Patrimonio 


Francesca da Rimini y Paolo Malatesta

Muchos ya sabrán nada más leer el título quienes fueron estos dos personajes y su trágico final. Y me imagino que lo sabrán porque habrán leído la Divina Comedia de Dante, donde en el Canto V se narra la historia trágica de amor de estos dos amantes.
La Divina Comedia de Dante es uno de los grandes clásicos de la literatura universal. Esta obra magistral sirvió de inspiración para otro tipo de manifestaciones artísticas como la literatura, el teatro, la música, la pintura, la escultura o el cine. Y es aquí, en este artículo, donde se expondrán algunos ejemplos de esa inspiración en la pintura, ya que el tema de Francesca da Rimini y Paolo Malatesta fue un tema tratado por pintores franceses del siglo XIX como Ingres o Cabanel y pintores del Prerrafaelismo como Rossetti.

'Paolo y Francesca', 1857, Gustave Doré.

‘Paolo y Francesca’, 1857, Gustave Doré.

Pero antes de comenzar con los ejemplos, se debe empezar por el principio de todo, ¿Quiénes fueron Francesca da Rimini y Paolo Malatesta? La historia de estos personajes se ubica en la Italia del siglo XIII, y que a Dante le sirve de inspiración para el Canto V de la Divina Comedia. Francesca da Rimini, hija de Guido de Polenta y señor de Rávena, fue obligada a casarse con Gianciotto Malatesta, un ser deforme y malvado, pero ésta se enamoró de su cuñado, Paolo Malatesta. El trágico final de ambos llega cuando son descubiertos por el marido de Francesca.
Dante se inspira en este hecho que sucedió en su época para el Círculo de los Lujuriosos, en el Canto V de la Divina Comedia. En este Canto, Dante y Virgilio se encuentran con Francesca en el Círculo de los Lujuriosos, donde reciben su castigo, y es aquí donde ella les cuenta su trágica historia. Dante ubica el trágico relato entorno a la lectura de un libro sobre amor cortés: Lancelot. Ambos enamorados leen la historia de los amores de Lancelot con la reina Ginebra. En el momento del primer beso en la lectura, cuando Lancelot besa a la reina, Paolo besa también a Francesca. Así inducidos por aquella lectura, los amantes se abandonan al amor. Pero es en este momento cuando el marido les sorprende y a golpe de espada hallan su final.

Pero si tienes tanto deseo de saber cuál fue el principal origen de nuestro amor, haré como el que habla y llora a la vez. Leíamos un día por pasatiempo las aventuras de Lanzarote y de qué modo cayó en las redes del amor; estábamos solos y sin abrigar sospecha alguna. Aquella lectura hizo que nuestros ojos se buscaran muchas veces y que palideciera nuestro semblante; mas un solo pasaje fue el que decidió de nosotros: cuando leímos que la deseaba sonrisa de la amada fue interrumpida por el beso del amante, éste, que jamás se ha de esperar de mí, me besó tembloroso en la boca. El libro y quien lo escribió fue para nosotros otro Galeoto; aquel día ya no leímos más. “- Francesca da Rímini a Dante, Canto V, Círculo de los Lujuriosos, Divina Comedia.-

En 1819, Ingres pinta “Paolo y Francesca sorprendidos por Gianciotto. La literatura medieval tuvo mucho eco en Ingres y otros pintores del llamado “género trovador”. La recuperación de la Edad Media y de los amores furtivos tienen mucho que ver con el Romanticismo, que está a punto de imponerse en la escena cultural europea.

'Paolo y Francesca sorprendidos por Gianciotto',óleo sobre lienzo, 1819, Ingres. Museo de Bellas Artes de Angers.

‘Paolo y Francesca sorprendidos por Gianciotto’,óleo sobre lienzo, 1819, Ingres. Museo de Bellas Artes de Angers.

Ary Scheffer realizó una docena versiones sobre la obra Francesca da Rimini. La primera versión se encuentra en la Colección Wallace y es de 1835. Es una de sus obras más admiradas. La pintura muestra a Dante y a su guía, el poeta Virgilio, durante su paso por el Infierno. Allí ven a las almas condenadas de Francesca y Paolo en el Círculo de los Lujuriosos.

'Francesca da Rímini', 1835, óleo sobre lienzo, Ary Scheffer. The Wallace Collection ( Londres)

‘Francesca da Rimini’, 1835, óleo sobre lienzo, Ary Scheffer. The Wallace Collection ( Londres)

El pintor escocés William Dyce en 1837 realizó un cuadro con el mismo tema. En esta ocasión al marido despechado no se le ve, Gianciotto fue incluido en la composición, pero actualmente solo se ve la mano en la parte izquierda, resultado de que la tela fue cortada en 1882.

'francesca da Rimini', 1837, óleo sobre lienzo, William Dyce. national Galleries Scotland

‘Francesca da Rimini’, 1837, óleo sobre lienzo, William Dyce. National Galleries Scotland

Rossetti fue otro de los artistas que representó este tema. Éste se inspira en el Infierno de Dante para realizar en 1855 una acuarela con tres escenas que se desarrolla de izquierda a derecha: Los amantes besándose; Dante y Virgilio; y los amantes, tras ser asesinados, son arrastrados al fuego del infierno. Cada escena va acompañada de texto: ‘Quanti dolci pensier Quanto disio’/ ‘o lazo’ / ‘Meno costoro al doloroso passo’.

'Paolo y francesca de Rimini', 1855, acuarela, Rossetti. Tate Gallery ( Londres)

‘Paolo y francesca de Rimini’, 1855, acuarela, Rossetti. Tate Gallery ( Londres)

Alexandre Cabanel realizó en 1870 La Muerte de Francesca da Rimini y de Paolo Malatesta. Este lienzo tiene una factura impecable y unos detalles iconográficos muy cuidados. El libro caído de las manos de la joven recuerda que, en el momento del asesinato, ambos estaban leyendo Lancelot, mientras que, escondido detrás de una espesa cortina, el asesino todavía sujeta en su mano el arma ensangrentada.

'Muerte de Francesca da Rimini y Paolo Malatesta', óleo sobre lienzo, 1870, Alexandre Cabanel. Musée d´Orsay

‘Muerte de Francesca da Rimini y Paolo Malatesta’, óleo sobre lienzo, 1870, Alexandre Cabanel. Musée d´Orsay

Pero no solo en el ámbito de la pintura este tema ha sido protagonista. En escultura, El Beso de Rodin se inspira en la misma fuente. Fue concebida originalmente como parte de las Puertas del Infierno, un proyecto monumental basado en el Infierno de Dante, y con el nombre de Francesca da Rimini, pero en 1887 los críticos de arte sugirieron el nombre de El Beso. O  el caso de la música, ya que Tchaikovsky compuso en 1876 una pieza orquestal. Así mismo el tema inspiró obras literarias, como el poema titulado Historia de Rímini (1816) de Leigh Hunt o el drama Francesca da Rimini (1902) de Gabriele D´Annunzio, que a su vez inspiró la ópera del mismo nombre de Riccardo Zadonai (1914).

 

Vía|Todo el oro del mundo, Arte y Listo , Artehistoria, The Wallace Collection, Tate Gallery, Musée d´Orsay.
Más información| ALIGHIERI, D., Divina Comedia, Colección Austral, 2009.
Imagen| Paolo y Francesca ( Doré), Paolo y Francesca sorprendidos por Gianciotto ( Ingres), Francesca da Rimini ( Scheffer), Francesca da Rimini ( Dyce), Paolo y Francesca da Rimini ( Rossetti), Muerte de Francesca da Rimini y Paolo Malatesta( Cabanel).
En QAH|Tristán e Isolda, un amor de leyenda.

RELACIONADOS