Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Función del museo actual (I)

Con la llamada Nueva Museología surgida de la evolución del Museo como institución, que brotó tras la Segunda Guerra Mundial y sobre todo a partir de la creación del Consejo Internacional de Museos (ICOM) en 1946 y, principalmente, después de los cambios surgidos en los años 60 del siglo XX, se pasó del museo clásico y tradicional a un museo actual. Nos referimos a un museo activo y más abierto, democratizado, con un carácter social y pedagógico, donde el público visitante adquiere un papel dinámico y de máxima intervención, convirtiéndose en el ‘nuevo protagonista’ (Montaner, 2006).

El museo actual es una institución abierta y participativa, que se encuentra en contacto directo entre el público y su contenido, donde se desarrolla un pensamiento crítico y no la simple contemplación estética –la ‘cuasi-divinidad-distante’ que se tenía de él–. En la actualidad, se obtiene una mayor participación y una mayor comprensión por parte del espectador-visitante, se establece un diálogo y una comunicación de enseñanza-aprendizaje entre la institución y el que lo visita.

El futuro de los museos

¿El futuro de los museos?

El museo del siglo XXI vive un proceso de apertura acorde con los cambios experimentados en la sociedad, que le permite desarrollarse y evolucionar. Estos cambios afectan de manera significativa a la cultura y, por consiguiente, a los museos; entre uno de los factores condicionantes, contamos con el fenómeno de la globalización, que nos permite la apertura del conocimiento global, el acceso a todas las fuentes de dicho conocimiento y a todas las culturas. Esto ha llevado a que el perfil del público real (y del visitante potencial, en particular) también haya experimentado un cambio sustancial. Según los estudios llevados a cabo en 2007 por el Laboratorio Permanente de Público de Museos (LPPM) de la Subdirección General de Museos Estatales, en su informe general titulado ‘Conociendo a nuestros visitantes. Estudio de público en museos del Ministerio de Cultura’, se deduce que el visitante de museos en España refleja unas características particulares. Tiene un perfil sociodemográfico muy específico y posee un alto nivel sociocultural. Se trata de un público cuyas expectativas más compartidas son las de aprender y descubrir algo nuevo de su experiencia museística, y en menor medida, poder disfrutar de un ambiente especial, donde pueda comprender la diversidad cultural y/o evocar tiempos pasados mediante la apreciación de objetos u obras de arte, además de conocer la historia. Hacia los museos les lleva la simple curiosidad de ‘ver lo que hay’, esto les supone ser unos visitantes con una mente observadora e interesada, cuyas expectativas principales de su experiencia son aprender, descubrir y comprender la diversidad cultural que ofrece la visita; además, este público, busca vivir una experiencia de tipo emocional y cognitiva que le reporte una serie de beneficios, como pueden ser la valoración estética de las obras u objetos museístico, su significado histórico y el descubrimiento de sus nuevos valores. El visitante busca con ello, ocupar su tiempo de ocio de una manera positiva y enriquecedora.

 

Vía| TFM Mayte Fernández Crespo, Montaner, J. Mª (2006). El laberinto de los museos en España, Gobierno de España. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. (2010). Conociendo a nuestros visitantes. Estudio de público en museos del Ministerio de Cultura

Más información| Gobierno de España. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Gobierno de España. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes

Imagen| Museo del futuro

RELACIONADOS