Patrimonio 


El Fuerte de Gwalior en India (II)

Continuando con el artículo anterior, seguimos con la arquitectura religiosa del Fuerte de Gwalior indicando que hay otros dos templos dignos de mención que son el grupo de Sas Bahu (los templos de la cuñada y la nuera), edificios construidos entre el 1092-93 durante el mandato de Mahapala, perteneciente a la dinastía Kachchhapaghata. El templo de mayor tamaño está formado por un pórtico dividido en dos plantas y una sección central de tres pisos, con una planta de doce esquinas. Carece de ikhara, pero su pórtico está coronado por una bella samvarana (pirámide hecha de varias capas de elementos campaniformes, rematadas por una flor de loto). El templo de menor tamaño, es un pabellón abierto y coronado también al estilo samvarana, que recuerda a las mandapas (salas) de los templos de Khajuraho.

Templo Sas Bahu (grande), año 1092-93, Fuerte de Gwalior

En el lugar donde se alza ahora el Vikram Mahal (el palacio de Vikram) se encontraba el mandir (templo) de Vikram, que fue sede de un templo dedicado a Ṥiva. Fue construido por Vikramaditya Singh, el hijo del Maharaja Man Singh Tomar, en el siglo XV, pues era un devoto de esta deidad. El templo fue destruido durante el período mogol, levantándose en su lugar un palacio que lleva su nombre, sin embargo, actualmente, en el espacio abierto al aire libre delante del mismo, se ha reanudado el culto a Ṥiva de nuevo.

En cuanto a la arquitectura civil, uno de los palacios hindúes más antiguos y mejor conservados es el espléndido Man Mandir, construido por Man Singh Tomar. Su entrada por la magnífica Hathi Pol (Puerta de los Elefantes) se abre en el ala Este del edificio, decorado con seis torres circulares coronadas por chhatris (templetes de esbeltas columnas rematados por un techo cupular). Los muros están decorados con marquetería, figuras de animales y azulejos cerámicos esmaltados en color azul principalmente. El palacio aunque pequeño, posee dos grandes patios rodeados por salas a dos distintas alturas.

Palacio Man Mandir, 1486-1516, Fuerte de Gwalior

La zenana (zona del palacio reservada a las mujeres) tiene vistas a los dos patios a través de una galería protegida por una celosía, y uno de ellos tiene un gran tejado inclinado soportado por ménsulas en forma de animales.

En las dos plantas subterráneas se hallan los serdab (habitaciones para el verano, frescas y sombrías). Su interior está decorado con parteluces, balaustradas, arquitrabes labrados, bóvedas planas, bandas y paneles decorados con motivos florales y geométricos.

Hathi Pol (Puerta de los Elefantes)

A continuación del maravilloso Man Mandir se levanta el Jahangiri Mahal, un edificio palaciego cuadrangular oblongo que mide 88 x 55 metros. Las habitaciones, muy pequeñas en dimensiones, se colocan en tres de sus lados. Se cree que el nombre original de este edificio podría ser Sher Mandir, ya que Hiraman Munshi escribe que Sher Shah tuvo su residencia por un tiempo en Gwalior y que construyó Sher Mandir y un estanque de agua. Efectivamente hay un estanque en el Jahangiri Mahal que hizo que se sugiriera esta hipótesis. También se dice y parece cierto, que según cuenta Hiraman, se aconsejó a Jahangir que destruyera este templo y que construyera su propio palacio. Sin embargo, eso nunca se realizó, pero probablemente realizó algunas restauraciones para su uso como palacio y cambió el nombre a Jahangiri Mahal.

Estanque de agua en el Jahangiri Mahal, Fuerte de Gwalior

A los pies del fuerte se encuentra el Gujari Mahal, el palacio construido por el Maharaja Man Singh Tomar para su esposa favorita popularmente conocida como Mriganayini. Ella era una Gujar por casta, de ahí el nombre del palacio, Gujari Mahal. Este edificio está construido en dos plantas. El interior del palacio tiene un enorme patio abierto en el centro con pequeñas salas y habitaciones que rodean el patio. En medio del patio, hay una sala subterránea de dos pisos. En en una de estas salas es donde se exhibe la Dama de Gyaraspur, una bella e impresionante estatua femenina del siglo IX, encontrada aquí en 1933 durante una excavación, y que está considerada como la Mona Lisa de India por su sonrisa, siendo en realidadad una representación de la ninfa celestial Shalabhanjika. Actualmente en este palacio se aloja un museo, y su visita es muy atractiva por las interesantes y bellas estatuas vinculadas al culto de Ṥakti y sus asistentas las yõginīs.

El Karan Mahal es otro monumento significativo en este baluarte, fue construido por el segundo rajá de la dinastía Tomar, Kirti Singh, que gobernó desde 1480 hasta 1486, también conocido entre los historiadores musulmanes como Karn Singh, de ahí el nombre del palacio construido en un tradicional estilo hindú. Es un edificio de dos pisos que contiene solo una habitación grande que mide 13 x 8,5 metros. El techo de esta sala se apoya en dos filas de pilares y fue probablemente utilizada como el darbar (sala de la corte) del rajá. A los lados de ella hay dos salas de dimensiones más reducidas. El extremo norte del palacio tiene muchos baños, tanto para agua fría como caliente, encontrándose restos de pinturas en algunos de ellos. En la gran sala no se han encontrado decoraciones, sin embargo, las paredes tienen muchas capas de revestimiento blanco que habrían ocultado pinturas, si las hubiese.

 

Vía| Siliotti, A., Norte de la India, Editorial Libsa, Madrid, 2005

Imagen| Templo Sas Bahu, Palacio Man Mandir, Hathi Pol, Estanque del Jahangiri Mahal

En QAH| El Jainismo, El arte medieval en India, El ritual en el templo Hindú

RELACIONADOS