Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


¿Felicidad eterna?, ¿Bienestar?, ¿Plenitud?, ¿Paz?, ¿Dónde los encuentro?, ¿Quién me lo da?

¿Se ha imaginado ser plenamente feliz todos los días de su vida, cada minuto del día?, ¿Cree que es posible ser feliz independientemente de las complicaciones diarias y de lo que no depende de uno?. Tómese unos minutos para pensarlo. Si su respuesta es ¡SÍ, EUREKA!, ha encontrado su propia fórmula de la felicidad; no hay nada más grandioso. Si su respuesta es no, no se preocupe, EXISTE.

La respuesta es: BUSCAR LA FELICIDAD INTERIOR.

¿Qué es lo único que se puede controlar?, ¿qué es lo único que se puede cambiar?  UNO MISMO, uno en CUERPO, ALMA Y MENTE.  Lo exterior no está bajo control, por ende, no se puede dejar la felicidad en manos del humor con el que se levante un jefe o del tráfico que habrá por las mañanas.

Las externalidades son circunstancias que van a suceder se quiera o no. ¿Pero, sobre qué si se tiene poder? Sobre la visión y actitud que se tenga frente a ellas. Cómo se manejan los pensamientos para sentirse bien. La capacidad que se tenga para ver lo bueno en todo, para bendecir incluso lo “malo” (aunque en realidad,  nada es malo) al verlo como camino de aprendizaje.felicidad-alejandra

También, es básico que se entienda que la felicidad no es una meta. No va a llegar el día en que no haya problemas, en que se tenga todo lo que se desea. Siempre se quiere más, es la naturaleza del ser humano. La felicidad es una emoción que se siente en determinado momento. La felicidad es el camino, es aprender a disfrutar el AHORA. La felicidad es sentirse pleno en este segundo, sin pensar en los “problemas” ni en qué pasará mañana. Es una sensación de bienestar interior que nadie puede quitarla ni alterarla.

¿Cómo lo logré? A través del yoga y la meditación, leyendo infinidad de libros de autoayuda (mi preferido “Pensar bien para sentir bien”), siendo coach y realizando sesiones de coaching a otras personas y un largo etc. Pero aclaro, esto es lo funcionó para mí. Lo que funciona para uno, no necesariamente funciona para otros. Lo importante es tener ganas de búsqueda; ansias de crecer, de mejorar, de lograr el bienestar (lo que signifique para cada uno). Sin temor de equivocarse y buscar, porque en ese ensayo y error está el mejor de los aprendizajes y el camino más seguro a encontrarla.

Sería bueno repetir día a día esta frase, apenas se abran los ojos: “Yo, al margen de las circunstancias, tengo el poder de hacerme feliz o infeliz el día de hoy. Yo soy el que decide cuál de las dos seré. El ayer está muerto y el mañana no ha llegado. Sólo tengo un día, HOY, y seré feliz en él.”

Vía|La Vanguardia, Oshogulaab
Imagen| FelicidadFelicidad Interior,
En QAH|¿Qué es el yoga?¿Crees en los beneficios de hacer meditación?
Video|Youtube:Iluminar lo interno – Osho

RELACIONADOS