Cultura y Sociedad, Historia 


Francisco Franco y D. Juan de Borbón. Un encuentro histórico en la Semana Santa de Sevilla

 

Coincidiendo con la Semana Santa de Sevilla, me gustaría escribir sobre una de las “casualidades” históricas más curiosas que se producen en estas fechas, concretamente el Viernes Santo por la mañana. En la popular calle Adriano, muy próxima a la Plaza de Toros de Sevilla,  se produce un hecho cargado de simbología. En sentido metafórico, Don Juan de Borbón y Francisco Franco se saludan respetuosamente, a pesar de que en vida su relación no fue buena. ¿Pero cómo es posible tal hecho?

Para encontrar la respuesta hay que remontarse a la época de la Guerra Civil Española y a la etapa de la dictadura franquista. Durante estos años, la implicación de las cofradías de Semana Santa en la vida social era un hecho, ya que son instituciones vivas que interactúan con la sociedad. De este modo con la victoria nacional en la guerra, numerosas Hermandades se vieron identificadas con el estamento militar, siendo muchas de ellas creadas por personas pertenecientes al Ejército.

La Virgen de la Caridad de la Hermandad del Baratillo, con el fajín de cuatro entorchados de Francisco Franco

La Virgen de la Caridad de la Hermandad del Baratillo, con el fajín de cuatro entorchados de Francisco Franco

Como ejemplo se puede citar a la Hermandad de la Paz, fundada en 1939, año de la victoria nacional en la guerra, sus titulares (el Cristo de la Victoria y la Virgen de la Paz) hacen alusión a dicho acontecimiento. Así mismo, la Hermandad de San Gonzalo recibe esta denominación porque lleva el nombre de pila del general  Queipo de Llano, líder de la sublevación militar en Sevilla. Por otro lado, la entrega de numerosos objetos militares a los tesoros de las Hermandades fue una práctica habitual durante la época de Franco. Una de las prendas más donadas fueron los fajines militares.

Esta prenda es utilizada por las Vírgenes de los pasos de Palio en la Semana Santa. En los fajines se puede distinguir la graduación militar, según el número de entorchados que estén bordados. La máxima graduación militar, capitán general de los ejércitos,  se identifica con cuatro entorchados. En la Semana Santa sevillana se pueden ver dos fajines con esta graduación militar.

Uno de estos fajines lo encontramos en la Hermandad del Baratillo, en el Arenal sevillano. Fue donado en el año 2000, por la duquesa de Franco, María del Carmen Franco Polo. Con ello quería expresar su devoción a la Virgen de la Caridad, entregando a la Hermandad el fajín de su padre, Francisco Franco, de gran valor sentimental para ella.

El otro fajín de capitán general de los ejércitos que existe en la Semana Santa pertenecía a D. Juan de Borbón, padre del actual rey D. Juan Carlos I. Este fajín fue donado en el año 1998 por la Condesa de Barcelona,  Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, a la Virgen de la Esperanza de Triana, cofradía muy ligada a la Marina española, a la cual tenía una gran devoción.

Debido a estas donaciones cada Viernes Santo por la mañana, cuando la Esperanza de Triana hace su saludo de rigor a la Virgen de la Caridad del Baratillo, se colocan frente a frente dos fajines de dos personas que han marcado en cierto modo la Historia de España. El de Franco como Jefe del Estado durante cuarenta años frente al de D. Juan de Borbón, candidato al trono español durante la dictadura, condenado al exilio durante la etapa franquista.

Como conclusión me gustaría añadir que a pesar de la vinculación de numerosos objetos pertenecientes a las Hermandades de Semana Santa con la dictadura franquista, hay que separar la ideología política de lo verdaderamente histórico, o incluso en este caso, religioso.

 

Vía| Geniz, Diego Jesús, Los Fajines de la Memoria, Pasión en Sevilla, Número 1, Editorial ABC, Sevilla, Noviembre 2007.

Imagen| Virgen de la Caridad de la Hermandad del Baratillo

En QAH| El Periplo de la Virgen Macarena durante la II República

 

RELACIONADOS