Coaching Profesional, Cultura y Sociedad 


Foxconn. El lado oscuro de las producciones de bajo coste.

Múltiples multinacionales situan sus fábricas en países como China, donde los costes, y sobre todo la mano de obra son muy baratos.

Foxconn, una de tantas industrias de producción masiva que está situada en  Shenzhen, se encarga de elaborar artículos electrónicos para compañías como Apple, Dell, HP o Nokia. Estadísticas muestran que sobre un 50% de los productos comprados en occidente son producidos en esta áera. Se trata de un enclave comercial donde las plantas de producción están situadas al lado de los altos bloques de dormitorios para empleados. Desde su instauración, dicha base ha estado rodeada de una inmensa polémica debido a la alta tasa de suicidios de empleados.

La versión de los trabajadores es brutal.  Dado que la mano de obra humana es más barata que la inversión en maquinaria, ellos son sometidos a realizar tareas mecánicas y repetitivas ,como unir cables o atornillar, para la cadena de producción de dispositivos electrónicos durante turnos muy por encima de lo legal, llegando hasta las 70 horas semanales. Es tal la mecanización del proceso que muchos de ellos terminan manifestando patologías motoras al  seguir repitiendo automáticamente dichos movimientos tras terminar sus turnos. Por supuesto, todo ello, añadiendo las irrisorias pagas de 900 yuan (100 euros) al mes.

Además de reclutar personal demasiado joven (hasta los 13 años de edad), lo mantienen con unas condiciones infrahumanas. Durante los turnos de trabajo tienen terminartemente prohibido hablar bajo cualquier circunstancia. Quebrantar dicha norma tiene consecuencias como sufrir reprimendas en público, amonestaciones o incluso el despido.

En torno a 400.000 empleados viven en el mismo complejo situado al lado de las fábricas. Aunque los altos cargos argumentan ofrecer servicios como piscinas y clubes sociales, los empleados alegan que las condiciones del agua no son higiénicas y además no tener tiempo para poder disfrutarlos. Dichas situaciones de stress, escasa relación social y mínima realización profesional han dado lugar a múltiples suicidios de empleados saltando desde lo alto de los bloques. En el siguiente fragmento del noticiario de la cadena de televisiión Al Jazeera se muestra la situación tal y como está ocurriendo.

Terry Guo, el presidente multimillonario de Foxconn, defiende a la compañía explicando que los empleados disponen de tres piscinas (para 400.000 personas) donde poder nadar y de varios servicios de tiempo libre. Añade que la mayoría de estas personas, a pesar de vivir alejadas de sus familias, trabajan allí voluntariamente y viven en mejores condiciones en estas instalaciones que en sus ciudades de origen. También alega que la tasa de suicidios dentro de la compañía es más baja que la media nacional en China y que por lo tanto no debe verse como un problema. Mientras tanto, y por si acaso, la única medida que han tomado para evitar los suicidios es instalar redes en torno a los edificios para evitar que los empleados mueran al saltar.

¿Cuál crees que es nuestro papel como consumidores?

 Vía| The crimes of the Chinese, Foxconn, Steve Jobs, and ourselves.

Más información| The telegraph: A look inside the Foxconn suicide factory,   Four Foxconn workers suicide attpemps in a month

En QAH| El Coltán: La otra cara de la tecnología, Política del hijo único en China, Tu ropa esta sucia. ropalimpia.org

Imagen| eisconsulting,  danielbahl,  tommytoy

RELACIONADOS