Patrimonio 


Fotógrafas españolas III: Elisa González Miralles

Elisa González Miralles es una fotógrafa madrileña que nació en 1978. No es hasta 2005 cuando presenta su primer trabajo fotográfico, Luz y Tanaka, en el Festival Internacional de Fotografía de Roma. Un año más tarde se especializa en la fotografía documental, con un máster en la Escuela EFTI de Madrid. En los primeros años de su carrera (2005-2006) recibe premios y becas, como el World Press Photo, Asian Europe Foundation y Philippines Centre of Photojournalism, para formar parte del proyecto Urban Youth en Manila (Filipinas), donde lleva a cabo el reportaje Dancing Manila, que refleja la vida de jóvenes estudiantes de la escuela de baile Step Dance Studio, Makati.

Recuerdos sin memoria, 2007

Recuerdos sin memoria, 2007

Es en este momento cuando inicia lo que será uno de sus grandes proyectos: Recuerdos sin memoria (2007), que capta la vivencia día a día de una enferma de Alzeimer durante 3 años. En este trabajo se sumerge en la progresiva degeneración mental y física de estos enfermos, algo que tenía muy cercano ya que su abuela María la sufría. Estas fotografías muestran tanto a la protagonista, como al resto de personas implicadas en esta enfermedad, hasta que en las últimas solo ilustran a su abuela sola, como metáfora de lo que produce el Alzeimer. Con Recuerdos sin memoria ganó el premio Fotopres de la Fundación Caixa de Cataluña en 2007, y este trabajo se expone en Barcelona y en otras ciudades españolas.

Un año más tarde presenta su trabajo Psicometrías en el teatro García Lorca de Getafe, Madrid y recibe el primer premio de fotografía Unicaja de Almería, por su trabajo China Town. Su trabajo es seleccionado para exponerse durante el festival de SevillaFoto 2009. Su trabajo Detrás del cristal se exhibe en la galería Tolmo de Toledo. En verano de 2009 funda la academia MADPHOTO con Damián González y Manolo Yllera. En 2010 expone en el castillo de Peñafiel su obra Detrás del cristal. En julio de 2011 expone su nuevo trabajo Sobre mis pasos en la Galería Rina Bouwen de Madrid, dentro del programa de PHotoEspaña 11.

Wanna Be, 2015

Wanna Be, 2015

No obstante, y con todo este gran bagaje a sus espaldas, uno de sus trabajos más conocidos es Wanna Be (2015-2016), proyecto que ha sacado a la luz estos últimos años, pero que tiene como origen uno de sus primeros viajes a Japón en 2002, momento en el que todavía no se dedicaba a la fotografía. Sin embargo, el fenómeno de las baby dolls japonesas llamaría la atención de la artista, que volvería a Japón en 2013, y en más ocasiones hasta 2016. Wanna Be es un su gran segundo proyecto artístico, tras Recuerdos sin memoria (2007). Versa sobre estas muñecas de índole sexual que han generado el deseo de muchas jóvenes japonesas de parecerse a éstas.

Wanna Be, 2015

Wanna Be, 2015

El simbolismo de este paradigma interesa a la fotógrafa por los siguientes motivos: “El mito de la mujer muñeca presenta una idealización de lo femenino que nos obliga a todas a responder a unos imperativos morales y estéticos inalcanzables. Es una mujer sintética que nunca ve alterada su anatomía, es un ideal de mujer que tiene todas las virtudes que se le exigen a un cuerpo femenino- como belleza, juventud y sensualidad-, pero ninguno de los indeseables signos que presentan las mujeres reales, como la vejez, el embarazo o la menstruación”. Como bien señala el crítico Jesús Micó sobre Wanna Be, es un proyecto donde se pueden encontrar temas como la identidad individual, pero a la vez la colectiva, la tradición, el peso de las costumbres, la presión social, y la cosificación del cuerpo de la mujer. Las imágenes de estas son acompañadas por las de un pez globo, que aguarda el significado ya que el veneno de este animal te paraliza los músculos hasta que falleces, y a Elisa González Miralles “le parecía un símil con la sociedad japonesa que envenena a las mujeres convirtiéndolas en muñecas”.

Wanna Be, 2015

Wanna Be, 2015

Es interesante destacar que Elisa González Miralles considera una fase importante de su trabajo la edición de las imágenes. La realización de un trabajo comienza con un disparo intuitivo sobre la realidad que quiere captar, para después centrarse en analizar y editar hacia donde quiere centrar su proyecto. Wanna Be ha sido recientemente expuesto en una muestra en la Sala Canal Isabel II en Madrid, y seleccionada por el comisario Jesús Micó como uno de los 6 fotógrafos principales de ésta en Un cierto panorama -Reciente fotografía de autor en España- desde mayo a julio de 2017, junto a una extensa selección de artistas como Irene Cruz, Mar Sáez, Manu Trillo, Teo Barba.

La trayectoria de Elisa González Miralles ha comenzado hace apenas diez años, sin embargo, tiene trabajos de extraordinaria calidad como Recuerdos sin memoria o Wanna Be, y seguramente nos siga sorprendiendo en el futuro con sus siguiente producciones.

Vía|MICÓ, Jesús, Un cierto panorama-reciente fotografía de autor en España, cat. exp. Sala Canal Isabel II, Madrid, 2017.

Imagen| Recuerdos sin memoria, Wanna Be 1, Wanna Be 2, Wanna Be 3

RELACIONADOS