Cultura y Sociedad, Historia 


Galeno, precursor de la medicina

galeno

Galeno de Pérgamo (129 -216), cuyas influencias sobre el campo de la medicina pervivieron
durante siglos

El término “galeno” está recogido en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua como nombre coloquial con el significado de “médico” y “hombre autorizado para ejercer la medicina”. Las personas del mundo de la medicina conocerán a la perfección la vida de Galeno, el médico griego del siglo II al que se debe este sustantivo, pero al resto nos resulta más desconocido. El hecho de que haya llegado hasta nuestros días como sinónimo de doctor muestra la importancia durante siglos de aquel personaje clásico.

Galeno nació en Pérgamo (en la actual Turquía) en el año 129 después de Cristo. Fue educado como hombre de letras, pero cuando cumplió los 16 años decidió ser médico. Viajó durante 10 años. Su primer destino fue Esmirna. Más tarde, estuvo durante un periodo en la legendaria ciudad de Alejandría y regresó después a su ciudad de origen, donde fue médico de gladiadores. Cuando cumplió 33 años, viajó hasta Roma. Allí abandonó la cirugía y adquirió pronto una gran fama por las curas que practicaba a miembros de familias patricias. Se desconoce el motivo exacto por el que Galeno abandonó la capital del Imperio Romano precipitadamente, pero volvió a ser llamado a la corte y a los 40 años regresó a Roma para quedarse. Desde entonces, se dedicó al cuidado de los emperadores. Estuvo al servicio de Marco Aurelio, Cómodo y Septimio Severo. En el ocaso de su vida, volvió a Pérgamo, donde murió en el año 216 de nuestra era.

La influencia de Galeno en el campo de la medicina fue notable. Primero, en la medicina ejercida en el Imperio Bizantino, que después se extendió a Oriente Medio y llegó hasta la Europa medieval, donde pervivió hasta el siglo XVI. Es decir, catorce siglos después de haber vivido, las técnicas de Galeno siguieron ejerciendo una gran influencia en la medicina.

El maestro de Galeno fue Hipócrates, aunque él fue ecléctico y desarrolló su sistema propio. Escribió más de 400 obras. En ellas hablaba de disciplinas como la anatomía, la fisiología, la patología, la terapeútica o la higiene.  Según parece, Galeno fue el primer investigador experimental en medicina. Los historiadores señalan que en la práctica médica de Galeno tiene más peso la ciencia y menos la especulación o la intuición que en la obra de Hipócrates.

En edad avanzada, Galeno escribió: “Así he ejercido la práctica médica hasta volverme viejo, y nunca he fallado en el tratamiento o en el pronóstico a diferencia de otros muchos médicos famosísimos. Si ahora quiere alguien hacerse también famoso por sus hechos y no por simples palabras, no hace falta sino que aprenda sin esfuerzo lo que yo he encontrado durante toda mi vida de continuas investigaciones”.

Además de médico, Galeno fue filósofo y dominaba con maestría el arte de la oratoria y la dialéctica. Se le atribuye el uso de medicamentos a gran escala. Se cree que recogía él mismo las plantas curativas. Uno de sus medicamentos se conocía como “triaca” o “teriaca”, que contenía 70 ingredientes. Este remedio siguió vigente hasta el siglo XIX. Uno de esos componentes era el opio. Lo cierto es que hasta que Vesalio introdujo nuevas ideas en el siglo XVI, la autoridad de Galeno en el campo de la medicina fue absoluta. Sólo el Renacimiento le relegó a un segundo plano. Hoy, sus ecos siguen sonando y ahí permanece el término galeno como sinónimo de médico.

 

Vía|Ciencias.es

Más información|Biografiasyvidas

Imagen| iqb.es

En QAH| ¿Cuál es el origen del término médico “cesárea”?

RELACIONADOS