Economía y Empresa, Uncategorized 


Resumen del nuevo Régimen especial de criterio de caja

Desde el 1 de Enero de 2014 la Agencia Tributaria presenta una novedad; el Régimen especial de criterio de caja. Se trata de un régimen voluntario, cuya acogida es posible presentando un modelo 037 en los casos de personas físicas o un modelo 036 para personas jurídicas durante el mes de noviembre anterior al año de aplicación del mismo. En este primer año, 2014,  se ha abierto el plazo hasta el mes de marzo debido al escaso respaldo.

Una vez adscrito al régimen especial, y en caso de querer abandonarlo, habrá que presentar un modelo 037 (personas físicas) o 036 (personas jurídicas) durante el mes de diciembre previo al año objetivo de régimen general de devengo.  Para ello, será necesario mantenerse en régimen de devengo durante un periodo mínimo de 3 años antes de volver al régimen de caja.

IVA CAJA

Este novedoso criterio tiene como objetivo apoyar a los emprendedores y potenciar la internacionalización.

Además, si la empresa es de nueva creación, es posible elegir el tipo de régimen de acogida en los modelos 036 y 037.

¿Quiénes pueden estar en el régimen especial de criterio de caja?

Se dirige a pequeños empresarios y deben cumplirse 2 requisitos:

1. Que durante el año anterior facturen una cifra de negocio menor o igual a 2 millones de euros.

2. Que de un mismo cliente no se haya cobrado durante el año anterior más de 100.000 euros en efectivo.

Su funcionamiento se basa en lo siguiente:

a. En caso de no cobrar de terceros las facturas, no será necesario incluir dichas operaciones en los modelos 303 y 390 de IVA, pero no es un criterio de caja puro, porque si a 31 de diciembre del año siguiente siguen impagadas las facturas, habría que declararlas a pesar de no efectuarse dicho cobro.

b. En este régimen especial se aplica un criterio de caja doble ya que hasta que no se paguen las facturas no será posible deducir el IVA soportado. Sin embargo, y como en el supuesto anterior, si a 31 de diciembre del año siguiente siguen sin ser pagadas las facturas, éstas podrán ser deducidas.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que si un empresario no está en régimen especial pero le compra a un proveedor que sí lo está, el IVA de la factura emitida por el proveedor no será deducible hasta que no sea pagada.

Con todo esto hemos sobrevolado los aspectos más importantes del nuevo Régimen especial de criterio de caja, para que las personas que no tengan conocimiento al respecto conozcan su funcionamiento esencial.

Vía| Agencia Tributaria

Imagen| IVA de caja

En QAH| Las últimas reformas de Montoro ¿Es el momento de ser emprendedor? La fiscalidad del autónomo: El IVA

 

 

RELACIONADOS