Trending 


¿Formar parte de las redes sociales profesionales?

Dentro de la maraña de redes sociales con las que convivimos, destacan por su crecimiento las llamadas “redes sociales profesionales”.  Comunidades virtuales como LINKEDIN, que han visto multiplicarse sus usuarios por cientos de miles en los últimos años y han aumentado y mejorado sus funcionalidades hasta crear un autentico “mercado de trabajo”  online en el que millones de profesionales de todo el mundo comparten sus perfiles profesionales mientras tejen una red de contactos con otros profesionales de similares características e interactúan entre ellos para estar al tanto de lo que sucede en el entorno profesional.

En estas “redes sociales profesionales” no tenemos amigos como en Facebook o Twitter, en Linkedin tenemos “contactos”.  Muchos son también amigos, pero en su mayoría serán colegas de profesión, contactos del trabajo y profesionales de nuestro mismo sector o con actividades similares.

Las “redes sociales profesionales” son ya una herramienta imprescindible tanto en la búsqueda de empleo como en la selección de personal.

Muchos expertos en recursos humanos coinciden en afirmar que estas redes sociales son ya su principal referencia a la hora de seleccionar candidatos. El profesional sin perfil en Linkedin es ya una figura en extinción.

Para el profesional en busca de empleo no hay mejor escaparate.  Una exposición gratuita que coloca su perfil profesional al alcance de miles de reclutadores y además le permite compartir con otros profesionales conocimiento, experiencias e información de utilidad.

at-217785_150

Pero como en otras redes sociales, en las profesionales también hay que valorar una serie de cuestiones antes de volcarse en ellas.  El principal inconveniente que encuentran muchos profesionales es que estas redes sociales pueden llegar a convertirse en una pérdida de tiempo.  Las redes sociales de cualquier tipo consumen mucho tiempo. Además, en estas redes sociales profesionales en las que compartimos nuestro perfil y nuestra imagen profesional, se exige una regularidad en la gestión del perfil, actualizándolo, añadiendo contactos y manteniendo una actividad mínima. En definitiva, una inversión de tiempo y atención que mantenga a nuestro “ser profesional” en movimiento y evite una peligrosa sensación de abandono.

Hoy por hoy, la opinión más extendida es que la presencia del profesional en las redes sociales especializadas es necesaria ya que la propia retroalimentación en que se basa el funcionamiento de estas redes así lo aconsejan, pero antes de aventurarnos tengamos claro que será nuestra imagen profesional la que compartamos y por tanto la que deberemos comprometernos a cuidar.

y tú ¿qué harías?

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/102536/aumentar-mi-presencia-redes-sociales-profesionales"]
RELACIONADOS