Economía y Empresa 


Fórmula 1: deporte, glamour y negocio

Las carreras de Fórmula 1 son hoy el acontecimiento deportivo que mayor facturación registra en el mundo: su valor como marca ronda los 7,6 millones de euros, y por ello se han convertido en una plataforma global de insuperable visibilidad para empresarios y marcas. La internacionalización de este impacto debe su mérito a Bernie Ecclestone, actual presidente y máximo ejecutivo de Formula One Group, quien empezó en el mundillo del motor como mecánico y en la actualidad tiene un sueldo que ronda los seis millones de euros.

Formula One Group es la entidad encargada de la promoción del campeonato y controla los ingresos comerciales de la competición a través de Formula One Administration (FOA), propietaria de los derechos, y de Formula One Management (FOM), que gestiona su explotación. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) renovó el pasado mes de septiembre su acuerdo con Formula One Group mediante un nuevo ‘Pacto de la Concordia’ que estará vigente hasta el año 2020; en él se establecen las bases de la relación entre los principales actores de los grandes premios en las áreas financieras, de promoción y televisión. A través de un entramado de compañías, FOM obtiene unos ingresos que provienen fundamentalmente de cuatro fuentes:

  •  Promotores: el canon para convertirse en la sede de un gran premio es, en principio, “confidencial por contrato”. Hay lugares míticos, como Mónaco, a los que no se le exige cantidad alguna mientras que las pistas de reciente incorporación pagan una cifra que ronda los 40 millones de euros. El destino principal son países emergentes como Rusia u otros desconocidos y muy ricos como Abu Dhabi o Bahréin. Esta parte del negocio supone aproximadamente un tercio de los 1.200 millones de euros que facturó FOM en 2012.
  • Derechos televisivos: más de 500 millones de personas disfrutan del espectáculo a través de más de 37 cadenas de TV de todo el mundo, que generan derechos televisivos por encima de los 300 millones de euros dependiendo de distintos factores: audiencia, mercado potencial, piloto de éxito de ese país…. En España, Fernando Alonso consiguió reventar los audímetros y colocar a los anunciantes en lista de espera. Las televisiones que no pagan derechos tienen restringida la información a un pequeño resumen que solo puede utilizarse en programas informativos.
  • Publicidad estática y esponsorización: todo está cuidadosamente medido y calculado para garantizar el máximo impacto en los telespectadores: letreros visibles en cada pista, zonas que permiten la visibilidad de un solo anunciante cuando la cámara apunta a una curva y prohibición de faldones y textos que no sean los contratados.
  • Paddok Club: la zona VIP que suele estar ubicada en la azotea del edificio de boxes se ha convertido en un verdadero centro de negocios para importantes empresarios: se trata de  un mercado comercial lleno de oportunidades para incrementar fortunas a través del denominado ‘networking’. El acceso a estas zonas varía según la demanda del lugar; suele rondar los 3.500 euros, aunque el de Abu Dhabi, el más caro, asciende a 4.500 euros.

fc3b3rmula-1Un análisis financiero de las escuderías se convierte en una tarea difícil por la opacidad que envuelve el negocio; cada una dispone de un presupuesto diferente que varía en función de múltiples factores. Se estima que los gastos de un equipo de la zona alta ronda los 328 millones de euros por temporada y los ingresos se mueven dentro de cuatro vías fundamentales:

  •  Patrocinio: Ferrari llega a ingresar más de 295 millones de euros por temporada, un 60% de sus ingresos totales, porcentaje altísimo si lo comparamos con la media de los equipos, que se sitúa en torno al 35%. Curiosamente, en el caso de Red Bull —campeón del mundo en los últimos tres años tanto en la categoría de pilotos como en la de constructores— las retribuciones por este concepto no llegan al 20% de sus ingresos.
  • Prize Money: los equipos se repartieron en el 2012 el 50% de los beneficios netos obtenidos, y este año recibirán el 63% con el nuevo Pacto de la Concordia (la cifra rondará los 518 millones de euros). Ferrari es el equipo que más dinero percibe debido —además de por la clasificación final en el campeonato de constructores— a su contribución histórica en dicho deporte.
  • Aportación de los dueños: ampliar la cuota de mercado o establecer relaciones con importantes empresarios de todo el mundo son razones suficientes para llevar a los dueños de las marcas a invertir en el negocio. Son variables en cada equipo y en algunos casos representan hasta el 15% del total de ingresos.
  • Pilotos con aval: aquellos que aportan sus propios patrocinadores al equipo y se han convertido en relevantes en los últimos años. El patrocinio que el Banco Santander ofrecía a Fernando Alonso, por ejemplo, fue uno de los elementos clave para que recalase en Ferrari.

El que una escudería sea rentable o no depende de una buena gestión, y los expertos aseguran que sólo cuatro equipos gozan de buena salud económica: Red Bull, Ferrari, McLaren y Mercedes. Las escuderías pequeñas no pueden destinar ni una décima parte de lo que invierten los ‘top teams’ al desarrollo del monoplaza; la introducción de los motores turbo y el retorno de las pruebas elevará los presupuestos de la próxima temporada y los equipos deberán conseguir una suma adicional de más de 15 millones de euros que no garantizará mejores resultados.

La polémica sobre el límite de gasto para fomentar la igualdad en la Fórmula 1 está abierta; algunos consideran fundamental un control de costes y una reducción en el presupuesto para mejorar la competitividad y poder seguir así disfrutando del gran espectáculo: 11 escuderías en la parrilla y 22 coches en pista generando un círculo de negocios que mueve más de 4.000 millones de euros por temporada.

Vía/ 20 minutos

Más información/ Motor pasión, F1 by Riki, Jot Down

Imagen/ entérate online

RELACIONADOS