida) que necesitan recuperan un puesto en la Historia que les fue arrebato simplemente porque no eran hombres. Mujeres a las que se debe honra todos los días y que nosotras, las chicas de este siglo XXI, tenemos que homenajear y no desaprovechar las oportunidades que se nos brindan gracias a su trabajo y seguir luchando para que, un día, nadie sea olvidado y se tengan los mismos derechos. Ahora, cada vez que alguien me diga que no quiere formarse y que prefiere estar en casa sin hacer nada viendo la vida pasar, le regalaré este libro y el proyecto para que sepa que eso es una indecencia. Que la vida es saber y que sin eso, y sin los sentimientos, somos simples almas en pena que llenamos un espacio gris, nada más.

Quizá, haya personas que piensen que este artículo habría encajado mejor el mes pasado, marzo en el que se celebra el día de la mujer, pero no creo en efemérides si no en que todos los momentos son buenos para demostrar lo que se celebra ese día. Así que todos los días deben ser el de los enamorados, el de la mujer, el de los mayores, el de la amistad…

¡TODO EL MUNDO A QUITARSE EL SOMBRERO! Porque ellas se lo merecen.

Ficha completa del libro:

  • Título: Las sinsombrero
  • Autora: Tània Ballò
  • Editorial: Espasa
  • Tipo de encuadernación: a la rústica (encolada). Presenta solapas y la edición es maravillosa. La imagen de la portada refleja a la perfección el contenido del libro.
  • Número de páginas: 301
  • Capítulos: 10 además de prólogo, introducción, epílogo, agradecimientos, notas y bibliografía.
  • Precio: 19,90 euros.
  • Contiene fotografías en blanco y negro en la parte central de la publicación.

Bibliografía y videografía:

 

RELACIONADOS