Cultura y Sociedad, Historia 


Frases que han hecho historia (III): “LLora como mujer lo que no supiste defender como hombre”

 

Continuamos con frases que han hecho historia y nos trasladamos a 1492, y más concretamente a las afueras de Granada, donde un rey derrotado camina hacia el exilio con lágrimas en los ojos. Mientras tanto escucha que le dirigen una dura sentencia: Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”. ¿Quién la pronuncia?, ¿hacia quién va dirigida? y ¿por qué?

Boabdil, el rey chico de Granada

Boabdil, el rey chico de Granada

En primer lugar debemos situarnos en la fase final de la Reconquista de la Península Ibérica, la toma de Granada por parte de los Reyes Católicos (Isabel de Castilla y Fernando de Aragón). La conquista del Reino de Granada fue un largo proceso, donde las fuerzas cristianas supieron aprovecharse de los conflictos internos granadinos entre  Muley Hacén, el Zagal y Boabdil. Muḥammad XII fue el último rey de Granada, más conocido como Boabdil o Boabdil el Chico por los cristianos. Se sublevó contra su padre en 1482 y consiguió acceder al trono, aunque continuarían las disputas contra su padre y su tío, quienes se consideraban legítimos reyes de Granada.

La guerra entre cristianos y musulmanes tuvo sus principales momentos en las conquistas de Ronda (1485) y Málaga (1486) por parte castellana. El sitio final de la ciudad de Granada, de abril de 1491 a enero de 1492,  culminó con la rendición final de Boabdil, el último monarca del último reino musulmán de la Península Ibérica.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/isabel/isabel-como-fue-asedio-malaga/2150473/

Rendición de Granada, por Francisco Pradilla

Rendición de Granada, por Francisco Pradilla

Para la toma de Granada se elaboró una capitulación otorgada por los Reyes Católicos. Las capitulaciones para la entrega de Granada se elaboraron por ambas partes y constaban de 77 artículos en los que se renunciaba a la soberanía musulmana pero se garantizaba una serie de derechos, así como, la tolerancia religiosa. En ellas se hablaba de que serían entregadas todas las fortalezas, puertas y torres de la ciudad, que se permitiría el libre comercio de los árabes sin ningún impuesto añadido, se comprometía a respetar todos los ritos de la religión islámica sin destruir mezquitas y avalaba una convivencia pacífica entre cristianos, musulmanes y judíos.

La reina Aixa, representada en la obra de Manuel Gómez-Moreno Salida de la familia de Boabdil de la Alhambra (1880) como personaje central del cuadro.

La reina Aixa, representada en la obra de Manuel Gómez-Moreno Salida de la familia de Boabdil de la Alhambra (1880) como personaje central del cuadro.

El mismo día que las tropas cristianas entraron en la ciudad, el rey granadino Boabdil entregó las llaves de la ciudad y marchó para no volver jamás. Las capitulaciones anteriormente firmadas no fueron respetadas y pronto la tolerancia hacia el Islam disminuyó hasta la expulsión definitiva de los moriscos en 1609.

Cuenta la leyenda que al salir de Granada camino del exilio, Boabdil volvió la cabeza para ver su querida ciudad por última vez y lloró, escuchando a Aixa, su madre, decir: “Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”.

 

Vía| NotaCulturaldeldía, HistoriaSigloXX, ElUltimoReino

Más información| MATA CARRIAZO, J. En la frontera de Granada, Granada, 2002

Imágen| BoabdilRendición de Granada, Salida de Granada

Vídeo| ¿Cómo fue el asedio de Granada?

En QAH| La Descendencia de los Reyes Católicos (III): Sucesión en las coronas de Castilla y AragónTerritorio de al-Ándalus (IV): la organización hasta el Reino nazarí, La caída de la dinastía nazarí (I): Primera conspiraciones, Frases que han hecho historia: “París bien vale una misa”, Frases que han hecho historia (II): “Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”

RELACIONADOS