Economía y Empresa 


FoodTech: comida con sabor a tecnología

Doce comensales llegan al Hotel Hard Rock Ibiza para disfrutar de un espectáculo de alta cocina. Tras tomar el aperitivo en una salón estilo vintage, son invitados a entrar en un teletransportador; una entrada misteriosa que da acceso a una sala principal decorada con una mesa en el centro, doce sillas y luces fluorescentes blancas, grises y azuladas. El objetivo: ofrecer un viaje gastro-sensorial irrepetible con parada en el fondo del Océano, una carpa de circo, una biblioteca, el Orient Express o la discoteca más loca y divertida, ¡sin moverse de la silla! Así arranca el gastro-show Sublimotion, un sueño nacido en el taller de investigación del chef madrileño Paco Roncero; alta cocina que se fusiona con realidad virtual, artes escénicas y montajes audiovisuales para elevar la gastronomía a un universo multisensorial: ¿puede un menú emocional y gustativo justificar un coste de 1.500 euros por persona?

FoodTech: Tecnología puntera y cocina

FoodTech: Tecnología puntera y cocina

A priori la alimentación podría parecernos poco tecnológica porque no podemos quitarnos la sed con un vaso de agua virtual o conectar legumbres a internet. Sin embargo, la conjunción del sector de la comida “Food” con el tecnológico “Tech” ha dado lugar al mercado FoodTech, un espacio de negocios abierto a la innovación. En 2015 la inversión en tecnología aplicada al sector de la alimentación superó los 5.800 millones de dólares en el mundo, el doble que el año anterior. Las FoodTech startups están poniendo en marcha propuestas disruptivas y rediseñando la manera en que se cultivan, compran y comen los alimentos. Existen ya tendencias que sin duda marcarán el futuro:

  • Transparencia: la tecnología nos ayudará a saber exactamente qué comemos. Google ha patentado un sistema que indica cuántas calorías tiene un plato al fotografiarlo y TellSepc está creando espectómetros de bolsillo que detectan pesticidas o metales en un alimento.
  • Trazabilidad: la Nanotecnología creará alimentos inteligentes que proporcionarán información en tiempo real sobre el camino que ha recorrido un producto desde su recolección hasta la mesa.
  • Food delivery: un dron nos llevará a casa una pizza o un plato de alta gastronomía.
  • Big Data: el análisis de millones de cartas de restaurantes y del comportamiento del consumidor ante los platos, permitirá conocer hasta qué punto un comensal pagaría o probaría un plato según la zona donde se encuentre.
  • Nutrigenética: se aprovechará el mapa genético para enfocar nuestra alimentación permitiendo, por ejemplo, que a través de un dispositivo incorporado al cuerpo podamos detectar productos aliados a nuestro ADN al entrar en un supermercado.
  • Restaurantes Tech: nos sentaremos ante mesas inteligentes, las cartas se personalizarán según nuestro ADN, se imprimirán platos en 3D y tendremos experiencias gastronómicas con realidad virtual y hologramas.
  • Smart-kitchen: los chefs virtuales nos prepararán un plato y todo en la cocina estará conectado.
  • Coaching nutricional: un asistente virtual nos propondrá menús según nuestros gustos, consumo de calorías o alergias. Monitorizaremos nuestra salud con dispositivos adheridos al cuerpo o implantados.

Ha llegado el momento de la alimentación: la tecnología ha llamado a las puertas de restaurantes y cocinas. La industria FoodTech se ha convertido en una de las mayores oportunidades de negocio en este momento y está revolucionando el mercado con nuevos productos y servicios: cocinas integradas en redes sociales, balanzas capaces de evaluar el valor nutricional de una comida, sensores que detectan si un alimento está libre de pesticidas o cinturones que nos avisan y aprietan cuando hemos comido mucho son ya una realidad.

Te invito a una hamburguesa impresa en 3D: ¿te atreves?

Vía| dir&ge

Más información| emprendedores, Cinco Días, Alimentaria, Sublimotion

Imagen|Revistaral

RELACIONADOS