Patrimonio 


Federico de Madrazo y Kuntz, II Centenario de su nacimiento

El día 9 de febrero se cumple el II Centenario del nacimiento de Federico de Madrazo y Kuntz (1815-1894), por ese motivo he querido homenajear a este pintor que fue referencia en la segunda mitad del siglo XIX en España.

Autorretrato de Federico de Madrazo y Kuntz. 1840. Museo de Goya, Castes.

Autorretrato de Federico de Madrazo y Kuntz. 1840. Museo de Goya, Castes.

Nació en Roma estando su padre, José de Madrazo, al servicio de Carlos IV como pintor de cámara, fue bautizado en San Pedro del Vaticano y apadrinado por el príncipe Federico Augusto I de Sajonia. En 1819 vuelve la familia a España cuando es nombrado su padre pintor de cámara de Fernando VII. Su padre llegó a ser profesor y director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y director del Museo del Prado. En este ambiente tan privilegiado creció Federico, lo que propició que desde joven desarrollara sus dotes como artista. Lo mis00mo ocurrió con sus hermanos, Pedro, Juan y Luís, que se dedicaron a la crítica del arte, a la arquitectura y a la pintura.

Retrato de Isabel II, 1849. Museo del Romanticismo.

Retrato de Isabel II, 1849. Museo del Romanticismo.

Federico fue un pintor precoz, ingresó como académico de mérito en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con tan solo 16 años. En 1832 va a París a estudiar pintura con Ingres, amigo de su padre, con quien adquiere un estilo romántico a la manera francesa. En 1840 se va a Roma, donde entra en contacto con el grupo nazareno y en especial con Overbeck. En 1842, terminada su estancia en Roma y cargado de laureles y de prestigio, se establece definitivamente en Madrid. Comenzó su carrera como pintor de historia para posicionarse como uno de los retratistas de mayor prestigio en el ambiente de la corte y la aristocracia de Madrid, París y Roma. Fue sin duda la máxima figura del retrato español de la segunda mitad del siglo XIX, el gran retratista oficial de la época isabelina, ya que fue pintor de cámara de Isabel II.

Pero no solo fue el gran retratista del momento en España, sino que fue dos veces Director del Museo del Prado y Presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1860 aceptó asumir la dirección del Museo Real de Pintura y Escultura hasta 1868, cuando fue destronada Isabel II con la Revolución Liberal, y no retomó tal dirección hasta 13 años después, ya restaurada la monarquía, así en 1881 fue llamado para la dirección del nuevo museo llamado Museo Nacional de Pintura y Escultura del Prado. Fue Director del museo hasta casi la fecha de su muerte en 1894.

Amalia de LLano y Dotres ( Condesa de Vilches), 1853, Museo del Prado.

Amalia de LLano y Dotres ( Condesa de Vilches), 1853, Museo del Prado.

Sus dotes excepcionales de dibujante y de pintor, la situación privilegiada de su padre dentro del arte de su tiempo y la completa y rigurosa formación que disciplinó su talento, le pusieron en condiciones únicas para llegar a ser el pintor de mayor prestigio e influencia de su generación en España. La saga de los Madrazo comenzó con su padre José de Madrazo, continuó con sus dos hijos pintores (Raimundo y Ricardo), y casó a una de sus hijas con Mariano Fortuny, por lo que es el abuelo de Mariano Fortuny y Madrazo.

Federico de Madrazo murió a los 80 años con el honor de haber sido el gran retratista de la época isabelina, inmortalizando la sociedad española de su época y a una aristocracia mundana, en cuyas bellezas encontramos reflejados los cambios de sensibilidad de varias generaciones.

El Gran Capitán recorriendo el campo de batalla de Ceriñola, 1835, Museo del Prado.

El Gran Capitán recorriendo el campo de batalla de Ceriñola, 1835, Museo del Prado.

 

Vía | Federico de Madrazo y Kuntz (Enciclopedia del Museo del Prado)

Más Información | Gonzalez Zymla, H., Perez Sanchez, A., Catálogo de pinturas de la Real Academia de la Historia, editorial Real Academia de la Historia, 2003. Lafuente Ferrari, E., Breve Historia de la pintura española, vol. 2, Ediciones Akal, 1987. V.V.A.A., Manual del Arte Español, Silex Ediciones, 2003.

Imagen| Autorretrato de Federico de Madrazo y Kuntz, Isabel II, Amalia de Llano y Dotres, El Gran Capitán recorriendo el campo de batalla de Ceriñola.

RELACIONADOS