Blog, Entrevistas 


Félix Arteaga: “En Siria se está interviniendo desde el principio”

Félix Arteaga es Investigador Principal de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano. Su trabajo de investigación se centra en la formulación de políticas de seguridad y defensa, conflictos armados y asuntos estratégicos.  Este experto analiza para Qué Aprendemos Hoy  las claves de la posible intervención militar en Siria anunciada por Obama, así como sus consecuencias en el rumbo del conflicto y en toda la región.

 

¿Cuáles serían las posibles consecuencias de una intervención militar en Siria?

Según los objetivos de la intervención militar, la contestación del régimen y de sus aliados podría ser más intensa en la medida que peligrara el régimen (desde no hacer nada si el ataque es testimonial hasta usar abiertamente sus arsenales químicos o desestabilizar Líbano, Jordania o Israel). Sea cual sea la respuesta, EEUU sería responsable del resultado y del estado final de la guerra civil (caos, insurgencia…)

 ¿Cómo se vería afectada la región?

La región ya está desestabilizada: guerras civiles en Siria e Irak, enfrentamientos sectarios en Líbano y Kurdistán; tensiones en Jordania y Egipto…

Jordania puede verse atacada directamente por Siria en represalia por su apoyo a los rebeldes. Es difícil que esto ocurra con Israel, pero Hezbolá podría reanudar el hostigamiento sobre la frontera del Líbano y abrir un nuevo conflcito.

Se alude a cuestiones humanitarias para justificar la posible intervención, ¿ por qué no han actuado antes?

Lo cierto es que resulta difícil evitar el coste humanitario de una guerra civil y la ayuda a refugiados es siempre insuficiente y tardía. Se está interviniendo desde el principio por medios no militares: diplomacia, embargo y apoyo a los rebeldes pero es difícil persuadir a las partes del uso de la fuerza cuando creen que podrán ganar usándola.

Lo que lleva a Estados Unidos a tomar acciones directas en el conflicto en este momento es el compromiso del Presidente Obama de utilizar la fuerza si se empleaban armas químicas, lo que está en juego es su credibilidad.

¿Pesa mucho la sombra de Irak y Afganistán en la opinión pública.?

Y no olvidemos la de Libia. Pesa mucho en la opinión pública, en sus representantes y en quienes tienen que tomar la decisión.

Assad asegura  que el ataque con armas químicas fue obra de los rebeldes para forzar la intervención internacional…

Es una posibilidad que se apoya en el precedente de ocasiones anteriores donde la intervención se desató con indicios forzados.

¿Qué harán  Rusia y China en caso de intervención?

Rusia, China e Irán seguirán apoyando a Siria salvo que emplee armas químicas (si lo hace podrían consentir una resolución del Consejo de Seguridad no vetando). Mientras se opondrá/criticará cualquier acción militar.

¿Con la aprobación de un Mandato de Naciones Unidas y la “Autoridad moral” que eso implica cambiaría mucho la situación?

Depende del contenido del mandato y de cómo se interprete (la “interpretación” occidental del mandato de Libia ha conducido a la situación actual)

Se ha oído a algunos comunicadores comentar la posible similitud entre el binomio Bush/Irak y Obama/Siria, ¿podría aclarar el papel de las Naciones Unidas y de las aprobaciones de la intervención en los parlamentos de los países aliados?

Naciones Unidas no puede hacer nada que sus miembros principales –con veto- no quieran hacer. Y los miembros occidentales necesitan el respaldo de la población/parlamentos para llevar a cabo acciones militares (la mayoría de los europeos precisa una autorización previa, no así en los regímenes presidencialistas de EEUU y Francia). Al no ser una acción militar en defensa propia y con dudas sobre la causa humanitaria, los líderes han buscado el apoyo/resguardo de sus parlamentos para tomar la decisión, pero han visto como se oponían (Reino Unido), dudaban (EEUU) o exigían votar antes (Francia)

¿Y que papel  juega España en todo esto?

España ha firmado la declaración de apoyo del G-20 que implica un respaldo político. Para una participación militar, que no está contemplada, precisaría contar con el respaldo del Congreso, opinión pública y partidos principales.

RELACIONADOS